The Cry : Un vehículo para el lucimiento exclusivo de Jenna Coleman

La mejor demostración para una actriz británica de tener un prestigio elevado en su país es cuando se crean miniseries para su exclusivo protagonismo y lucimiento, como es el caso de ‘The Cry’ con Jenna Coleman, inmensamente popular tras su paso por ‘Dr Who’ y sobre todo por ‘Victoria’, donde interpreta a la reina británica en sus años jóvenes.

Este tipo de miniseries siempre tiene asegurado un gran seguimiento inicial por parte de los fans de la actriz de turno ( Sheridan Smith es la reina de este subgénero) y por ello la BBC eligió ‘The Cry’ para ocupar el lugar en la parrilla de programación que había dejado el bombazo de la década ‘Bodyguard’, los domingos por la noche, lo que era sin duda alguna,  toda una papeleta de la que a nivel de audiencias ha salido bastante airosa.

Sin embargo desde el punto de vista creativo y artístico ‘The Cry’ ha distado bastante de ser un producto redondo por una serie de decisiones narrativas altamente cuestionables que os vamos a analizar en nuestra entrada de cada martes.

Ficha: The Cry 4 ep 55 min . Sep-Oct 2018- . Idioma: Ingles subs español. Cadena: BBC ( UK)

La trama :
Joanna es una joven profesora escocesa que se ha enamorado perdidamente de Alistair un divorciado consultor político de origen australiano, con el que se ha casado y ha tenido un bebé. Ambos deciden viajar a Australia para resolver de una vez por todas el problema de custodia que tiene Alistair con su primera mujer Alexandra y poder llevarse con él a Escocia a su hija adolescente Chloe que vive con su madre desde hace años.

En el transcurso de su estancia su bebé desaparece misteriosamente y moviliza a toda la policía australiana en su busqueda entre los llamamientos angustiosos de sus padres por todos los medios de comunicación.

‘The Cry’ básicamente intenta narrar la historia bastante convencional de la investigación de la desaparición de un bebé basada en un libro de Helen FitzGerald, todo un superventas en su Australia natal. El camino elegido ha sido  mediante una narración fragmentada que va intercalando escenas de diferentes periodos temporales sin aparente relación alguna, para intentar escribir un relato de una manera determinada, solo por el placer de destruirlo cuando conocemos la verdadera cronología temporal de los hechos.

Nunca he sido muy partidario de arreglar con el montaje, lo que el guión de la veterana guionista Jacqueline Perske no ofrece y en este sentido ‘The Cry’ se lo ha jugado todo a esa carta del rompecabezas temporal que solo realiza trampas al liar de forma innecesaria y sobre todo muy truculenta, una historia que podría haber funcionado perfectamente de una manera más lineal.

Además, algunas decisiones que toman en la serie son tan equivocadas que es imposible creer en su coherencia, al plantearse con el único objetivo de sorprender por sorprender al espectador, incluso tomándonos el pelo en alguna ocasión.

Pasada la revelación de turno, pronto nos percatamos que esos giros no aportan nada a los personajes en su evolución o incluso son flagrantes contradicciones con todo lo anterior, a medida que intentan hacer encajar las piezas a martillazos, porque sencillamente no entran.

Todas esas discutidas opciones deslucen el buen trabajo de los actores, en especial del de Jenna Coleman, completamente desatada en un papel altamente dramático de una mujer desconsolada que solo intenta recuperar a su bebé. Para su lucimiento, su personaje es presentado con muchos claroscuros, al tener una depresión posnatal que le afecta mucho como se empeñan en demostrar por activa y por pasiva en un interminable viaje en avión con su berreante bebé acunado en sus brazos.

Coleman puede demostrar sus grandes dotes como actriz dramática en un papel hecho absolutamente a su medida y para regocijo de sus fans, como dejan bien a las claras desde la misteriosa cabecera de la serie.

A su lado tenemos al actor australiano Ewen Leslie como su marido Alistair, un manipulador consultor político que no duda en utilizar esas malas artes en el terreno doméstico con la pobre Jenna Coleman como sufridora por partida doble, en un personaje insufrible al que Ewen Leslie no le ha encontrado el punto justo en ningún momento con una escasa química con Jenna.

‘The Cry’ es una coproducción anglo-australiana rodada en Glasgow y en Australia, con actores de ambos países entre los que destaca por encima de todos, la presencia de la gran Asher Keddie ( Descubriendo a Nina),  una de las mejores actrices televisivas australianas como Alexandra, la primera mujer de Alistair.

Keddie hace el personaje más coherente de toda la serie, aunque está bastante alejada del matrimonio que centra casi todas las escenas de la serie y está bastante desaprovechada.

‘The Cry’ es una serie muy entretenida que se ve en un suspiro, gracias a esa narración fragmentada que os va a mantener con el pie cambiado en todo momento, otra cosa es que quedéis convencidos de la coherencia final de la historia, una vez conozcáis todos los hechos.

Para finalizar os dejo con el trailer oficial de su estreno en la BBC  que  tuvo unas magníficas cifras de audiencia, pero que no me consta que haya sido comprada todavía por alguna operadora de nuestro país, aunque seguro que llegará.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.