Wonders of the sea 3D: Cousteau jr. nos muestra una nueva dimensión del mundo submarino

Jean-Michel Cousteau, hijo del célebre y mítico explorador e investigador Jacques-Yves Cousteau, ha realizado junto a Jean-Jacques Mantello un fabuloso documental, titulado Wonders of the sea 3D, para invitarnos al resto de los mortales a sumergirnos en las maravillas del mundo submarino, una parte todavía muy desconocida de nuestro planeta. El objetivo principal: crear conciencia de la importancia de los océanos para nuestra supervivencia. El proyecto, que ha tenido unos cinco años de producción, ha contado con el respaldo de la Fundación de Leonardo DiCaprio, y con la producción y voz en off de Arnold Schwarzenegger, que ha acudido a presentar el proyecto a la 65 edición del Festival de San Sebastián junto a los directores. 

Jean-Michel Cousteau se sumergió por primera vez en los océanos a sus siete años, en 1945, cuando su padre Jacques le puso uno de sus equipos de buceo que  había inventado él mismo dos años atrás -y que siguen siendo los que se usan hoy en día-. Desde entonces, su vida giró entorno al océano, y acompañó a su padre en sus incontables aventuras. Y desde la muerte de Jacques-Yves Cousteau en 1997, se ha dedicado a mantener vivo el legado de su padre y a ampliarlo, a pesar de no navegar ya a bordo del Calypso.

Wonders of the sea 3D es una experiencia fascinante, que nos muestra imágenes nunca vistas de ésta forma. Se trata de un documental contemplativo con voces en off, que pretende calar su mensaje en el público a través de la belleza de sus imágenes.

En palabras de Jean-Michel Cousteau:

“Solo protegemos lo que amamos.”

Y el documental busca por ello llegar al corazón del público, para animarle a tomar consciencia de la necesidad de proteger nuestros océanos, para nuestra propia supervivencia, pues tal y como explica, el plancton de los océanos genera la mitad del oxígeno que respiramos. La importancia de los océanos es enorme, en su totalidad -incluso de estos microorganismos de las profundidades-, y nuestro devenir depende de su bienestar.

A nivel anecdótico, el propio Jacques-Yves Cousteau, en sus inicios, tiraba cosas al mar creyendo que éste lo podía absorber todo. Pero pronto, al ser de los primeros científicos en investigar los fondos del océano, se percató del error, y se terminó convirtiendo en uno de los referentes mundiales de la defensa del ecosistema y de la conservación del medio ambiente.

Cousteau padre, logró influir enormemente en cambios gubernamentales para la proteccion del medio ambiente, destacando el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, vigente hasta 2048. Cousteau hijo, lleva años siguiendo la tarea de su padre. Llegó a ser invitado a la Casa Blanca y convenció a Obama para que creara extensas áreas oceánicas protegidas. Por su lado, el mismo Schwarzenegger también creó medidas medioambientales ejemplares durante su mandato en California, como el de la ley para promover la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero en las empresas, que fue una de las primeras decisiones políticas de esta índole en EE.UU.

A pesar de ello, el film no tiene ninguna índole política, más allá de buscar la unión de la humanidad ante un tema importante al que nos enfrentamos: la preservación de nuestro planeta, nuestro hábitat, nuestro futuro. No debería haber diferencias políticas ante dicho tema, sino unión mundial, dejando de lado ideologías.

 

El documental tiene momentos bastante emotivos y melancólicos para los espectadores que hayan visto la serie de El mundo submarino que realizó su padre, pues Jean Michel nos acerca a lugares que visitó junto a su padre hace 50 años y que quedaron inmortalizados en la serie.

A destacar, principalmente la fabulosa fotografía que no debe haber sido fácil de realizar en dichas condiciones, pero que se nota que ha sido trabajada meticulosamente. A su vez, la banda sonora resulta muy animada y acompaña en todo momento a las imágenes, dotando al documental de ritmo y ayudando a alcanzar el objetivo de emocionar al espectador.

Si tenéis la ocasión de verlo en algún cine en 3D, no dudéis en hacerlo.

 

Rubén Seca

Rubén Seca

Graduado en Derecho en la Universidad de Barcelona. Master de Abogacía. Estudiante de Dirección de Cine en el ECIB.

“El cine es una enfermedad; cuando infecta tu riego sanguíneo, toma el liderazgo como la hormona más potente.”
-Frank Capra
Rubén Seca

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.