Rogue One, una historia de Star Wars: La Fuerza se toma un respiro
Dic18

Rogue One, una historia de Star Wars: La Fuerza se toma un respiro

Hace mucho, mucho tiempo, pero no tanto, treinta años a lo sumo, LucasFilm ya trató de exprimir el filón de la franquicia galáctica propiciado por la trilogía original a través de shows navideños especiales para la televisión, series de animación y dos spin off de larga duración, para ser exactos La Aventura de los Ewoks y La Batalla de Endor. El principal escollo de esas aventuras paralelas al universo oficial Star Wars eran sus paupérrimos presupuestos y un control de la calidad final del producto que, al menos en sus primeros escarceos en la pequeña pantalla, no siempre estaban sujetos al férreo control creativo de George Lucas. Desde que Disney tomó el control de LucasFilm comprándola por 3.125 millones de dólares, sabíamos que no se conformaría con producir únicamente una nueva trilogía o sacar rentabilidad económica de los juguetes y el merchandising con la marca de la franquicia, y no tardó en anunciar que sacaría tajada de su adquisición lanzando cada año una nueva película basada en su vasto universo y sus personajes más conocidos. Ahora Disney se ha convertido en el nuevo Imperio, tiene a su disposición el poder necesario y todos los medios técnicos para crear algo nuevo y mejor, pero como la mortífera Estrella de la Muerte, ellos también tienen un punto débil: se les ha olvidado hacer algo que además de opulento y fuerte parezca nuevo. Como a toda saga cinematográfica que se jacte de su longevidad, a Star Wars se le atraganta su propia leyenda y sus nuevas aventuras están condenadas a tropezarse con la reiteración, si bien Rogue One cuenta con la ventaja de no tratarse de una reproducción exacta de la lejana La Guerra de las Galaxias (1977, George Lucas) como lo fue El Despertar de la Fuerza (2015, J.J. Abrams) y aquí, en un prólogo directo a lo sucedido en la primera entrega, sólo cabe hablar de unos puntuales -pero demasiado obvios- guiños al mismo clímax bélico acontecido en El Retorno del Jedi (1983, Richard Marquand) en lo que, dicho sea de paso, se erige en un vertiginoso tramo final que transcurre entre asaltos de cazas rebeldes a la Base Imperial y una ejemplar batalla a pie de mar entre rebeldes y tropas de asalto -la que más denota el espídico pulso de su director, Gareth Edwards-. Nada que objetar a un estimulante y vigoroso tour de force final que permite levantar el vuelo y dejarte con un (in)completo buen sabor de boca. La base argumental es la de siempre, los rebeldes contra el Imperio; o lo que es lo mismo, el bien contra el mal. Jyn Erso (Felicity Jones) es la hija de Galen...

Read More
Historia del cine de Ciencia Ficción: El Espacio. PARTE I
Feb17

Historia del cine de Ciencia Ficción: El Espacio. PARTE I

De todos los géneros cinematográficos catalogados, la ciencia ficción es el único que nunca resultará ambiguo, puesto que la imaginación del ser humano, ingrediente principal de sus guiones, es ilimitada, no tiene fin. Podemos analizar este género dividiéndolo en cuatro capítulos o episodios: El Espacio, Invasiones alienígenas, Robots y Viajes en el tiempo. EL ESPACIO La historia de la ciencia ficción es la historia de ampliar horizontes. El espacio es un tema recurrente: un punto de referencia importantísimo en un importante grueso de cintas dedicadas a este género. Los seres humanos siempre nos hemos preguntado qué hay en las estrellas. Tenemos la necesidad de explorar, es nuestra naturaleza y solo hay que ver, que los acontecimientos cinematográficos más importantes se darán en galaxias muy muy lejanas. Todo empezó con la obra del escritor francés Julio Verne, De la tierra a la luna en 1865, que George Meliès adaptó en versión cinematográfica en 1902, convirtiéndose así en la primera película de ciencia ficción. Si hay que hablar de una película sobre viajes espaciales no es otra que Star Trek (1966). Una tripulación a bordo de la nave Interprise, deberá solucionar conflictos intergalácticos. Star Trek nos mostró un mundo que nunca conoceremos. Un mundo con nuevos planetas, razas y tecnologías. Las primeras películas de ciencia ficción se basaban en luchas contra seres monstruosos. Esto cambió con 2001: Una odisea del espacio (1968) que por primera vez, hubo sentido en las películas de este género. Este film era inteligente, profundo, de calidad y nos hacia preguntarnos por la posición del hombre en el universo y la posibilidad de contactar con otra civilización. Kubrick se basó en modelos de naves espaciales reales y buscaba una perfección que hiciera al espectador dudar si estaba viendo algo de ficción o de realidad. En 1979 aparece Alien: el octavo pasajero de Ridley Scott. Esta película no se parecía nada a los films anteriores. Por primera vez, el monstruo no parecía una persona, daba miedo de verdad. El Alien en sí estaba formado por partes mecánicas y partes orgánicas y los actores no sabían lo que iba a ocurrir. De ahí la cara de los astronautas al ver salir por primera vez al ser del pecho de uno de ellos. En  los años setenta, aparece el término “Espacio sucio”, es decir, películas que no están basadas en estilos perfectos de color, modernidad en la vestimenta de los personajes o elegancia de las naves sino todo lo contrario. Se da una vuelta a las ideas de Kubrick para mostrar un espacio más oscuro y cruel. Como es el caso de Estrella Oscura (1974) o Firefly (2002). En las películas de estos...

