The Lost Honour of Christopher Jefferies: Las consecuencias de los linchamientos mediáticos en caso de error

La presunción de inocencia de las personas está siendo una de las mayores victimas de los últimos tiempos, no tanto desde el punto de vista de la justicia que intenta preservar esa garantía lo máximo posible, sino sobretodo a causa de los medios de comunicación y redes sociales que se apuntan al linchamiento mediático de cualquier persona imputada o acusada de cualquier cosa, antes de que la justicia dictamine su culpabilidad.

“The Lost Honour of Christopher Jefferies” es una miniserie que desarrolla este concepto del linchamiento mediático de un inocente, basado en hechos reales, en los que un error en la acusación durante la investigación policial de un vil asesinato desató una tormenta mediática de proporciones bíblicas que mancilló de por vida el honor de esa pobre persona erróneamente acusada.

Ganadora de dos premios BAFTA este año 2015, a la mejor miniserie y al mejor actor, esta miniserie es una lúcida reflexión sobre los peligros que conllevan las campañas mediáticas y de redes sociales, contra una persona inocente, y la necesidad de asumir las responsabilidades de los errores de la prensa en estos casos, tras arrastrar el nombre y la reputación por el barro de forma gratuita como se acabó demostrando.

Ficha: The Lost Honour of Christopher Jefferies 2 ep 60 min .  Dic 2014 . Idioma: Ingles subs castellano. Cadena: ITV

CHRISTOPHER_JEFFERIES_01.jpg

La trama :
Chistopher Jefferies es un profesor de secundaria semiretirado, con un aspecto y un comportamiento algo excéntrico, que subarrienda algunos apartamentos de su  casa, a residentes temporales en la zona de Bristol.

La muerte en salvajes circunstancias de una de sus inquilinas, y la chapucera investigación policial, lo hacen sospechoso del asesinato, y la policía decide arrestarlo para interrogarlo.

Su comportamiento con la prensa apostada en el exterior de su casa, donde hacia gala de su excentricidad alejada del comportamiento políticamente correcto que marca el rasero actual de las cosas, provocó que en el momento de su arresto, los tabloides ingleses se ensañaran con un personaje diferente a la mayoría y cuyo arresto le ponía en el centro de la diana para llenar las portadas de los diarios con todo tipo de acusaciones inventadas y falsas en todos los casos.

prensaLa miniserie se estructura en dos partes, la primera dedicada a relatar los acontecimientos previos al asesinato, las pesquisas de la policía con su detención y consiguiente linchamiento en los medios, y que finaliza con su liberación por faltas de pruebas. La falacia de “ Si le han detenido, algo habrá hecho” se extendió por todos los estratos de la sociedad inglesa, y le persiguió incluso tras su puesta en libertad.

Por ello cuando finalmente consiguieron esclarecer el caso, con la detención del verdadero asesino, la segunda parte se centra en la búsqueda de la reparación de su honor perdido, por todas las humillaciones que había sufrido en la prensa durante largo tiempo, demandando a todos los editores de prensa y televisión, por difamarle públicamente.

El misterio del asesinato es completamente secundario ante el comportamiento y reacción de la prensa frente a la nueva presa que han conseguido, rara y excéntrica, ideal para ridiculizar en sus titulares  e inventarse presuntos trapos sucios de su vida.

El mayor acierto de la serie es hacernos recapacitar sobre nuestro papel en esta práctica cada vez generalizada a todos los niveles, que se extiende desde el titular de prensa o televisión, hasta nuestro twit que enviamos de forma graciosa sobre algunas de las personas que se han convertido en los trendings topics.

La contraposición entre la acusación inmediata que olvidamos al cabo de 24 horas, y la perdurabilidad de la misma en los infinitos bancos de memoria de las redes sociales, hacen que los errores sean de mucho mas difícil rectificación y la miniserie trata todo el tema de forma brillante.

La interpretación de Jason Watkins como Cristopher Jefferies, es absolutamente maravillosa, con una caracterización impresionante que hace muy difícil distinguirlo del original y representando a la perfección los gestos y manías de una persona diferente y excéntrica a los ojos de mucho gente, pero generosa, cándida y muy inteligente en su interior.

Nada mejor que el trailer de la serie para conocer la historia que nos va a contar


Si os digo que gracias a esa interpretación Jason Watkins, ha ganado el BAFTA al mejor actor dramático, por delante de figuras como Benedict Cumberbarch, Toby Jones o James Nesbitt, ya es razón suficiente para gastar dos horas de vuestra vida en conocer una historia real que nos debe hacer recapacitar a todos antes de unirnos a cualquier jauría mediática o de redes sociales de las que se forman tres o cuatro veces al día.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

2 Comentarios

  1. Gracias por esta minuciosa descripción de.la serie Un abrazo desde Caracas Venezuela donde recién a inicios de 2017 es que hemos podido ver el 1er capitulo de la serie que causo un gran impacto en mi pues consideró q Mr Jeffiries quizá vive con espectro autista y me hizo pensar en el futuro d alguien muy cercano

    Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.