The Path: Un camino que no lleva a ningún sitio

Una forma rápida y evidente de llamar la atención entre la inmensa cantidad de oferta de series, es fichar a dos actores de renombre, como Aaron Paul (Breaking Bad) y Hugh Dancy ( Hannibal) para diseñar un producto como “The Path ” a la medida de sus posibilidades y para explotar su prestigio adquirido en otras series.

Para intentar asegurar la jugada nada mejor que contratar un productor ejecutivo como Jason Katims, creador de “Friday Night Lights” y “Parenthood”, para ayudar a la creadora de la serie, su discípula Jessica Goldberg.

Por desgracia, las series no son una ciencia exacta y en ocasiones los resultados suman mucho menos que las piezas por separado, como ha sucedido con”The Path ” un drama religioso que descarrila bastante rápidamente y acaba despeñándose por el acantilado de la mediocridad, como os voy a analizar en el articulo de los martes.

Ficha: The Path 10+ ep 50 min .  Mar 2016- . Idioma: Ingles. Cadena: Hulu

the pathLa trama :
La familia Lane, formado por un matrimonio y sus dos hijos adolescentes son miembros de un movimiento religioso-espiritual denominado Meyerismo, basado en la evolución espiritual de sus miembros que les permite ir subiendo peldaños por una escalera imaginaria que les llevaría en la cima a la revelación final para alcanzar la luz definitiva de su inmortalidad. Los títulos de crédito de la serie muestran de forma bastante críptica la escalera a remontar.


Eddie ( un desubicado Aaron Paul) el patriarca de la familia, empieza a tener serias dudas sobre el movimiento, cuando en un retiro espiritual en Cuzco ( Perú), descubre una verdad muy inquietante sobre el fundador del movimiento.

Ese hecho le hace replantearse muy seriamente su fe, lo que le lleva a grandes tensiones con su mujer Sarah (Michelle Monaghan) ferviente seguidora y sobre todo con uno de los lideres del movimiento Cal ( un intenso Hugh Dancy), una persona que aspira a ser el heredero del fundador, el Dr Meyer.

“ The Path” desarrolla la historia del movimiento a diferentes niveles, con los dos ejes principales que corresponden por un lado a la lucha por el poder dentro del movimiento meyerista, ante la inminente muerte de su creador, con la evidente contradicción de que es necesario despojarse de todos los pensamientos impuros para llegar a lo máximo, pero con la ambición necesaria para llegar a la cima.

En un plano paralelo tenemos las historias de la familia con el centro en la crisis de fe de Eddie, que va a generar enormes tensiones con su mujer, al verse  ambos obligados a elegir entre su amor familiar o el de la secta, con sus dos hijos como daños colaterales de la relación.

Ademas tenemos toda una serie de historias secundarias, que implican a otros miembros del movimiento, desde una joven novata recién captada, hasta un policía que intenta infiltrarse, pasando por una historia de Romeo y Julieta, entre Hawk el hijo mayor de la familia protagonista y una chica externa al movimiento.

El entramado se hunde con bastante rapidez, al no tener nada claro el rumbo que quiere tomar la serie, ya que deja claro que no es una secta autodestructiva tipo Waco, pero tiene un aire demasiado cumbayá para que nos creamos sus aspectos religiosos, con unas creencias a mitad de camino de un libro de autoayuda y los movimientos new age, sin mucha sustancia debo añadir.

En cuanto la serie se aleja del triangulo protagonista principal, las historias pierden toda coherencia y carecen del menor interés al ver deambular unos personajes completamente prescindibles y sin ninguna entidad para sostener sus tramas.

Tampoco es que el triangulo protagonista sea un dechado de perfección, ya que el único que se salva de la quema es Hugh Dancy, como el ambicioso aspirante al liderato, que demuestra una gran intensidad en todos sus gestos, incluso demasiada en algunos casos, pero por lo menos cuando está en pantalla, consigue captar nuestra atención inmediata.

dancyEn cambio el matrimonio que forman Aaron Paul y Michelle Monaghan tiene menos química que un yogur de berberechos, con mención especial a ese gran actor que es Aaron Paul que en un grave error suyo de casting (también es productor de la serie), ha querido demostrar otro registro y se estrellado con todo el equipo, ya que no me lo he creído en ningún momento con todo mi pesar.

matrimonioMonaghan está bastante mejor como actriz, pero su personaje está bastante cogido por los pelos, con esa necesidad de hacerle elegir entre el culto y su marido y toma algunas decisiones altamente cuestionables, para una persona de su supuesta inteligencia.

Ante semejante panorama, he finalizado la 1T para ver si la cosa cambiaba de rumbo, pero viendo la última escena con un cliffhanger en teoría  sorprendente, pero que se veía venir desde el piloto, me voy a bajar de esta secta a pesar de su renovación para una 2T

Para finalizar os dejo el trailer  de “The Path ” , la apuesta mas ambiciosa que ha hecho el servicio de streaming Hulu hasta la fecha.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.