Treadstone : hacer secuelas prescindibles con cualquier excusa peregrina

En estos tiempos de tanta oferta televisiva, las cadenas aprovechan cualquier resquicio  para intentar llamar la atención sobre su producto. En el caso de ‘Treadstone’, el cebo es presentarla como una secuela centrada en una organización secreta que era parte importante de la saga literaria escrita por Robert Ludlum y centrada en el personaje de Jason Bourne, que generó diversas películas de gran éxito en las taquillas.

El problema es que la excusa solo sirve para llamar la atención inicial, porque luego te encuentras con un amasijo de historias rodadas por todos los confines del mundo, totalmente inconexas y deslavazadas que acaban convergiendo en un piloto inacabable de diez horas, destinado a probar la paciencia del espectador, como os voy a analizar a continuación.

Ficha: Treadstone 10 ep 45 min .  Sep-Dic 2019 . Idioma: Ingles/ español Cadena: USA Network ( USA) / Amazon Prime ( E )

La trama :
La aparición inusitada de diferentes agentes durmientes en diversos lugares del mundo con misiones personalizadas de localizar y eliminar a importantes personajes, es la punta del iceberg de una organización clandestina denominada Treadstone que coordina todas esas oscuras operaciones.

Nadie conoce nada de esa organización y mucho menos esos agentes durmientes que han llevado años con sus vidas normales, perfectamente integrados en la sociedad, pero que al ser activados descubren que por un lado tienen unas habilidades latentes para pelear y luchar, que desconocían por completo y sobre todo deben enfrentarse a la desorientación que les causa su nueva vida, como muestran en el trailer inicial.

El planteamiento parecía interesante pero desde el primer episodio, lo único que vemos son seis historias independientes que van por libre en lugares como Alaska,  Washington, Corea, Ghana o Rusia, todas ellas en la época actual, excepto una que sucede en 1973 en Berlín.

Cada historia corresponde más o menos con las aventuras de un agente durmiente, recurriendo con enorme frecuencia al truco de ‘Inserte pelea’ cuando los guionistas no saben que hacer con sus personajes, por lo que nada mejor que meter a saco una espectacular pelea o persecución en esas ocasiones. Los especialistas rellenan esos minutos del episodio que sirve para sacudir la modorra del espectador, con escenas como la del siguiente corte.

‘Treadstone’ ha sido desarrollada por Tim Kring ( ‘Heroes’, ‘Touch’ ) pero abandonó el barco tras escribir el piloto, dejando las tareas de showrunner en Ben Smith, un productor de las películas de la saga Bourne, que ha sido incapaz de sacar rendimiento narrativo al enorme presupuesto que han tenido para rodar en todos los confines del mundo que han querido y que se han gastado en todo tipo de fuegos de artificio.

El reparto tampoco se cree demasiado el batiburrillo en el que se han metido empezando por el protagonista, el británico Jeremy Irvine ( War Horse) perdido en la trama berlinesa de los años setenta y con una cara de manzanas agrias que no se sacude de encima en ningún momento.

Tampoco ayuda demasiado utilizar a actores que han obtenido un cierto reconocimiento en otras series como es el caso de Brian J. Smith ( der) para clonar de una forma descarada su personaje de ‘Sense8’ con su propia historia independiente como en la serie de las hermanas Wachowsky o de forma más flagrante con Michelle Forbes, con un personaje de la CIA, clavado al que ha realizado mucho mejor en ‘Berlin Station’.

La combinación de elementos clonados y de historias inconexas es letal para cualquier serie, aunque sea de acción y con un generoso presupuesto y ‘Treadstone’ es un magnífico ejemplo que podéis comprobar en el servicio español de Amazon, que incluso se ha dignado a hacer un trailer para nuestro país.

A día de hoy la serie sigue en el limbo de una posible renovación, pero no ha dejado de jugar con fuego hasta la última escena de la 1T, que deja la historia con un enorme cliffhanger, que mucho me temo que viendo las audiencias y las críticas va a ser lo último que veamos de este pastiche de historias de espías, donde ni los propios creadores tenían claro lo que estaban haciendo.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.