The Ipcress File: la resurrección televisiva de Harry Palmer

Las historias de espías en plena guerra fría tuvieron su gran auge en la segunda mitad del siglo pasado, pero recientemente se han revitalizado en diferentes países con el gran éxito de la serie francesa ‘Oficina de Infiltrados’ y con  propuestas británicas como ‘The Game’o ‘The Spy’ a las que se acaba de unir el reciente estreno británico ‘The Ipcress File’.

En este caso al ser una adaptación de una película de culto   del mismo nombre del año 1965 y protagonizada por Michael Caine, la sombra es mucho más alargada al ser un material bastante más conocido, en especial por los más cinéfilos.

El resultado final ha sido bastante irregular, yendo claramente de menos a más, con grandes aciertos ( el guion de John Hodge) pero también con graves errores de casting como elegir a Joe Cole ( Peaky Blinders, Gangs of London) para interpretar al mítico protagonista, el espía Harry Palmer. Cole ha llevado el hieratismo gestual e intenso de su personaje al terreno de la inexpresividad más absoluta, como os voy a analizar a continuación.

Ficha: The Ipcress File 6 ep 45 m mar-abr 2022 Cadena: ITV (UK) / Inédita (E)

La trama :
En los años sesenta, Harry Palmer es un cabo del ejercito británico estacionado en el  Berlín dividido que tras ser pillado haciendo contrabando y trapicheos de todo tipo es enviado a la prisión militar de Colchester, para un largo periodo de reclusión.

Su suerte cambia cuando es contactado por el mayor Dalby, jefe de una rama secreta de la inteligencia británica, para ofrecerle una oportunidad de redención si colabora con ellos para descubrir el paradero del profesor Dawson, un científico nuclear que ha sido secuestrado en Berlín, presumiblemente por el archienemigo soviético.

Sus conocimiento de los bajos fondos berlineses y su falta de escrúpulos son un buen activo para infiltrarse en Berlín en busca de información, con el apoyo de Jean Courtney, una eficiente agente de campo que le va a ser de gran utilidad en determinadas ocasiones en una misión que se va a complicar enormemente con la entrada en juego de agentes de la CIA.

‘The Ipcress file’ es una adaptación de la novela escrita por Len Deighton en 1962 y que fue llevada al cine en 1965, lanzando al estrellato a un joven Michael Caine, deslumbrante como Harry Palmer, bajo la dirección de Sydney J. Furie.

El encargado de la adaptación ha sido John Hodge, uno de los mejores guionistas británicos desde que triunfó con ‘Trainspotting’ y frecuente colaborador de Danny Boyle. Hodge ha sido muy respetuoso con la época y la ambientación sesentera, declinando hacer una adaptación a los tiempos modernos de la figura de Harry Palmer.

El problema es que el tramo inicial carece de garra o carisma al dedicarse a colocar las piezas del ajedrez a tres bandas que van a jugar finalmente las ramas del espionaje británico, estadounidense y soviético, completamente reminiscente de los tiempos más oscuros de la guerra fría y centrándose en la adaptación de Harry Palmer a su nueva labor de espía y su tendencia a hacer las cosas por libre.

Su búsqueda del científico perdido le va a llevar por diversos lugares del mundo, aunque pronto se va a percatar de los peligros de un juego de espionaje con agentes dobles y triples, donde puedes ser traicionado al más mínimo descuido.

Por suerte en los dos últimos episodios ‘The Ipcress File’ muestra todo lo que podía haber sido desde el principio y remonta completamente el vuelo, incluso haciendo más tolerable la cara impasible de pasmarote de Joe Cole, durante todo el tiempo que está en pantalla como Harry Palmer.

Su presencia me ha parecido carente de personalidad alguna, muy mal influido por una dirección más pendiente de tener una producción y ambientación perfectas que de darle una cierta profundidad al personaje de Harry Palmer.

La comparación se hacía más sangrante en las escenas que compartía con su jefe en la ficción, el gran actor Tom Hollander (The Night Manager, Us)  que le daba una lección gratuita de todos los matices que un  espía debe tener dentro de la responsabilidad de su trabajo.

La tercera persona en discordia es la espía Jean Courtney , interpretada por Lucy Boynton ( The Politician), bastante más convincente que Joe Cole, en un personaje que mezcla rasgos de persona intrépida con comportamiento de mujer fatal, realzada por una gran elegancia en todo momento, con una clara inspiración en el estilo de Audrey Hepburn.

La ventaja de esperar siempre a hacer las reseñas hasta ver la serie completa me ha sido muy útil para analizar ‘El método Ipcress’ que finalmente acaba siendo mucho más satisfactoria que mis impresiones  iniciales, aunque en este caso la valoración final dependerá mucho de la opinión particular que tengáis de la actuación de Joe Cole. Para finalizar os dejo con el tráiler de su estreno en la ITV, a la espera que encuentre alguna plataforma por estos lares,

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.