Techo y comida: una mirada a las consecuencias de la crisis

Techo y comida es una de esas películas necesarias, que dentro de 20 años servirá incluso como documental de las consecuencias que están sufriendo actualmente millones de personas en nuestro país por culpa de la crisis y la mala gestión del gobierno, recortando los derechos sociales de los más necesitados pero blindando a los verdaderos culpables. La película realizó en parte para su financiación una campaña de crowdfunding, y menciona a todos los mecenas en los créditos finales.

Techo-y-comida_película_2015_poster_cartel

En el año 2012 en España, casi 13 millones de personas se encontraban en riesgo de pobreza y exclusión social. Techo y comida cuenta una de esas tantas historias. Rocío, la protagonista, es una joven madre soltera que no logra encontrar trabajo desde que se quedó en el paro, y no recibe ningún tipo de ayuda ni subsidio por lo que no puede hacer frente a los pagos del alquiler del piso en el que vive junto a su hijo. Entre la vergüenza y el temor a perder la tutela de su hijo Adrián, de 8 años, Rocío sufre en soledad una situación de precariedad que lejos de mejorar, empeora cada día. La denuncia del propietario de la vivienda, acuciado también por las deudas, precipitará la amenaza de la orden de desahucio.

Techo-y-Comida_película_2015-natalia_de_molina

Techo y comida es una película muy humana, dotada de gran realismo. Sabe transmitir perfectamente la angustia, desesperación y desesperanza de la protagonista, que ve que, a pesar de que intenta buscar trabajo y cuidar de su hijo, las cosas van cada vez a peor, encontrándose obligada a realizar cosas que de otro modo seguramente no haría.

Una persona puede aguantar mucho, siempre y cuando siga teniendo techo y comida para mantener una mínima dignidad humana. Pero a la que te amenazan con arrebatarte también esto, el mundo se desmorona.

Techo-y-Comida_película_2015_natalia_de_molina

Se trata en definitiva, de un drama directo y sincero, que realiza un fiel retrato de la realidad que lamentablemente viven bastantes personas. Cabe destacar en cualquier caso la magnífica interpretación realizada por parte de Natalia de Molina, que sabe transmitir un cúmulo de emociones variadas al espectador.

Mención especial merece también la sutil crítica al fútbol en nuestro país, que parece ser el opio del pueblo. Mientras haya un partido en juego, el resto de problemas del mundo parecen no ser importantes. Hasta llegar al punto de que el PP nos ha llegado a colar los peores recortes o leyes conflictivas como la Ley Mordaza justo el día después de partidos de fútbol importantes para usarlos como cortina de humo…

Techo_y_comida-escena-futbol-selección-española_película

Una película que dejando las ideologías de lado, no debería dejar indiferente a nadie.

  • Estreno: 2015 7.5
  • Género:
En Jerez de la Frontera (Cádiz 2012) Rocío, de 25 años, madre soltera y sin trabajo no recibe ningún tipo de ayuda ni subsidio. Vive con a su hijo Adrián de 8 años en un piso alquilado que no paga desde hace meses por lo que continuamente el du Leer más
Rubén Seca

Rubén Seca

Graduado en Derecho en la Universidad de Barcelona. Master de Abogacía. Estudiante de Dirección de Cine en el ECIB.

“El cine es una enfermedad; cuando infecta tu riego sanguíneo, toma el liderazgo como la hormona más potente.”
-Frank Capra
Rubén Seca

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.