The Oath: Luchas salvajes entre bandas de policías corruptos

Al lado de los grandes gigantes de streaming USA que todos conocéis ( Netflix, Amazon, Hulu, etc) , conviven servicios muchos más modestos como Crackle que no renuncian a adentrarse en el campo de las series originales con series como ‘The Oath’ que sigue los pasos de otros productos de la misma casa como ‘Startup’, ‘Chosen’ o ‘The Art of More’.  (ésta última recién estrenada también en AXN).

Las series de Crackle tienen como rasgo en común, la presencia de actores conocidos y populares que sirven como gancho al público, pero sin invertir el mismo dinero ni buscar ese talento en guionistas o en producción, dando como resultado un aroma a serie B de baratijo que desaprovecha la presencia de gente en esas series como Martin Freeman. Dennis Quaid, Adam Brody, Milo Ventimiglia o en este caso concreto de Sean Bean y Ryan Kwanten.

Su estreno reciente en España de la mano de AXN, una cadena perteneciente a Sony que también es la propietaria de Crackle, nos brinda la oportunidad de analizaros una serie bastante justita pero que os puede entretener si os gustan las historias de policías corruptos con violencia generalizada, pero sin demasiada sutileza ni finura.

Ficha: The Oath 10+ ep 45 min .  Mar 2018- . Cadena: Sony Crackle ( USA)/ AXN ( E)

La trama :
Steve Hammond ( Ryan Kwanten) es el líder de un grupo de policías corruptos hasta la médula, que no dudan hasta en atracar bancos, aprovechando su tapadera legal para enriquecerse de todas las maneras posibles. Su suerte cambia cuando son atrapados y detenidos, por lo que para evitar la prisión se ven obligados a colaborar con la fiscal del distrito para desenmascarar y descubrir a otros grupos de policías corruptos que actúan en la clandestinidad, aprovechando la confianza que tienen con ellos.

Para asegurarse su lealtad, les agregan al grupo a un agente del FBI para tenerlos controlados y evitar que sigan haciendo todo tipo de fechorías. La salida de la prisión del padre de Steve, Tom Hammond  (Sean Bean) dispuesto a recuperar todo lo que ha perdido mientras estaba cumpliendo condena, va a complicar todavía más el precario equilibrio del grupo de Steve que se debate entre la pura supervivencia y pasar su vida entre rejas.

El creador de la serie el británico Joe Halpin es un escritor bastante sospechoso que empezó a destacar como guionista de películas de acción de serie B de las que iban directas al fondo de videoclub, para crear a continuación dos series televisivas ‘True Justice’ y ‘Lawman’ protagonizadas por un crepuscular Steven Seagal, lo que nos da una idea del talento de Halpin como guionista especializado en el género de acción pura y dura.

‘The Oath’ ( Su traducción sería ‘El Juramento’) tiene una clara inspiración en el Strike Team de ‘The Shield’ con ese grupo de policías corruptos como centro de las operaciones, pero a diferencia de la gran serie de Shawn Ryan, ‘The Oath’ opta por meterse en un mundo donde absolutamente todas las personas y policías son corruptas y despreciables en mayor o menor medida, pero sin conocer sus motivaciones ni las causas y sin desarrollar los personajes más allá de ese maniqueismo inicial.

El problema es que el inicio trepidante del asalto a un banco es como un espejismo que parece que nos va a proporcionar una gran serie de acción, para estancarse absolutamente y perderse en peleas intestinas entre bandas de policías corruptos de las que personalmente me acababa importando un pepino el resultado.

En el siguiente vídeo podéis la calidad de esa escena inicial que es lo mejor y de lejos de toda la serie, que va de más a menos en toda su primera temporada que he visto en su totalidad.

El australiano Ryan Kwanten es el protagonista de la serie y como demostraba en ‘True Blood’ sigue siendo un actor mas musculado que expresivo, con una cara de intensidad forzada que se hace de lo más redundante con el paso de los episodios y sin que nos creamos sus dilemas internos por las consecuencias de sus propias acciones.

A su lado Sean Bean, es puramente un reclamo publicitario al añadir su nombre a la producción, pero en la realidad tiene un papel muy secundario como el padre ex-presidiario del protagonista y bastante alejado del centro de acción que se centra en el grupo inicial de policías corruptos. Bean cumple como siempre pero tampoco es que tenga mucho que hacer en ‘The Oath’.

La tercera cara conocida es la única mujer en todo ese mundo de testosterona, Katrina Law, una actriz que funciona bien en las series de acción de este tipo como ‘Spartacus’ , ‘Training Day’ o ‘ Arrow’ . En esta ocasión interpreta a Karen Beach tan corrupta como sus compañeros, pero gracias al hecho diferencial femenino le permite algunas tramas algo mas apañadas, sin que sean nada del otro mundo.

El tono de ‘The Oath’ es de violencia bruta y muy sucia sin mayores sutilezas, con muchos disparos y tiroteos y abundantes bajas en todos los bandos, pero con unas tramas de lo más previsibles donde podemos adivinar la siguiente victima por la conversación telegrafiada de escenas anteriores, lo que confirma su diseño  destinado a un consumo rápido y sin demasiadas exigencias para cubrir la ración de violencia diaria televisiva.

Tampoco ayuda a tomársela demasiado en serio su extraña producción con un rodaje casi exclusivamente nocturno en Puerto Rico, gracias a las ayudas fiscales.

Los productores han intentado colarlo por Los Ángeles, por lo que la sensación es rara, tanto por el uso de una imagen demasiado cargada de tonos ocres para disimular la luminosidad de Puerto Rico, como en el capitulo de extras y secundarios, plagado de caras boricuas, que no es que sean precisamente el grupo étnico mayoritario en la ciudad californiana, lo que repercute en la verosimilitud de lo que están contando.

Si os gustan las series donde la violencia gráfica y la brutalidad es lo único que importa, le podéis dar una oportunidad a ‘The Oath’ por lo menos echando un vistazo al piloto que es lo mejor, luego ya dependerá de si os convencen más o menos los líos de corrupción en que se meten, con la seguridad de que van a tener continuación en una 2T, para seguir con las historias de ese grupo corrupto de policías.

Para finalizar os dejo con la primera promoción de ‘The Oath’ donde presentaban a los personajes principales de forma sucinta.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.