Read More
Feminismo y Star Wars
Dic31

Feminismo y Star Wars

Antes de nada… Este artículo NO contiene ningún tipo de spoiler. Dispuesto a meterme en dos jardines -o más- con un solo artículo, hoy tocará hacer un análisis del feminismo de la novísima Star Wars VII. Pero antes de empezar es necesario hablar de dos cosas: el porqué y el qué es. ¿Por qué hacer este análisis? Bueno, básicamente porque no hay crítica, análisis o review de esta película que no hable, precisamente, de la presencia de una mujer como protagonista -o más bien, coprotagonista- de la película, hablamos de Rey (Daisy Ridley). Esta presencia ha sido ampliamente halagada y celebrada por la crítica especializada, como un soplo de aire fresco y ya ha sido catalogada abiertamente como feminista -valgan este y este ejemplos como muestra- por algunos medios. Sin embargo, lejos de distraernos con la trama o con la valoración final de la experiencia y centrándonos, únicamente, en analizar el papel de la mujer en esta película podremos finalizar con algo más que un simple enunciado o respuesta monosilábica sobre el carácter feminista o no de esta obra. ¿Qué es el feminismo? Mucho se ha escrito ya sobre esto, pero para despejar dudas y malos entendidos dejemos clara una cosa: el feminismo es la lucha por la IGUALDAD entre mujeres y hombres. No se trata de anteponer las mujeres a los hombres o sus intereses, sino, precisamente de desvirtuar cada vez más esa taxación binómica y radical de: hombre, por un lado, y mujer, por el otro. En muchas conversaciones de calle o de taberna, se escucha la expresión: yo no soy machista, pero tampoco feminista. En esta frase se observa como a ambos términos se le aplica un antonimia basada en la contraposición de dos ideas: hombre a mujer. Sin embargo, esto es erróneo, ya que feminismo nace para ser opuesto a otro término: sexismo. Así que, para no liarnos y enfurecernos, partamos desde la base de que aquí hablaremos de feminismo como la lucha contra el sexismo, entendiendo este como la adjudicación de valores y conductas no biológicas a los conceptos hombre y mujer. El test de Bechdel Lo primero que se me ha ocurrido para hacer este análisis ha sido aplicar el famoso test de Bechdel, originalmente publicado como una tira cómica, consiste en observar en una película tres criterios: ¿Salen, al menos, dos personajes femeninos en la película? ¿Existe conversación entre dichos personajes? ¿La conversación gira en torno a un tema que no sea un hombre? Si la respuesta es afirmativa en las tres preguntas se supone que estamos ante un ejemplo de película feminista y, por tanto, no afectada por la brecha de género. La idoneidad de dicho test...

