The Revenant: absorbente epopeya de supervivencia y venganza

El actual dúo de oro que arrasó el año pasado con Birdman, Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki, vuelve a la carga con una apuesta todavía más ambiciosa si cabe que la predecesora, mediante un blockbuster de autorThe Revenant (El Renacido). Y está siendo la principal protagonista del año en la carrera de los grandes premios, por mérito propio. En palabras de Pablo Kurt que comparto en su totalidad, The Revenant supone un zarpazo cinéfilo a los ‘blockbusters’ de pacotilla.

El_renacido_The_Revenant-leonardo-di-caprio-iñarritu-tom-hardy-poster

The Revenant es una película de aventuras pura y dura, dotada de un gran realismo y de momentos de mucha crudeza. Una película que no pretende invocar al intelecto, sino que busca ser una experiencia sensorial sustentada en su enorme poderío visual, envuelta en una historia de supervivencia y venganza bastante simple, aunque repleta de adversidades (y guiños cinematográficos, como a Dersu Uzala, por nombrar alguno). En este caso, el guión no ha sido más que una excusa para Iñárritu para embarcarse en un proyecto de gran envergadura a partir de una historia basada en hechos reales, con el objetivo de hacer de nuevo, como en gran parte de su filmografía, otro duro retrato del hombre, solo que en este caso sin demasiada trascendencia más allá de mostrar la increíble resistencia humana en condiciones casi insoportables. Pero igual que sucediere con Gravity -por nombrar un símil cercano- su fuerza no recae en su contenido, sino en su forma y espectacular poderío visual; «prueba» de ello es que entre las cuantiosas 12 nominaciones a los Oscars no encontramos la de guión. Aunque lo único que une realmente a Gravity con The Revenant es la maestría del seguramente mejor director de fotografía de las últimas décadas: Emmanuel Lubezki, que tras ganar el Oscar con las citadas Gravity Birdman, tiene de nuevo todos los números para llevarse por tercer año consecutivo la estatuilla a su casa, y ello además con tres registros completamente diferentes los unos de los otros. Y dado que es uno de los principales protagonistas de la película, le dedicaré especial atención más adelante.

THE REVENANT TM and © 2014 Twentieth Century Fox Film Corporation.  All Rights Reserved.  Not for sale or duplication.

La película empieza con una espectacular puesta en escena, del todo inolvidable. Ubicados en las profundidades de la América salvaje a principios del 1800, el explorador Hugh Glass (interpretado por Leonardo DiCaprio) se encuentra inmerso junto a su hijo mestizo Hawk en una expedición de tramperos que recolecta pieles, cuando de repente su campamento es ferozmente atacado por unos indios indígenas. Resulta absolutamente fascinante la maestría con la que están filmadas estas secuencias iniciales y sus fabulosas coreografías. Se trata de una puesta en escena de gran intensidad, que sitúa de buen comienzo el contexto en el cual se desarrolla la historia y realiza una buena presentación de los personajes ante una situación frenética. Puro arte.

The-Revenant-el-renacido-2015-2016-iñarritu-leonardo-di-caprio-emmanuel-lubezki

Y quien logra crear esa grandeza visual, esa belleza tan hipnótica, es el anteriormente mencionado Lubezki, el director de fotografía que deja huella en todo lo que filma, y que vuelve a hacer magia con esta película rodada con luz natural. La película es en el fondo, el enfrentamiento del hombre contra la naturaleza, y la naturaleza es por ende un protagonista más; y me atrevería a decir, que gracias a Lubezki, incluso el protagonista principal. Su especial sensibilidad para capturar los vastos paisajes, los inmensos árboles erguidos mediante planos contrapicados y toda la naturaleza en sí, para dotar a cada plano de auténtica poesía visual, resultan ser un verdadero regalo para los ojos y los sentidos, tal y como hiciere ya en sus colaboraciones con Terrence Malick. Y no podía faltar la mención al maestro, dado que se respira su influencia a lo largo de toda la cinta, la cual está impregnada de la belleza y poderío visual de sus películas, así como del recurso de utilizar música y voces distantes entre susurros de personajes, entrelazados con momentos oníricos, y largos planos secuencia de gran categoría artística. También hay referencias visuales y de composición de Andrei Tarkovsky e infinidad de guiños cinéfilos por parte de Iñarritu.

Y es que lo cierto es que The Revenant merece la pena ser vista en el cine ya solo por su portentosa fotografía, que logra crear un lirismo audiovisual sobrecogedor e inolvidable.

El Renacido (The Revenant)_2_iñarritu-di-caprio

Habiendo dejado claro su poderío visual indiscutible, querría terminar haciendo también una mención especial a Leonardo DiCaprio Tom Hardy, dos titanes de la interpretación estirando aún más sus dotes interpretativas, y que podrían alzarse con sus respectivas estatuillas a mejor actor principal y de reparto. El que tiene más números es DiCaprio, que si bien es cierto en que los años en que estuvo también nominado y perdió fue porque tuvo siempre un rival superior, en esta ocasión, en la que ha vuelto a brindar una magnífica interpretación no solo física, su único hipotético rival directo es Michael Fassbender. Hagan sus quinielas, yo este año apuesto sobre seguro por DiCaprio.

En definitiva, The Revenant es otra obra maestra del dúo Iñárritu-Lubezki, que recomiendo encarecidamente disfrutar en el cine dejándose uno llevar por esta grata y emocionante experiencia sensorial.

***8,5/10***

 

Rubén Seca

Rubén Seca

Graduado en Derecho en la Universidad de Barcelona. Master de Abogacía. Estudiante de Dirección de Cine en el ECIB.

“El cine es una enfermedad; cuando infecta tu riego sanguíneo, toma el liderazgo como la hormona más potente.”
-Frank Capra
Rubén Seca

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.