Zero: Come fly with me, let’s fly, let’s fly away

Zero te engancha con tanta facilidad, es tan estimulante y despliega un potencial visual tan atractivo que lo único que echas en falta al final de cada episodio es algo más de duración. A veces tienes la sensación de que los títulos de crédito son más largos que la propia trama.
La webserie creada y dirigida por David Victori, ganador en Venecia del Your Film Festival de Youtube y Scott Free Productions por la perturbadora La Culpa, saca rédito del mecenazgo de los productores Ridley Scott y Michael Fassbender arreando un nuevo zarpazo de creatividad cuyo próximo paso será con toda seguridad el salto al largometraje de mano de los mismos padrinos que han depositado su confianza en esta corta pero ambiciosa webserie.

DavidVictori

¿Qué ocurriría si un día de repente la tierra pierde la gravedad de forma intermitente y progresiva? Joe (Ryan Eggold) y su hijo Aaron (Felix Avitia) están pasando por una crisis familiar provocada por la muerte de la madre del pequeño en un accidente de tráfico. Un inexplicable fenómeno gravitacional que afecta a toda la tierra les cogerá por sorpresa y pondrá a prueba su fortaleza mental y física.

ZERO-miniserie-David-Victori
Si la intención de los productores Ridley Scott y Michael Fassbender es despertar un interés viral alrededor de este nuevo universo apocalíptico y allanar el camino para que David Victori -guionista y director de la webserie– consiga sacar adelante una futura película en la que desarrollar por completo su idea, bienvenida sea la iniciativa, pero si Zero no va a ir más allá del experimento de esos fugacísimos 9 minutos en cada uno de los 4 capítulos estrenados en youtube, es posible que este rayo de esperanza para el nuevo cine de ciencia ficción se diluya como agua de borrajas. Youtube se convierte con su primera serie de producción propia en la mayor plataforma de promoción para dar a conocer proyectos nuevos y arriesgados que parten de la nada, pero las grandes revoluciones creativas no pueden llevarse a cabo de forma ambiciosa sólo desde un medio tan minoritario y restringido como la pequeña pantalla de una tablet o un ordenador.
Aquí hay material para contar una buena historia, algo realmente estremecedor, y cuando lo compruebes por ti mismo acabarás con ganas de ver más.

original

El límite en la industria audiovisual moderna es traspasar el cielo, transformar en realidad tu sueño de estrenar una gran producción patrocinada por dos pesos pesados de Hollywood, y llegar al mayor número de salas, por supuesto. Esperemos que la gravedad reparta suerte.

maxresdefault

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.