Review de Ash vs Evil Dead 1×06: The Killer of Killers
Dic07

Review de Ash vs Evil Dead 1×06: The Killer of Killers

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 1×06 de Ash vs Evil Dead. The Killer of Killers hace honor a su título al ofrecernos algunas de las escenas más brutales que hayamos visto hasta la fecha en las nuevas aventuras de Ash Williams; una auténtica carnicería que supone un deleite para todos los amantes del gore y el cine de serie B que a pesar de lo desagradable que resulta, en ningún momento pierde el sentido del humor. Evil Dead en estado puro. Pero no solo hay sangre y vísceras; este sexto episodio abre unos cuantos interrogantes acerca de las verdaderas intenciones que mueven al personaje de Ruby, a quien vemos desaparecer en los primeros minutos después de enfrentarse a los poseídos restos de El Brujo. Estas dudas surgen por dos frases que proclama el cadáver poseído; en primer lugar la llama “traidora”, para terminar soltando “nunca dejaremos que te lleves el libro para ti misma” en los instantes previos a cogerla y saltar a la pira funeraria, en una desaparición que recuerda un poco a la de Arrástrame al Infierno. A partir de aquí su personaje se esfuma y no volvemos a saber nada de ella, pero teniendo en cuenta lo sucedido podemos aventurarnos a decir que, probablemente, haya sido llevada al infierno (o a su equivalente donde more el Mal). Desde el primer momento había algo en Ruby que no terminaba de encajar, y lo sucedido en este capítulo no hace más que confirmarlo. Amanda, quien la acompañaba, tampoco se preocupa mucho por su desaparición; echa un vistazo por encima para proseguir la “caza” de Ash y compañía, quienes acaban parando en un restaurante de carretera para disfrutar de un buen desayuno. Ésta situación no aporta mucho al conjunto de la historia, pero sí que sirve para desarrollar un poco la relación que mantienen los tres personajes y somos testigos de cómo, tras todo lo acontecido en capítulos anteriores, se tratan como si hubiesen sido amigos toda la vida. Incluso vemos a Ash decirles que meditará sobre la posibilidad de que Kelly y Pablo lo acompañen a la cabaña donde empezó todo, idea que habría descartado rápidamente al inicio de la temporada. El lobo solitario ya no es tan solitario. Es en este restaurante donde todo se pone patas arriba. Después de un intento de seducción increíblemente ridículo por parte de Ash hacia la camarera para escaquearse de pagar la cuenta, Amanda entra al local e intenta llevarse a nuestro héroe como prisionero. En ese momento el Mal hace acto de presencia y nos conduce a una de las mejores secuencias en lo que llevamos de serie. En menos...

Read More
Review de Ash vs Evil Dead 1×04: El Brujo
Nov23

Review de Ash vs Evil Dead 1×04: El Brujo

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 1×04 de Ash vs Evil Dead. Después del ligero traspiés que supuso Books From Beyond, Ash vs Evil Dead nos ofrece unos nuevos 30 minutos cargados de diversión. Comentaba la semana pasada que, después de 3 capítulos de estructura casi idéntica, la serie necesitaba algo ligeramente diferente para seguir manteniendo el interés y, sobretodo, no hacerse repetitiva. Eso es lo que nos trae Brujo, un capítulo donde el gore queda relegado a un segundo plano y explora un poco la cabeza de Ash Williams. Los hermanos Raimi y Bruce Campbell siempre han creído que la mejor manera de seguir adelante con la saga Evil Dead era la de intentar hacer algo divertido a la vez que evitar encerrarse siempre en los mismos patrones que conforman la historia; Brujo, como ya hizo en su época El Ejército de las Tinieblas, se encarga de confirmarlo. A pesar de la familiaridad de los primeros minutos, donde vemos a los “Ghost Beaters” realizando un nuevo viaje en carretera, el capítulo no se demora en coger una nueva ruta. Sabíamos de la existencia de un chamán, tío de Pablo, que al parecer puede ayudar a Ash y compañía a encontrar la respuesta de cómo detener al Mal, y a él acuden nuestros héroes para intentar descubrir qué es aquello que se encuentra dentro de Ashley capaz de derrotar a los demonios. El Brujo (magnífica interpretación de Hemky Madera) le da a nuestro héroe un poco de ayahuasca para enviarlo en un viaje a explorar los lugares más recónditos de su ser, lo que permite que la serie cambie el tono completamente y seamos testigos de algunas escenas hilarantes y, aunque suene extraño, hasta cierto punto entrañables. Y es que a pesar de su actitud chulesca y su imagen proyectada de “super macho” al que nada afecta, podemos ver cómo Ash, en el fondo, tiene un lado romántico. El centro de su felicidad se encuentra en el deseo de visitar Jacksonville, a donde nunca pudo ir después de decidir ir con su novia y amigos a cierta cabaña en el bosque. Este deseo humaniza al personaje, pero incluso en esta situación “el Jefe” no pierde el sentido del humor: “tengo dos manos, ¡necesitaré dos cervezas!”. Pero sin duda alguna el detalle que mejor funciona es la imagen del mapa que nos muestra el recorrido que ha realizado a lo largo de todos estos años, en lo que vemos que ha deambulado por todos lados buscando un sitio donde poder asentarse y estar tranquilo. Mientras Ash visita su mundo interior, Pablo se encarga de construirle una mano robótica a...