Read More
Star Wars VII: La cocina pseudo-italiana y Jota Jota (**1/2)
Dic27

Star Wars VII: La cocina pseudo-italiana y Jota Jota (**1/2)

Llegado un punto, yo ya estaba hasta las narices de El despertar de la fuerza bastante antes de ir a verla. Jamás planeé asistir el día del estreno, en parte porque los baños de multitudes rugientes y aplaudientes habrían mermado mi experiencia en vez de atraerme hacia ella, puesto que jamás he sido fan de la saga… y la parte conspiranoica de mí auguraba telediarios apresurados informando de un atentado terrorista que se lleva a cientos de frikis en un evento multitudinario en el Kinépolis de Madrid, a huevito para quienes quieren granjearse otro tipo de publicidad (poquita broma con esto). Total, que mi intención original era depositar mi papeleta el 20-D y luego marchar a mi centro comercial habitual a tomar parte de la experiencia con un baño menos salpicado de multitudes y más o menos a tiempo para esquivar los spoilers. En fin, pero ahí estaban previamente las simpáticas cabecitas temáticas que colmaban los rincones de la capital, otros productos llevando la marca Star Wars, un evento en la Plaza del Callao, diez millones de teaser-trailer-spot-avance-sneakpeek-cansinoides con imágenes exclusivas de la versión indonesia, una app de Spotify que te decía qué personaje de la saga eras según la forma de tu hez (o algo así), incluso filtros de Facebook que te ponían una espada láser en todo el jeto (yo diseñé mi versión particular)… Aunque me hubiera encerrado en una caja acorazada en mitad de un bosque perdido en el centro de una isla desconocida y hundida en el mar, la condenada publicidad de El despertar de la fuerza habría encontrado una manera de llegar hasta mí. Llegado un punto, yo ya estaba hasta las narices de El despertar de la fuerza antes de ir a verla. Pero, al fin y al cabo, fui a verla. Para alguien cuyo mundo no habría dejado de girar aunque George Lucas hubiera decidido meterse a monje, tanta parafernalia publicitaria para una película como esta es algo así como si me hubiesen acompañado cabalgatas, fanfarrias y comparsas para ir a comer al Domino’s Pizza. Puede que se sitúe en una galaxia muy, muy lejana, pero está muy, muy lejos de ser algo de otro mundo. Nuestro rancio favorito ya dijo que comprendía a aquellos fieles seguidores cuyos ojos se empañarían con cada fotograma, pero que no compartía su entusiasmo. Puedo suscribir su opinión. Dejemos que los verdaderos apasionados sean felices, pero yo simplemente he ido a pasármelo bien. A pesar del efecto negativo del hype sobre mí, desperté al chiquillo emocionado que aprisiono en mi interior cuando rompió la primera nota musical que acompañaba al archiconocido logotipo que se alejaba hacia...

Read More
Star Wars, El Despertar de la Fuerza: El Regreso a la Infancia
Dic20

Star Wars, El Despertar de la Fuerza: El Regreso a la Infancia

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia sin spoilers… No hacen falta ni dos minutos del nuevo capítulo de la recién adoptada franquicia de Disney para atisbarse de que la compañía del ratón ha sabido devolverle a la space opera más famosa de todos los tiempos el mismo espíritu pulp de sesión doble matinal con que Lucas la vió nacer, y a la que Lawrence Kasdan ayudó a dar sus primeros pasos adultos hasta convertirse en un gigante del entretenimiento para masas. La gran machada de su propio creador fue la de querer dotar a su fantasía espacial de ostensión y solemnidad en una reiterativa y plomiza segunda trilogía que casi destruye el buen sabor de boca de una mitología concebida como un cuento clásico, el de la eterna lucha entre el bien y el mal. La Guerra de las Galaxias, o al menos con ese nombre la conocimos algunos, es un juguete para nostálgicos y un pasatiempo atemporal que te transporta a la infancia, y así es como afortunadamente lo han entendido el propio Kasdan -coguionista y supervisor de este nuevo episodio-, Kathleen Kennedy y el director J.J. Abrams al devolverle a la saga la capacidad de hacernos soñar mientras volvemos a sentirnos como niños de 12 años. ¿Es todo exactamente igual? No. La presencia algo más relegada -tal y como se anunció desde que dió comienzo el rodaje- de Ford, Fisher y Hamill es un chute de melancolía que sirve de cebo a los fans más veteranos. Su participación en el nuevo episodio es un parche argumental que los que ya andamos entrados en años agradecemos, y que sirve para adherir a los adeptos de la trilogía original -las referencias a los episodios I, II y III son inexistentes- con una nueva legión de seguidores de menos de 30 años para quienes Han, Luke y Leia son sólo un puente entre un pasado que conocieron gracias al formato doméstico y otra apasionante epopeya galáctica de la que aquellos ya no serán los únicos protagonistas. Habrá tiempo de sobra para hacerse a la idea de que la implacable dureza de Rey (Daisy Ridley), la arrolladora chulería del desertor Finn (John Boyega) y el potencial carisma -aún por explotar- del piloto Poe Dameron (Oscar Isaac) son los nuevos pilares de la marca Star Wars. El legado de Han Solo, Leia Organa y Luke Skywalker pervivirá siempre guardado en un rincón privilegiado de nuestra memoria, incluso cuando se aparten a un lado para dejar que otras caras libren nuevas batallas. La Fuerza nunca se desvanece, sólo cambia de rostro, y sigue fluyendo alrededor nuestro en forma de emocionantes nuevos capítulos...

