Trial & Error: Inteligente parodia de las series judiciales

Con la llegada de las vacaciones, muchas personas cambian sus hábitos seriéfilos buscando productos más ligeros para ver de una forma más distendida y para pasar un rato distraído, para ello nada mejor que “ Trial & Error” una comedia ideal para esta época del año, con una gran parodia de los documentales estilo “true crime” y similares, así como de las series judiciales que tan en boga están en los últimos tiempos.

Si a eso le unimos la presencia del siempre fiable John Lithgow en uno de los personajes principales de la serie, junto a un fantástico personaje secundario, tenemos todos los alicientes necesarios para pasarlo en grande con una comedia brillante, que ya ha sido renovada para una 2T.

Ficha: Trial & Error 13+ 20 min .  Mar 2017- . Idioma: Ingles subs español. Cadena: NBC ( USA)

La trama :

La serie se estructura en torno al rodaje de un falso documental que sigue a un joven abogado neoyorquino Josh Segal que se desplaza a una pequeña ciudad de Carolina del Sur, para hacerse cargo de la defensa de un caso ampliamente publicitado en la prensa nacional.

El caso trata sobre el juicio de un profesor universitario de poesía Larry Henderson, un personaje bastante excéntrico que es acusado del asesinato en extrañas circunstancias de su mujer, que tiene todas las pruebas en su contra, con el riesgo evidente de ser condenado a muerte en caso de ser encontrado culpable del crimen.

El caso le llega al pobre abogado inexperto por ser el último mono de su bufete, pero decide esforzarse al máximo para probar la inocencia de su defendido con la única ayuda de un garrulo investigador local y una secretaria muy peculiar.

Rodado en el estilo de falso documental ( como Modern Family o Parks and Recreation), utiliza ese recurso hábilmente, para mostrarnos el contraste entre sus opiniones correctas frente a la cámara, con los hechos que realmente han pasado, en especial en el caso del abogado, que utiliza sus peroratas a la cámara para justificar sus continuas meteduras de pata.

En el primer capítulo nos presentan a todos los personajes de la trama, donde destaca desde la primera escena, la secretaria Anne, un auténtico compendio de enfermedades raras de todo tipo que producen los mejores momentos de toda la serie, como en su escena de presentación donde explica su prosopagnosia ( imposibilidad de distinguir las caras de las personas) de forma jocosa.

Sherri Shepherd está magnifica como la imprevisible Anne, debido a que nunca sabemos que nueva dolencia le puede estar aquejando, con la única certeza de que nos vamos a reír de lo lindo de sus ocurrencias como cuando le tocó testificar en el juicio, donde descoloca a todo el mundo.

El segundo elemento importante de la serie es la presencia de John Lithgow, que vuelve a demostrarnos su enorme vis cómica que vimos muchos años en “Cosas de Marcianos” y con una versatilidad increíble como actor, que le permite interpretar el mismo año a Winston Churchill en “The Crown” para seguir con este loco profesor.

Su comportamiento es tan aberrante, que es imposible discernir si está diciendo la verdad o no cada vez que abre la boca, lo que añade gran incertidumbre al misterio central.

Por desgracia el resto del reparto no está a la misma altura empezando por el blandito Nicholas d’Agosto como el voluntarioso abogado novato con un nivel de previsibilidad que alcanza al resto del reparto, la lujuriosa y agresiva fiscal, el cortito investigador local o la sospechosa hija del acusado, que impiden que “ Trial & Error “ fuera todo lo grande que podía haber sido al cojear por ese lado.

El humor absurdo que crean los personajes es el hilo conductor  que como toda buen parodia, intenta darle la vuelta a las convenciones del género, con testigos sorpresa, revelaciones sorpresa, sospechosos inesperados que al ser un único caso para toda la temporada les permite emplearse a fondo en su deconstrucción cómica.

Si os gustan las comedias disparatadas de la última hornada tipo “Angie Tribeca” , “Desviados” o “Superperdidos”, podéis añadir a vuestro menú “ Trial & Error ”, porque es de lo mejor de este grupo, si por el contrario os gustan más las comedias de corte más clásico, a lo mejor es demasiado pasada de rosca para vosotros.

De todas maneras en caso de duda, vale la pena darle la oportunidad, solo por ver en acción a John Lithgow y sobre todo a Sherri Shepherd, que son los que elevan a “ Trial & Error” por encima del montón.

Para finalizar os dejo con el trailer de la comedia que volverá el verano que viene con un nuevo caso pero sin John Lithgow en el reparto

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.