Read More
Review de Ash vs Evil Dead 1×03: Books From Beyond
Nov16

Review de Ash vs Evil Dead 1×03: Books From Beyond

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 1×03 de Ash vs Evil Dead. Books From Beyond es un ligero tropiezo después los magníficos dos primeros episodios que demuestra que tal vez hace falta un poco más de chicha en el plato, más allá de tener a Bruce Campbell combatiendo contra demonios. Tal vez eso suceda cuando Lucy Lawless gane un poco más de protagonismo, y es que los pocos minutos en los que aparece en pantalla son, sin duda alguna, lo mejor de esta media hora que empieza con mucha fuerza pero que pierde fuelle conforme avanza. Esa pérdida de potencia es posible que se deba a, en primer lugar, un trabajo de dirección por parte de Michael J. Basset bastante plano que es el polo opuesto de lo que pudimos ver en Bait, y por otra parte a un guión que, a pesar de tener algunos puntos de brillantez, repite la misma fórmula que en las dos semanas anteriores y con ello su frescura. Nuevamente tenemos a nuestros héroes que viajan en coche, llegan al sitio de turno, se cargan al Deadite de la semana y terminan partiendo hacia otro punto del mapa. Tampoco podemos ponernos en plan alarmista y salir corriendo; no hay que olvidar que estamos ante los primeros pasos de una nueva producción y que, como ocurre con todas, los capítulos iniciales suelen ser los más “duros” debido a la necesidad de introducir a los personajes y sus conexiones interpersonales. Una clara muestra de que estamos ante un producto aún por cocinar lo vemos en Amanda Fisher, la policía que va tras el rastro de Ash y que pretende detenerlo al considerarlo culpable de lo que está ocurriendo. A pesar del buen trabajo de Jill Marie Jones, la detective no termina de encajar en la historia ni queda claro la dinámica que tendrá con el resto del grupo más allá del “te persigo y te quiero atrapar porque creo que eres malo”. Teniendo en cuenta que es la primera vez que Amanda se encuentra con los “Ghost Busters”, es una pena que no hayan aprovechado la oportunidad para centrarse un poco más en ellos como personas. En lugar de eso tenemos la invocación de un demonio, brillante idea de Ash, que se come unos cuantos minutos de metraje, y aunque tanto el diseño del monstruo como su presentación no decepcionan, uno no puede evitar pensar que tal vez no es necesario que cada semana tengamos que ser testigos de un duelo entre Ash y “el Mal”. No harían mal en intentar reducir un poco la velocidad de cómo marchan las cosas; los dos primeros episodios eran adrenalina...