Read More
Star Wars: El Retorno del Jedi
Dic11

Star Wars: El Retorno del Jedi

 Era el épico final de una trilogía de películas que habían revolucionado la taquilla mundial. Y si bien con El imperio contraataca Lucas y compañía habían logrado dejar por los suelos el “segundas partes nunca fueron buenas”, con El retorno del jedi no se superaron precisamente. Debe matizarse que el hecho de no llegar a la altura de esa exquisita secuela de Una nueva esperanza no implica que el episodio VI sea una mala película. Es un buen producto que forma parte y completa al universo cinematográfico de ciencia ficción que es Star Wars. Pero, a pesar de que tenga mucho para aplaudir, sigue teniendo un pequeño problemilla que puede sonar a los seguidores de la saga… EWOKS. No es el único, sin duda, pero el daño que hicieron esos bichos a la película es proporcional al que logran hacer en la película al Imperio. Considerable y absurdo.  Después del trepidante final que nos dejó El imperio contraataca, resulta un alivio empezar el visionado de su continuación y sentirse cómodo. Es fácil seguir el hilo incluso sin tener mínimamente reciente la segunda película. ¿Quién olvida la escena de “yo soy tu padre” o de la creación del Han decorativo de Jabba? Sin embargo, aunque sea sencillo incorporarse a los androides y a la idea de una Leia disfrazada intentando sacar a Han Solo del embrollo en el cual se ha metido, el ambiente de la guarida de Jabba es demasiado. En la versión original se salvaba más, pero la remasterización es, a grandes rasgos, terrible. ¿Por qué se empeñan en arreglar cosas que están bien? Retocar los efectos visuales nunca está de más, pero otra cosa bien distinta es incluir a un bicho cantando cual diva con los labios color carmesí. Ya no es que sobre, que también, es que roza el ridículo. Disculpad si denomino a tan particular criatura “bicho”: mi conocimiento de razas alienígenas de Star Wars es limitado, yo solo soy una aficionada al cine.  Poco después de ese numerito Luke Skywalker hace una entrada triunfal que busca facilitar la ¿huida? de nuestros protagonistas. Han es rescatado en un abrir y cerrar de ojos; quién diría que es tan fácil salvar a alguien de semejante estado, pero bueno, esto es ciencia-ficción. Tras liarla a base de bien volando sobre las fauces hambrientas de Sarlacc, el grupo, Lando incluido, escapa derrotando a Jabba y a Bobba Fett. Éste último fue declarado vivo por el mismo George Lucas, según explicó el historiador Rinzler, para alegría de muchos seguidores de la saga. ¿Aparecerá en el episodio VII?  Después de esto y durante el resto del episodio nos encontramos con...

