Teenage Bounty Hunters: la complicada vida de dos adolescentes cazarrecompensas

La necesidad de contentar a todos sus suscriptores hace que Netflix intente tocar todos los palos, como es el caso de ‘Teenage Bounty Hunters’ estrenada aquí con el impresentable título de ‘Dos Balas Muy Perdidas’, que me niego a utilizar en el artículo.

La serie es una extraña mezcla de traumedia adolescente con un thriller de busca y captura de delincuentes que a pesar de tener nombres importantes detrás de ella, lo cierto es que no ha encontrado su tono adecuado.

La idea no era mala, pero la ejecución ha ido dando continuos bandazos pasando de ser una comedia de amoríos adolescentes digna del Disney Channel a ser un remake bastardo del ‘Renegado’ de Lorenzo Lamas, por lo que al final constituye la definición perfecta de una serie mamarracha que se disfruta mejor siempre y cuando no intentemos tomárnosla en serio, porque ni ella misma es capaz de hacerlo.

Me parece que no he sido el único que ha tenido esa impresión, puesto que apenas ha durado una temporada, siendo cancelada de forma fulminante por Netfñix, apenas dos meses después de finalizar su única temporada y como os voy a explicar en el artículo, no la voy a echar mucho de menos.

Ficha: Teenage Bounty Hunters / Dos Balas muy perdidas 10 ep 45 min Ago 2020 . Idioma: Ingles/ Español Cadena: Netflix ( E)

La trama :
Blair y Sterling son dos mellizas inseparables de una familia muy acomodada del Sur de los EEUU. Ambas acuden a una escuela cristiana y enormemente conservadora, pero su vida cambia cuando tras una escapada con el todoterreno de su padre, chocan accidentalmente con Bowser una cazarrecompensas de tercera.

Para evitar que sus padres se enteren de lo sucedido deciden pagar de su propio bolsillo la reparación del vehículo y para conseguir el dinero empiezan a colaborar con Bowser para atrapar a los delincuentes que persigue.

Esa es la premisa que podéis ver en el tráiler de la serie.

‘Teenage Bounty Hunters’ empieza con una presentación bastante eficaz de los dos personajes principales y de los dos entornos en que se van a mover, el escolar de su conservadora escuela y el adrenalítico de ser ayudantes de un cazarrecompensas, buscando en el conflicto entre ambos mundos las historias a desarrollar.

Su estructura se encuentra a medio camino entre el procedimental donde tenemos dos historias por episodio, el malo semanal a capturar y la crisis adolescente a resolver, mientras que establece un hilo de continuidad con la evolución de las relaciones personales de las dos mellizas, en especial en su efervescente vida amorosa, siempre en contradicción con las virtudes religiosas que preconizan en su escuela.

Creada por Kathleen Jordan, una alumna de la poderosa Jenji Kohan ( Orange is The New Black) que ejerce de productora ejecutiva y mentora de su alumna, ‘Teenage Bounty Hunters’ pronto demuestra una cierta querencia por hacer cada vez más caricaturescos sus personajes, en especial los secundarios como la profesora de la escuela o los villanos de opereta que van saliendo en cada episodio.

La gran complicidad entre las dos actrices protagonistas es lo que sostiene el tinglado en especial gracias a Anjelica Bette Fellini ( der) como Blair, que es lo mejor de toda la serie, bastante por encima de Maddie Phillips ( izq) , con demasiada tendencia a la sobreactuación y a hacer gañotas.

El tercer personaje en discordia es Bowser, interpretado por Kadeem Hardison, un veterano actor negro que destacó hace treinta años al protagonizar la comedia ‘A Different World’ muy popular por aquellos tiempos y que cumple correctamente como mentor de las chicas en esa nueva faceta de cazarrecompensas, además de darles trabajo en su tienda de yogurts como tapadera.

Hilando un poco más fino, ‘Teenage Bounty Hunters’ tiene un piloto aceptable, para caer en picado durante gran parte de la temporada, para remontar mucho en el tramo final, donde genera una serie de giros mucho más interesantes que todo el marasmo de amoríos adolescentes que habíamos visto con anterioridad, dándome esa sensación del piloto de ocho horas que tanto le gusta a Netflix, pero que en esta ocasión ha supuesto su sentencia de muerte.

Para finalizar os dejo con un video donde nos muestran las escenas de acción de ‘Teenage Bounty Hunters’.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.