Read More
Review de Ash vs The Evil Dead 1×02: Bait
Nov09

Review de Ash vs The Evil Dead 1×02: Bait

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al episodio 1×02 de Ash vs The Evil Dead. Bait es una declaración de intenciones, un capítulo que despeja las dudas que podían surgir en el espectador acerca de si la serie sería capaz de mantener el nivel mostrado en el piloto sin contar con la presencia de Sam Raimi detrás de las cámaras. “Así es como lo hacemos”, comenta Ash a sus compañeros después de lo ocurrido en la caravana, pero es evidente que esas palabras también van dirigidas a otra persona: el espectador. Siguiendo de forma directa los sucesos acontecidos la semana pasada, Ash vs The Evil Dead nos ofrece otros 30 minutos de humor negro y terror acompañados de litros y litros de sangre. Kelly escapa de la caravana llevándose el Necronomicon Ex Mortis, o al menos eso es lo que dice Pablo a El Jefe. Esto nos conduce a una secuencia propia de cualquier road movie en la que somos testigos de cómo Ash y su compañero hondureño tienen que enfrentarse a un Deadite dentro del coche al son de Highway Star, de Deep Purple. Una auténtica delicia para los sentidos. Una vez finalizado el pequeño viaje, nuestros héroes llegan a la casa de la familia de Kelly, una situación completamente diferente que podríamos comparar con La Matanza de Texas pero a la inversa: en esta ocasión, la motosierra la traen los invitados. Aquí somos testigos de cómo la madre de Kelly, quien nos habían dicho que estaba muerta, ha vuelto a su hogar. Al parecer no había fallecido; nunca encontraron su cuerpo, y ella asegura que lo que en realidad pasó fue un accidente que le hizo perder la memoria, memoria que ahora ha empezado a recuperar. Todos se creen la historia excepto Ash, viejo conocedor de las artimañas del Mal para engañar a las personas. “Cuando se trata del Mal, si algo es demasiado bueno para ser verdad, seguramente lo es”, espeta a Pablo. Y no se equivoca: la madre es en realidad un Deadite cuyo objetivo es, como no podía ser de otra forma, liquidar a Ash. Esa desconfianza de nuestro héroe nos regala una escena magnífica en la que interroga a Suzy, la madre. El tira y afloja entre los dos personajes es estupendo, convirtiéndose en uno de los mejores momentos del episodio. Esperemos que en el futuro podamos ver más escenas como esta. Todo acaba en carnicería, empezando por la muerte del padre de Kelly al más puro estilo Joker con el lápiz en El Caballero Oscuro, para terminar con la decapitación del Deadite, no sin antes ofrecernos un guiño a la película original en...

Read More
Boss o la elegía del poder
Dic27

Boss o la elegía del poder

Esto es lo que contesto cada vez que alguien me pide que le recomiende una buena serie: “bueno, puedes ver Boss, es cortita (apenas dos temporadas) y la protagoniza aquel tío de Frasier”. Boss, como denota el título de este artículo, es una elegía, una composición poética asociada al lamento, a la pesadumbre de unos personajes que se detestan entre ellos mismos pero que en su mayoría han aceptado su mezquindad y la imposibilidad de cambio, pues la aceptación de uno mismo aunque sea de tu lado malvado, nos sitúa en un horizonte conocido ante la incertidumbre de una mayoría que desconoce el sitio que ocupa y que por ello es vilipendiada ante sus constantes divagaciones de posición, pues no hay nada mejor para ser malvado que haber probado las mieles del poder con puñalada por la espalda, porque si ello regocija al asesino y no hay remordimientos, la verdad sobre uno mismo se cierne sobre la inmutable naturaleza del ser humano, y en el caso de Boss, esta es la maldad. A grandes rasgos, Boss puede ser descrita como una serie de tintes políticos cuya trama se desarrolla en la ciudad de Chicago, donde un Alcalde (Tom Kane) gobierna en apariencia con total armonía con sus conciudadanos y demás adversarios políticos, pero como es sabido si la política de alturas es un lodazal, la política local, donde las ambiciones y las mentes que las albergan viven en la misma calle o en el mismo barrio, deviene un campo de batalla silencioso donde cada esquina es una trinchera en la cual parapetarse, bien hasta recibir un disparo de gracia o alzarse con una victoria para luchar en la próxima batalla, pues todo político local, de ficción y real sabe que su destino es fatalista y su presente la supervivencia. Cuando digamos adiós a las armas, y hagamos recuento de las bajas solo habrá un verdadero ganador, solo puede quedar uno en esta ciudad demasiado pequeña para albergar tantos egos, solo un superviviente, y ese es Tom Kane. Penetrando en la trama propiamente dicha, versa sobre la manipulación que tiene y debe hacer un alcalde sin escrúpulos para conseguir lo que desea, aunque no sabemos si para el bien común o para su regocijo interno. Por ello, los ardides que utiliza van desde los típicos adversarios políticos, a los periodistas sagaces, los jóvenes políticos ambiciosos, los consejeros políticos que deben ejecutar sus órdenes con fe ciega, los constructores (pilar básico de corrupción de un municipio y de enriquecimiento de un político local), hasta aquellos más cercanos, como su esposa y su hija; aunque cercanos en lo físico no tienen correlación en lo afectivo. Hasta...

Read More