Daredevil: luces y sombras
Abr28

Daredevil: luces y sombras

La siguiente entrada contiene spoilers de Daredevil. Marvel inicia su andadura en el llamado “street level” con Daredevil, la primera de una serie de producciones que pretenden mostrar héroes más humanos que lidian con problemas del día a día, alejándose así de las grandes producciones cinematográficas a las que nos tenían acostumbrados. No es la primera serie de la editorial subsidiaria de Disney, puesto que ahí están Agents of S.H.I.E.L.D. y Agente Carter, pero sí es la primera que se distribuye a través de Netflix, sinónimo de calidad con sus series exclusivas. Un total de 13 capítulos con altas dosis tanto de acción como de drama, en los que seguimos los pasos de Matt Murdock (Charlie Cox) en su lucha por salvar Hell’s Kitchen, el barrio que lo vio nacer y crecer. Un desafortunado accidente con productos químicos dejó a Matt ciego desde pequeño, pero esa pérdida de visión vino acompañada de un desarrollo sobrehumano del resto de sentidos, hasta el punto de tener la capacidad de “ver” como si de un sonar se tratase, llegar a escuchar los latidos de las personas que tienen alrededor, ser capaz de oler cualquier cosa además de poder predecir el movimiento y desplazamiento de los objetos a su alrededor, permitiéndole así anticiparse a la mayoría de sucesos. Tras graduarse, decide montar un despacho de abogados con su mejor amigo Foggy Nelson (Elden Henson), con quien recibe el caso de defender a Karen Page (Deborah Ann Wolf), quien más tarde se convertiría en su secretaria. Ese primer caso los hace chocar contra Union Allied, una empresa que no huele muy bien y realiza movimientos un tanto sospechosos en el barrio de Matt. Dicha empresa está dirigida por Wilson Fisk (Vincent D’Onofrio), también nacido y criado en Hell’s Kitchen, quien se ha asociado con diferentes bandas mafiosas para conseguir expropiar los edificios de la zona y reconstruir la zona, a la que ve en decadencia. Obviamente la misión de todos ellos es la de detener a Fisk, cada uno a su manera: Foggy y Karen intentan investigar de la forma tradicional, mientras que Matt utiliza su identidad secreta para acercarse al líder de la empresa desde las sombras. Podríamos decir que Daredevil es más un drama criminal que una serie de superhéroes. Policías corruptos, tráfico de drogas, armas, personas, asesinatos. Eso es el llamado “street level”, y el personaje del demonio rojo lo resume a la perfección. Matt Murdock es una persona emocionalmente rota después de lo ocurrido con su padre (mi familia agradece que no haya escogido la profesión de superhéroe) y él mismo es consciente de ello. Por una lado busca defender el...

Read More
Lilyhammer: Un mafioso bajo cero en la primera ficción de Netflix
Abr14