Read More
Star Wars: El Imperio Contraataca
Dic11

Star Wars: El Imperio Contraataca

Hay quien dice que las segundas partes nunca son buenas. Yo mismo, con la edad de nueve años, defendía que El Imperio Contraataca (1980), secuela del éxito de taquilla llamado La Guerra de las Galaxias (1977), era la película de Star Wars menos destacable de todas y, esa afirmación, que sólo se fundamentaba en el hecho de que no terminaba de entender su historia, no hacía más que retroalimentar mi ya enorme ego cinéfilo. Sin embargo, el tiempo no perdona a nadie y, tras haber repasado todos y cada uno de los títulos que componen la saga de George Lucas antes del inminente estreno del séptimo episodio, a día de hoy me parece indudable que El Imperio Contraataca es – objetivamente – la mejor entrega de todas. Esta afirmación, que muy bien podría fundamentarse en la exquisita profundización que se hace sobre la psicología de los personajes, su brillante banda sonora original, o su sobresaliente calidad cinematográfica (que supo mantener con respecto a su predecesora), parte del más objetivo de los razonamientos: su repercusión sobre el público de todo el mundo. Resulta que gran parte del misticismo y devoción que estas películas despiertan en el colectivo fan se debe a que El Imperio Contraataca cuenta con la gran mayoría de herramientas que, a día de hoy, ayudan a mantener viva la historia de ese villano redimido por su propio hijo. Ese contraataque del Imperio es el responsable de que, treinta y dos años después del estreno de El Retorno del Jedi (1983), se sigan haciendo referencias, comentarios o sátiras de los tres clásicos que componen la trilogía original de George Lucas. Por poner algunos ejemplos, El Imperio Contraataca es la cinta en la que conocimos la verdadera identidad de Darth Vader, en la que lloramos por la devastadora congelación de Han Solo en carbonita tras ese “Lo se”, o donde abrimos los ojos de par en par al conocer a la sabia y fascinante criatura llamada Yoda. En definitiva, El Imperio Contraataca representa casi todas las claves que convierten a esta saga cinematográfica en una leyenda del mundo del Séptimo Arte y de la cultura popular. Sin embargo, y a pesar de la evidente repercusión que tuvo – y tiene – sobre el público de todo el mundo, la película dirigida por Irvin Kershner es la entrega de la saga que menos dinero generó en las taquillas estadounidenses (unos para nada despreciables 209 millones de dólares). Paradójicamente, y en contraposición a esos incomprensibles datos de recaudación, el episodio V es el que mejor considerado está: prueba de ello es que se encuentra en el podio de todas las películas,...

Read More
Star Wars: Una nueva esperanza
Dic11

Star Wars: Una nueva esperanza

Sin preámbulos. Los rebeldes y el imperio en pleno enfrentamiento, así ya de entrada. La archiconocida introducción de la saga con tema de John Williams nos sitúa en plena guerra civil intergaláctica, con la Princesa Leia como estandarte de la revolución, tratando de huir tras robar los planos de la temida Estrella de la Muerte. La música se muestra poderosa desde el plano inicial, en el que ya vemos naves espaciales surcando la galaxia. Tenemos que recordar que esto sucedía en el año 1977, época en que los efectos especiales y temáticas Space Opera no eran, como lo son ahora, tema recurrente para Hollywood y plato común para el consumidor habitual. Yo, que soy de la generación nacida en los ochenta, no puedo ni imaginar lo que tuvo que ser estar sentado en la butaca del cine en el día de su estreno. Solo cabe hacerse una idea hablando con los primeros fans de la saga. R2-D2 y C-3PO, la extraña pareja, el famoso dúo robótico, se encuentra metido en el centro de la trama. Cuando Darth Vather entra en escena, lo hace también en la historia del cine. El villano de la ciencia-ficción y del lado oscuro de la fuerza. Star Wars y sus elementos característicos: las cortinillas en transición de planos. El mundo creado, imaginación y creatividad a raudales, todo resulta sorprendente. El humor presente en la saga original. El viaje del héroe. El valor y el coraje de quién lucha por lo que cree justo. El compañerismo. La amistad y lealtad de los protagonistas del lado de la fuerza en contra del afán malévolo del lado oscuro. Y por supuesto, los planetas exóticos. Tatooine. Planeta en el que encontramos a Luke Skywalker y un aletargado Obi-Wan Kenobi. En la huida de R2-D2 y C-3PO a Tatooine con los planos de la estrella de la muerte -y un mensaje para Obi-Wan- estos acaban siendo propiedad del tío de Luke. Gracias al ímpetu de R2-D2 por cumplir su misión, Luke acabará reuniéndose con el viejo Jedi, remanente de una orden ya extinta por el lado oscuro de la fuerza. Este le introducirá a Luke la historia de su familia, en el sentido de su vida y de la misma saga. El imperio destruye el hogar de Luke en la búsqueda de los planos robados, matando a su familia. Obi-Wan, Luke y los androides, camino a Alderaan, necesitan un medio de transporte. Necesitan, sin saberlo, el Halcón Milenario Emblemática la variopinta escena de la cantina, llena de razas extraterrestres y con música animada. Allí conocemos el carisma: Han Solo. Harrison Ford en uno de los papeles de su vida (Indiana Jones y Rick Deckard están ahí también). Han y Chewbacca, claro. Por cierto, ambos sabemos que al leer Chewbacca, has reproducido este sonido...

