Thor Ragnarok: Los dioses deben estar locos

A ‘Thor: Ragnarok‘ (2017, Taika Waititi) no le basta con ser la mejor de las aventuras del hijo de Odín lejos de los Vengadores, sino que directamente juega en otra liga, pertenece a otra galaxia, tan lejana de sus predecesoras como la distancia que separa al reino de Asgard de la Tierra. Para su quinto largometraje, Taika Waititi y el director de fotografía Javier Aguirresarobe -con algunos títulos más en su haber- lo han tenido claro. El objetivo era emular lo más fidedignamente el tono vívido y colorista de las viñetas de Jack Kirby e impregnarlo del espíritu cachondo de ‘Flash Gordon’ (1980, Mike Hodges) bajo la apariencia de un blockbuster de gran presupuesto. Waititi se desentiende de ese lastre de profundidad épica e inútil que cada vez va dejándose más de lado en el cine de superhéroes, y se libera de complejos para presentarnos la tercera entrega en solitario del dios del trueno como lo que siempre debió ser, un pasatiempo atronador, lúdico y divertido. O dicho de otra manera, un comic.


El Ragnarok se acerca, y a Asgard le queda muy poco tiempo. Hela (Cate Blanchett), la hermana primogénita de Thor (Chris Hemsworth) y Loki (Tom Hiddleston), regresa además de su letargo para reclamar el trono y desterrarlos a ambos a un planeta donde deberán sobrevivir, cada uno a su manera, al menos hasta que unan sus fuerzas para recuperar el reino con la ayuda de Bruce Banner / Hulk (Mark Ruffalo) y Valquiria (Tessa Thompson).


Hay pocos ejemplos en el universo cinemático de Marvel -entre ellos el de James Gunn, claro- y en el de cualquiera de las adaptaciones de tebeos en general, donde la personalidad del autor prevalezca tanto como aquí, pero en efecto, al director de ‘Lo que hacemos en las sombras’ (2014, Taika Waititi) le han dado carta blanca para desplegar todo el sentido del humor que derrochó en la que muchos consideran ya una película de culto. Ojalá sigan proliferando estos generosos pildorazos de socarronería marvelita -lo digo en plural, porque ya son tres en lo que va de año- en el género superheroico, más malos malísimos disfrazados (y sin miedo al ridículo) como la endiabladamente cornuda Cate Blanchett que, esta vez sí, logra ser la villana de un blockbuster decente, y tal vez, crucemos los dedos para que Odín oiga mis súplicas, llegue el día en que Jeff Goldblum pueda colarse en todas las películas que se rueden en cualquier punto del planeta. No pido tanto, ¿a que no?

 

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

Latest posts by Antonio López (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.