Lilyhammer: Un mafioso bajo cero en la primera ficción de Netflix

Una de las tendencias mas recientes es la veneración absoluta de muchos de vosotros hacia las series y el modelo de producción de Netflix, que provoca verdaderos terremotos en las redes sociales cuando libera de golpe los trece episodios de temporadas de series como “House of Cards”, “Orange is the New Black”, o mas recientemente “Bloodline”, “Unbreakable Kimmy Schmidt” o “Daredevil” que son devorados en plan agónico en maratones de resistencia televisiva. Nosotros en cambio, preferimos siempre buscar la rareza y por ello en medio de esa vorágine “netflixera”, os vamos a presentar la primera serie original que produjo Netflix, Lilyhammer que fue una coproducción con la televisión noruega y que tiene bastantes alicientes mitómanos, empezando por el protagonismo de Steven Van Zandt. Ficha: Lilyhammer 24 + ep 45 min .  Ene 2012- . Idioma: Noruego/Ingles, subtitulado en castellano. Cadena: NRK/Netflix La trama : Frank Tagliano, un jefecillo mafioso de Nueva York entra en el programa de protección de testigos por delatar a su jefe de la Mafia, y pide ser enviado a Lillehammer en Noruega, porque le gustó mucho cuando la vio en los JJOO de 1994, pero cuando llega en pleno invierno, con mucho frio y  todo nevado, se da cuenta que no todo es del color de rosa que se esperaba produciéndose un inevitable choque de mentalidades y de costumbres. Su llegada a Noruega es como la de un elefante en un cacharrería y empieza de forma casi automática a repetir sus trapicheos, pero con un cierto aire de Robin Hood, protegiendo a los indefensos a su manera y con sus métodos expeditivos apoyados por una banda de sicarios que recluta en el lugar El choque cultural entre el mafioso de origen italiano, que dobla las normas a su conveniencia y la rígida y la organizada sociedad noruega, en la que hace amigos y enemigos, tiene unos toques surrealistas que la hacen bastante divertida. Tagliano, que cambia su nombre al de Giovanni Henricksen, hijo de un inmigrante noruego, aunque no habla noruego, lo entiende y la serie se habla en una mezcla de noruego e ingles, que añade otro punto de exotismo a la serie ,como podéis ver en el trailer de la serie Comedia muy negra, donde Steven Van Zandt, el inolvidable Silvio Dante de los Soprano, es el protagonista absoluto, haciendo una especie de prolongación de su papel de mafioso, pero en un entorno completamente diferente. Su implicación en la serie empezó a través de su faceta musical, por la que siempre ha sido mas conocido como guitarrista de la mítica E Street Band de su gran amigo y colega Bruce Springsteen. El sello musical...

Read More
House of Cards review 3ª Temporada: “No hay terreno sagrado para los vencidos”
Mar18

House of Cards review 3ª Temporada: “No hay terreno sagrado para los vencidos”

(Noc noc, dos golpes de nudillo en la mesa). Dejamos a Frank Underwood estampando su sello personal en la mesa del despacho oval, la ambición de su vida y la de su esposa Claire, en uno de los finales de temporada que ya de por si justifican una renovación inmediata para saber como se desarrollará la escena siguiente. La primera temporada de HOC nos deleita con las habilidades de los grupos de presión o lobbys, como su influencia es en realidad lo que marca la agenda legislativa en los centros de poder que supuestamente emanan del pueblo; nos adiestra para comprender que no hay verdad ni mentiras, sino solo la versión del vencedor, nos muestra como es la toma de decisión del Congreso y del Senado, a que presiones obedecen y que suelen demandar a cambio. Nos enseña que el cuarto poder, los medios de comunicación, pese a su creciente decadencia todavía pueden ser útiles como forma de control de nuestros representantes, y que un tweet puede hacer caer a cualquiera y que si una foto se viraliza puede llegar a ser más devastadora que una portada de periódico, porque “el camino hacia el poder esta cimentado de hipocresía y mentiras, y nunca hay que arrepentirse”. La segunda temporada de HOC es casi perfecta. Nos recuerda la intensa vigilancia a la que todos estamos sometidos en la era de la información, a que cualquier cosa que escribamos, dato subido a la red y foto o video del pasado puede estar al alcance de cualquiera que sepa como infiltrarse en las redes o hackear una conexión. Se adentra en el binomio lealtad y pareja, de como es posible ir tan allá como sea posible mientras haya entendimiento y comprensión; y de que es mejor callar y dar a entender, que tener la grosería de incomodar al otro con algo tan naíf como la cruda verdad. Nos proporciona un fiel retrato del éxito de un matrimonio, un objetivo común a largo plazo, en este caso un status político en contraposición a la mayoría que prefiere casa, hijos y un perrito. En esta temporada las tramas argumentales gravitan, a grandes rasgos, sobre las relaciones exteriores con Rusia, el eterno proceso de Paz entre Israel y Palestina, la representación de EUA en la ONU, una propuesta política estrella que pretende sacar adelante el presidente y, por supuesto, la campaña para las elecciones presidenciales, puesto que Frank solo tiene un año de mandato después de haber sucedido al anterior presidente dimitido, y sobra decir que todos queremos su reelección, FOUR MORE YEARS!!! o en nuestro caso FOUR MORE SEASONS!!! Pero como todo político o persona que detenta...