Read More
Drew Struzan: El hombre detrás del póster de Star Wars
Dic04

Drew Struzan: El hombre detrás del póster de Star Wars

La ausencia de la firma de Drew Struzan en el póster final de El Despertar de la Fuerza fue una auténtica sorpresa. Aunque sabíamos que el que una vez tuvo la responsabilidad de diseñar los carteles promocionales de todas las entregas de Star Wars anunció su retirada años atrás, su contribución a la nueva causa con un teaser póster disparó las alarmas de los fans, que, muy inocentemente, pensaron que la obra final de este nuevo episodio también estaría diseñada por él. Sin embargo, esa obra nunca llegaría. Drew Struzan, genio detrás de pósters como los de Harry Potter y la Piedra Filosofal o Indiana Jones, sólo aportaría a la nueva era galáctica aquel teaser poster que, aunque en su momento recibiese los aplausos de un subjetivo y cegado colectivo dispuesto a agarrarse a cualquier clavo ardiendo con tal de retroalimentar su subjetiva devoción por el universo de LucasFilms, no dejó de ser una obra considerablemente mediocre. Y es que, a pesar de que todos fuésemos conscientes de la abismal – y evidente – diferencia de calidad que había entre los pósters de los anteriores episodios y el de El Despertar de la Fuerza, nadie quiso darle la importancia que realmente tenía. Nadie sabía que, muy probablemente, ese sería el último granito de arena que Struzan pondría en la obra de Lucas. Por lo tanto, el día en el que se publicó el póster definitivo del séptimo episodio de la saga, muchos de nosotros, a pesar de la inevitable emoción que sentimos, nos desilusionamos al pensar que el Sr. Struzan, que fue capaz de diseñar un póster – el de La Amenaza Fantasma – que daría la vuelta al mundo y que, paradójicamente, no le aportaría la fama que se merecía, volvería a quedar, una vez más, oculto en las sombras del mastodóntico Hollywood: una tierra en la que los estudios y las distribuidoras participan en un Juego de Tronos en el que el dinero lo es todo. Como muy bien nos explica el propio artista en su libro The Art of Drew Struzan o en el documental Drew Struzan: The Man Behind the Poster, el diseño de los carteles promocionales de las películas está infravalorado. Hoy en día muy pocos valientes se atreven a empuñar un pincel y empezar a plasmar las imágenes de su cabeza en un papel. ¿Para qué esforzarse si se pueden hacer montajes fotográficos con herramientas tan versátiles como Photoshop? ¿Para qué invertir en algo que sólo una minoría del público aprecia y que, encima, puede salir muy caro? Por ésta y otras muchas razones, en el año 2008 Drew Struzan colgó su pincel...

Read More
Star Wars: La Amenaza Fantasma
Dic04

Star Wars: La Amenaza Fantasma

Star Wars fue probablemente el primer producto cinematográfico que logró traspasar la pantalla del cine para pasar a formar parte de la vida y cultura de millones de personas de todo el planeta; fue un auténtico fenómeno viral totalmente inesperado tras el estreno de la primera película de la saga -equivalente al episodio IV-  en el año 1977: La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza. Y el éxito terminó de ser absoluto con las dos siguientes entregas, tras los estrenos del Episodio V: El imperio contraataca, considerado por la mayoría como la mejor de todas, y del Episodio VI: El retorno del Jedi. A nivel cinematográfico, resulta innegable que estas obras han abierto unos nuevos caminos para el cine moderno de aventuras. Al anunciar George Lucas la segunda trilogía, temporalmente situada antes que la original, hubo por parte de algunos fans un miedo inicial a que destruyera la saga, y posteriormente cierta decepción por parte de los aficionados veteranos. Y dicho fenómeno se está repitiendo en parte ahora que nos encontramos a pocos días del estreno del Episodio VII: El despertar de la Fuerza. No obstante, estoy seguro que predominan en realidad las ansias por ver las nuevas películas por parte de la gran mayoría de fans. A las puertas de este acontecimiento mundial, nos hemos propuesto realizar en la Revista Tviso un Especial Star Wars, repasando los seis Episodios de la saga así otros artículos de interés, para ir calentando motores. Dado el especial cariño que le tengo al Episodio I: La amenaza fantasma, me lo he adjudicado para intentarlo defender de los tantos detractores que tiene. A pesar de ir a contracorriente, considero sinceramente que La amenaza fantasma es la mejor película de la segunda trilogía de Star Wars. Y lo digo a sabiendas de que resulta para la gran mayoría de personas la peor de toda la saga. Puede que influya en parte, que se trate de la primera película de Star Wars que pude ver en el cine, siendo yo además todavía un crío de diez años. Pero voy a intentar dar de todos modos argumentos objetivos para defenderla. En primer lugar, considero que es un correctísimo inicio de saga, que expande todavía más el magnífico universo creado por George Lucas. Nos introduce y lleva al pasado de una gran cantidad de personajes, lugares y seres fascinantes, que dotan a la película de mucha vida y dejando rienda suelta a la imaginación del espectador entregado: los droides, los gungan, las carreras de vainas, el Consejo Jedi, Darth Maul, Naboo, y un largo etc de personajes secundarios. Considero que asienta de forma muy correcta las bases de la saga, aprovechando a su vez la ocasión...

