Una pastelería en Tokio: la receta de Naomi Kawase

Con su nueva película, Una pastelería en Tokio, Naomi Kawase nos presenta una historia sencilla que roza la fábula, pero como de costumbre llena de humanidad y de emociones. La directora nipón logra de nuevo una buena receta de cine realista y emotivo, cocinado a fuego lento.

El punto de partida de la película es el siguiente. El film nos traslada a la parada de dorayakis (dulces típicos de Japón rellenos de anko, una salsa de judías rojas) de Sentaro, el cual realiza su trabajo sin demasiada pasión. Su pastelería no tiene el éxito deseado, y él por falta de motivación no intenta ya siquiera preparar su propio anko, sino que lo compra prefabricado. Su principal clientela son colegialas. Una de ellas, con la que tiene más relación, es Wakana, una joven estudiante con problemas económicos, que recoge a diario los restos de dorayakis que han salido mal y que Sentaro guarda para ella.

21_an_copyright_2015_an_film_partners_comme_des_cinemas_twenty_twenty_vision_zdf_4625

Un buen día se presenta en la pastelería Tokue, una anciana muy especial y agradable, que se ofrece para el puesto de trabajo que tiene anunciado Sentaro en el exterior del local. Sentaro, debido a la edad de la mujer, se muestra reticente a aceptarla, a pesar de la insistencia de ella. Pero cuando ésta le trae a probar un anko preparado por ella, Sentaro queda completamente fascinado por ese sabor y aroma, el cual él nunca ha logrado preparar por su cuenta debido a la dificultad de su elaboración. A tenor de esto, termina aceptándola para el trabajo, y le pide que se encargue de la elaboración del anko. La nueva receta tiene un éxito inmediato entre la clientela y atrae rápidamente a nuevos clientes al lugar.

De esta premisa parte el film, que supone el encuentro entre dos personas solitarias, con un pasado que les cuesta revelar.

19_an_copyright_2015_an_film_partners_comme_des_cinemas_twenty_twenty_vision_zdf_4701

Uno de los principales protagonistas del film son los cerezos con su gran belleza cuando florecen. De hecho, Kawasi los utiliza a su vez como herramienta para marcar el transcurso del tiempo y contextualizar cada una de las cuatro estaciones. A su vez, el adorable personaje de Tokuo vive en plena armonía con la naturaleza, y les habla incluso a los mismos cerezos y judías rojas.

Naomi Kawase nos invita a compartir de nuevo con Una pastelería en Tokio su sensibilidad poética y esta especial mirada a su alrededor. Es una historia agridulce, con momentos muy tiernos y emotivos. Es una película de ritmo lento, sensible, con conversaciones pausadas; cine para degustar tranquilamente. En palabras de la directora: “con mis películas, pero con ésta de una manera más evidente, quiero decir que el mundo es bello, poner de manifiesto esa belleza y decir que hay esperanza”. Toda persona tiene su propia historia que contar.

«Cada uno de nosotros le da sentido a la vida de los demás«.

01_an_copyright_2015_an_film_partners_comme_des_cinemas_twenty_twenty_vision_zdf_3199

En definitiva, una película muy recomendable para todo aquel que disfrute del cine delicado y realista, que intenta profundizar en aspectos de la vida del ser humano y sus problemas. El intento de equilibrar la búsqueda de la felicidad con los golpes que te da la vida.

Como consejo final, recomiendo no entrar a mirar la película con algo de hambre, o puede terminar resultando una tortura observar como preparan los apetecibles dorayakis.

Aquí el trailer:

  • Estreno: 2015 7.3
  • Género:
Sentaro tiene una pequeña pastelería en Tokio en la que sirve dorayakis (pastelitos rellenos de salsa de frijoles rojos dulces llamada "an"). Cuando una simpática anciana, Tokue, se ofrece a ayudarle, él accede de mala gana, pero Tokue demostrar Leer más
Rubén SC

Rubén SC

Graduado en Derecho. Master de Abogacía. Diplomatura de Dirección de Cine.

“El cine es una enfermedad; cuando infecta tu riego sanguíneo, toma el liderazgo como la hormona más potente.”
-Frank Capra
Rubén SC

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.