The Drowning: ahogamiento por imprudencia narrativa

La ingente producción de miniseries británicas produce de vez en cuando alguna obra maestra, pero también muchas medianías que sirven para pasar el rato y poca cosa más, con la ventaja que su corta duración no dé la sensación que perdamos el tiempo, como es el caso de ‘The Drowning’ una historia que no tiene un mal inicio pero que se ahoga completamente en el tramo final, como si quisiera hacer honor a su título.

La premisa inicial de niño reconocido por su madre, tras haber desaparecido y ser dado por muerto muchos años atrás, no es muy novedosa ni original; bien llevada, puede dar cierto juego, pero en esta ocasión por desgracia no ha sido así, como voy a analizaros a continuación.

Ficha: The Drowning 4 ep 45 min . Feb 2021 Cadena: Channel 5 ( UK) / Inédita en España

La trama :
Jodie es una mujer con serios problemas financieros para mantener a flote su empresa de jardinería. Tampoco puede conseguir enderezar su vida tras el ahogamiento de su hijo Tom en un lago cercano cuando tenía cuatro años. Su duelo sigue incompleto al no haber podido recuperar nunca el cuerpo  de Tom del  fondo del lago para darle una sepultura oficial.

Diez años después del ahogamiento, el corazón de Jodie da un vuelco total al creer reconocer a su hijo entre uno de los alumnos del instituto local, pero ni su familia ni sus amigos dan veracidad a su sospecha, por lo que se ve obligada a investigar en solitario a Daniel, el adolescente que para ella es la viva imagen de su hijo ahogado en el lago.

En esa investigación Jodie va a poner en peligro su equilibrio personal y laboral que ya era bastante precario, por esa obsesión de saber si ese Daniel es verdaderamente su hijo Tom, como anhela y ansia, ante la oposición principal del padre de Daniel, Mark, que no acepta que esa persona se entrometa en sus vidas con semejantes acusaciones.

‘The Drowning’ tiene dos partes claramente diferenciadas, la primera mitad dedicada a presentar los personajes y exponer el enigma central se sostiene bastante bien gracias al esfuerzo de su protagonista Jill Halfpenny ( La Infamia, Humans)  como la madre obsesionada con reencontrar a su hijo, bien respaldada por el siempre solvente Rupert Penry-Jones ( Silk, The Strain) como el padre de Daniel,

El problema es que tras esa presentación del caso, el guion escrito por la veterana actriz Francisca Brill con el director metido a guionista Luke Watson, empieza a hacer aguas a cada nueva revelación en una especie de huida hacia adelante, donde nada tiene sentido y todo se convierte en un festival de giros imposibles y revelaciones forzadas que echan al traste la labor inicial de colocar las piezas en el tablero.

La inexperiencia e inexpresividad del joven actor Cody Molko que interpreta al chaval, no juega a favor de la credibilidad de una historia que a cada minuto que pasa, le va añadiendo un lastre a la frágil embarcación que habían montado inicialmente, para acabar en el fondo del lago, con un tramo final vergonzante por la manada de conejos que se sacaron los creadores de la chistera.

Si analizamos globalmente ‘The Drowning’ , la propuesta no tiene la calidad mínima exigible a una miniserie británica de estas características, por lo que si alguna vez llega a nuestras pantallas, sirva este artículo como aviso para navegantes para  las procelosas aguas del lago donde discurre la acción.

Para finalizar os dejo con el tráiler de su estreno oficial  en el Channel 5 británico

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.