Read More
Star Wars: El Ataque de los Clones
Dic04

Star Wars: El Ataque de los Clones

El Ataque de los Clones es seguramente la película más criticada de toda la saga. En una franquicia del tamaño de Star Wars es normal encontrarnos con que ni una sola entrada se salva de la “quema” para determinadas personas, todos tienen una favorita y una que repudian; incluso es posible encontrar detractores de El Imperio Contraataca. Locos, descerebrados, almas que han perdido el rumbo en la vida, sí, pero existen. Sin embargo, este Episodio II probablemente tenga el título de película que más rechazo levantó entre el público; La Amenaza Fantasma se acerca, pero ahí están la carrera de pods y el duelo final contra Darth Maul, probablemente el villano más desaprovechado de toda la franquicia, para salvar la papeleta. Con este inicio de las Guerras Clon la cosa es diferente, y me atrevería a decir que de forma injusta; es probable que sea la más floja de todas, pero eso no la convierte en el bodrio que muchos afirman que es. El mayor sufridor de todas las críticas es el “pobre” Hayden Christensen. No podemos negar que su elección para encarnar a un joven Anakin Skywalker fue un error de casting, pero sería de necios hacerle cargar con toda la culpa cuando el principal responsable de los males de esta segunda entrega (en cronología de la historia) es un guión absolutamente terrible, firmado por George Lucas y Jonathan Hales, además de algunas decisiones que podríamos tildar de cuestionables tomadas por el propio padre de la saga. Dicho guión falla especialmente en uno de los elementos básicos: los diálogos. Algunas de las conversaciones entre Anakin y Padme son vergonzosas hasta el punto de rozar el ridículo. Las constantes declaraciones de amor y el debate entre formar una pareja o no tiran para atrás hasta al espectador más romanticón, y la cero química existente entre los dos actores no ayuda a sacar las escenas adelante. Pero el problema más gordo seguramente lo tengamos en la construcción y presentación del propio Anakin. El joven padawan es una persona atormentada que ha sufrido mucho a lo largo de su vida, una persona psicológicamente rota que pasó la mayor parte de su infancia viviendo como un esclavo en Tatooine,y que cuando fue rescatado por la Orden Jedi no solo tuvo que abandonar a su madre, sino que además siguió teniendo un estilo de vida bastante similar al que tenía en su planeta natal. El Consejo Jedi lo trata como un peón, encomendándole tareas que van en contra de lo que él cree y siente y no tienen en cuenta lo que pueda pensar, y si bien esto forma parte de su aprendizaje en el camino a convertirse...

