The Miniaturist/La Casa de las Miniaturas : La miniserie que habrían hecho ahora Vermeer o Brueghel

Las navidades televisivas británicas tienen dos características principales, los episodios especiales de las series favoritas del público y las miniseries históricas o de clásicos como ‘The Miniaturist’ de corta duración que se emiten en días consecutivos durante las fiestas para disfrute de las familias que se reúnen durante esos días.

Basada en un ‘best-seller’ literario de hace dos años, ‘The Miniaturist’ es una preciosista y lujosa recreación de la vida en el siglo XVII en Amsterdam, con una puesta en escena que nos retrotrae a los pintores flamencos como Vermeer o Brueghel, minuciosa hasta el más mínimo detalle, gracias a unos grandes actores y una primorosa dirección del barcelonés Guillem Morales.

Tras poco más de dos años desde su estreno en UK y tras estar disponible en la plataforma Filmin, se estrena en el canal Cosmopolitan desde el 25 de Enero con el nombre de ‘La Casa de las Miniaturas’, estando disponible en todas las plataformas de pago, durante todo el año desde el final de su emisión

Ficha: The Miniaturist/La Casa de las Miniaturas, 2 ep 90+ 60 min . Dic 2017 . Idioma: Ingles subs español. Cadena: BBC1 ( UK)/Cosmopolitan (E)

La trama:

Nella Oortman es una joven de buena familia campesina que se traslada a Amsterdam desde su pequeña aldea holandesa en el campo, para contraer matrimonio con Johannes Brandt un rico naviero con la esperanza e ilusionada de alcanzar el amor y la prosperidad. En cambio, se ve inmersa en un mundo de tensiones, secretos familiares y misterio que va a tener que afrontar con toda la entereza del mundo.

El origen de la miniserie es una novela de Jessie Burton, que se inspiró en un cuadro de una casa de miniatura que vio en el Rijksmuseum de Amsterdam, para crear una ficción histórica basada a partir de ese concepto visual tan potente.

El drama histórico se centra en la evolución personal de Petronella ( Nella) a partir de su llegada como tímida campesina y novia a una de las ciudades más cosmopolitas del siglo XVII como era Amsterdam, gracias al floreciente comercio marítimo de su puerto. Sus primeras impresiones las podéis ver plasmadas en el siguiente vídeo

Su mundo se ve reducido a la vida con su marido, su misteriosa y ascética cuñada Marin y los dos criados que se ocupan de las tareas del hogar que son los cinco personajes que habitan en la mansión del centro del Amsterdam.

Nella recibe una casa en miniatura como regalo de bodas, para que la pueda ir rellenando con figuras y muebles que en principio encarga a un miniaturista, pero poco a poco de forma misteriosa va recibiendo nuevas piezas y figuras de procedencia desconocida que son pistas sobre los secretos que alberga la casa y en especial sobre la pareja de hermanos, con la estricta moral calvinista revoloteando sobre todo los comportamientos de la mansión.

Lo primero que sorprende desde el principio es la enorme calidad de las imágenes y la iluminación, con cada escena que parece planteada como si fuera un cuadro de un pintor flamenco, con el vestuario, las profundidades y luces estudiadas hasta el más mínimo detalle.

En ese marco preciosista se mueven como dos peces en el agua, las dos actrices principales, la joven Anya Taylor-Joy (Split, La Bruja y el secreto de Marlowbone) y la consolidada Romola Garai ( The Crimson Petal and the White, The Hour) que nos ofrecen un duelo interpretativo de altos vuelos, bastante por encima que lo que nos ofrece un más discreto Alex Hassell como el naviero Johannes Brandt.

El misterio y la trama quedan siempre supeditados a las imágenes que nos sorprenden en cada escena y enfoque gracias al fabuloso trabajo del barcelonés Guillem Morales, que tras tener un cierto reconocimiento en el cine con ‘Los Ojos de Julia’, se ha consolidado como un director televisivo de primera fila en el Reino Unido, dirigiendo muchos episodios de la fabulosa ‘Inside Nº 9’ y la miniserie ‘Decline and Fall’, pero nada comparable con las virguerias visuales que consigue en ‘The Miniaturist’.

Planteada en dos partes de duraciones diferentes de 90 m y 60 m, ‘The Miniaturist’ es una miniserie ideal para devorar de una sentada en una sobremesa de un fin de semana que tengamos la necesidad de disfrutar de algo bello y visualmente fascinante, tanto estéticamente como por la mirada penetrante de Anya Taylor-Joy que vais a recordar durante mucho tiempo

Para finalizar esta serie más que recomendable os dejo con otra pieza sobre la miniserie que se coló a ultimísima hora en nuestra selección de los mejores estrenos británicos del año 2017.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.