Read More
Star Wars: La Vengaza de los Sith
Dic04

Star Wars: La Vengaza de los Sith

Star Wars Episodio 3: La Venganza de los Sith supone un cierre de la trilogía de las precuelas por todo lo alto, colocándose no solo como la mejor de éstas, sino también en el top de mejores entregas de la saga al completo. A pesar de compartir algunos problemas que ya vimos en las dos anteriores películas, Episodio 3 es un cuento de ciencia ficción cargado de adrenalina y emoción. Los primeros 20 minutos dejan claro el tono general de la película, con un asalto en dos pequeñas naves de Anakin y Obi-Wan mientras de fondo vemos como se libra una batalla de proporciones épicas, seguido de un rescate movidito del senador Palpatine para acabar con un aterrizaje forzoso que lo pone todo patas arriba. Aquí no hay sitio para los tortolitos dando vueltas abrazados por la hierba; esto es puro espectáculo, puro Star Wars. Al contrario de lo que ocurría en el Episodio II, en esta ocasión el personaje de Anakin está mejor dibujado; sigue habiendo algunas piezas que no acaban de encajar, pero es posible que eso se deba más a la decisión inicial de presentarlo como un niño en La Amenaza Fantasma, algo que quitó unas cuantas horas de tiempo de desarrollo de personaje para alguien con una psique tan compleja y enrevesada. Si desde el primer momento lo hubiésemos conocido como un adolescente, seguro que nos habríamos ahorrado muchas de las situaciones que parecen un tanto “forzadas” o repentinas. El problema en esta ocasión es la forma en la que presentan la relación que mantiene con el Senador Palpatine; sabemos que son amigos desde hace mucho tiempo, pero esa confianza y cercanía que se supone que comparten los dos personajes no se acaba de trasladar a la gran pantalla, algo que afecta no solo a la poca naturalidad con la que Anakin parece tomar algunas decisiones, sino que quita un poco de credibilidad a su “brusca” transformación en Darth Vader. El polo opuesto lo podemos ver en el trato que le dispensa Obi-Wan, quien ya lo ve casi como a igual en lugar de un joven aprendiz molesto y caprichoso. Buena prueba de ello es la forma en que lo empuja a tener su “día de gloria” con los políticos después de rescatar al futuro Emperador de las garras del Conde Dooku, quien acaba decapitado por el propio Anakin. Incluso su relación con Padme está suavizada; ya siendo una pareja estable, nos ahorramos tener que presenciar insufribles escenas de intento de ligoteo y declaraciones de amor, sustituyéndolas por momentos de desconcierto y miedo por parte del joven Jedi respecto al futuro que le espera a su esposa. Es...

Read More
I Am Your Father: el hombre bajo la máscara de Darth Vader
Nov19

I Am Your Father: el hombre bajo la máscara de Darth Vader

I am your father es un interesante documental de Toni Bestard y Marcos Cabotá, que nos invita a conocer a David Prowse, el verdadero actor que se escondía detrás de la máscara de uno de los villanos más temidos y conocidos a nivel mundial: Darth Vader. El documental nos invita a descubrir la vida e historia de dicho actor, y el cúmulo de injusticias que sufrió y sigue sufriendo relacionadas con la saga de Star Wars. “A veces una máscara no oculta solo una cara, sino también una gran historia.“ Darth Vader es considerado el mejor villano de la historia del cine. Su silueta, su respiración, sus movimientos, todo lo que rodea a la figura del icónico personaje es reconocido a nivel mundial. Todo menos algo crucial. David Prowse, el hombre que le dio vida y que se escondía detrás de la máscara. A sus 80 años, David vive tranquilamente a las afueras de Londres. Su vida es aparentemente sencilla, pero a diferencia de cualquier otro vecino de su pequeño barrio de Croydon, David esconde una historia increíble que merece la pena ser contada y descubierta. Con este pretexto, el director del documental decidió viajar a Londres para proponerle a David Prowse algo que nunca hubiera imaginado: Volver a rodar una secuencia de la mítica trilogía. Una secuencia que se le prohibió rodar en su momento, y que impidió que el rostro de Prowse fuera tan reconocido como los de sus compañeros de reparto, Harrison Ford, Carrie Fisher o Mark Hamill, dado que la única escena en la que Darth Vader se quita la máscara, George Lucas decidió reemplazarlo por Sebastian Shaw, y su voz con su peculiar acento del sur de Inglaterra fue a su vez doblada por James Earl Jones. El objetivo del documental es en parte poner fin a esta gran injusticia, atendiendo así a miles de fans que defienden que esa escena siempre debió interpretarla David Prowse. De una manera simbólica y sin ningún ánimo de lucro, el director, ayudado por un grupo de entusiastas fans, intentará devolver a Prowse el reconocimiento que nunca tuvo. Y en su recorrido, los directores de esta película descubrirán algunas pistas sobre el rechazo hacia David Prowse por parte de los creadores de Star Wars. Aparentemente el motivo principal se encuentra en unas supuestas declaraciones a un periódico de Londres, durante el rodaje de “El Retorno del Jedi”. ¿Es ese el motivo de porque se condenó a Prowse al ostracismo? A pesar de todo, David Prowse acude prácticamente cada fin de semana a alguna convención de sci-fi alrededor del mundo para firmar autógrafos a los fans de Darth Vader-aunque por desgracia, nunca es invitado a las convenciones oficiales de...

Read More