Read More
La ambición de Frank Underwood
Feb27

La ambición de Frank Underwood

Mi área de interés preferida es sin lugar a dudas las relaciones de poder. El poder es eterno, siempre existe una entidad que lo ostenta, y sin embargo, siempre acaba cambiando de manos. Se parece a la energía en cuanto que no se destruye, solo se transforma. Podríamos decir que ha discriminado a lo largo de la historia en base a raza, sexo y religión, pero en realidad solo fue ejercido mejor por unos que por otros; el poder no tiene preferencias solo tiene la influencia que nosotros decidamos que tiene. Frank sabe que el poder no existe, solo existe la apariencia del poder y el reconocimiento de los demás a quien lo posee. Él ha decidido ser poderoso y éste es el retrato de un hombre decidido en busca de poder. Éxito y riqueza. En nuestra sociedad tendemos a asociar estos dos conceptos como si fueran unívocos, complementarios e irremediablemente asociados. Cuanto más dinero más éxito ha tenido uno en la cada vez más restringida clasificación de winner y loser, que aunque pueda ser cierta porque todos nos sentimos al final de un modo u otra no debería ser medida por un concepto tan vil y material. “Qué desperdicio de talento. Eligió el dinero en vez del poder, un error que casi todos cometen. Dinero es la gran mansión en Sarasota que empieza a caerse a pedazos después de diez años. Poder es el viejo edificio de roca que resiste por siglos. No puedo respetar a alguien que no entienda la diferencia” La conclusión de Frank es que el dinero ciertamente puede hacerte llegar a tener cierto poder, pero si ya tienes poder para conseguir lo que quieres, para que necesitas dinero, solo basta con acudir a aquellas personas sobre las que ejerces tu poder; además el dinero es poco elegante, sutil y cualquier mendigo de la esquina tiene algo, pero ¿cuantos de ellos tienen Poder? Exacto, es a eso a lo que me refiero. Sexo. “Un gran hombre dijo una vez (Wilde): ‘Todo se trata de sexo, excepto el sexo. El sexo se trata de poder”. El senador Underwood, Frank para los amigos, nos describe un concepto muy interesante relativo a la personalidad humana y es que cuando hablamos de poder, influencia y dinero, estamos proyectando un objetivo final que es conseguir sexo a través de ello. F.U. es consciente de que el sexo es un tipo de divisa de intercambio con el que se puede negociar de todo, de todo excepto el propio poder, y no se debe escatimar a la hora de pagar. En el mundo de HOC (muy cercano al nuestro), la gente se acicala,...

Read More
House of cards es la sublimación de la ambición
Feb26

House of cards es la sublimación de la ambición

No es sencillo hablar sobre una serie a la que adoras e idolatras, solo espero poder transmitir con la suficiente pasión ese feeling tan especial para que no resistas la tentación de ver esta obra de arte, especialmente ahora que estrena su tercera temporada, y si las has visto, para revisar sus dos maravillosas temporadas y memorizar esas frases memorables que sirven para cualquier aspecto de la vida. House of cards es la sublimación de la ambición, no importa lo que uno quiera hacer con el poder, lo único que desea es mas poder, acapararlo todo para poder ser reconocido como el mas poderoso, esa es la naturaleza humana y eso es HOC. House of cards es para mi la pieza que le faltaba a lo que yo he llamado “la trilogía del poder”, en la que deben incluirse The west Wing y Boss. Una, ejemplo del buen gobierno y del yes we can, inspiradora de los discursos de Obama e incluso de tomas de decisión en su propia carrera política (no es broma). Otra, sin embargo es ejemplo de la avaricia y la maldad que conlleva la concentración de poder y que nos hace ver que el peligro siempre procede del poder mas cercano. Para los no instruidos en este tratado de las pasiones humanas, HOC nos muestra, algunos dirían que de forma descarnada y excesiva, el devenir de un congresista de los EUA que forma parte de una nueva Administración y espera ser designado para algún cargo de relevancia, pero que a pesar de todos sus esfuerzos queda patente que los demás lo infravaloran y no lo tienen en cuenta. No es el chico más popular de la clase ni el más guapo ni procede de uno de los estados que otorgue más prestigio, pero lo que caracteriza a esta serie y a su protagonista es la Ambición, una característica no muy bien considerada pero sin la que no se ha forjado ningún imperio. De ambiciosos hay muchos en el mundo, pero por desidia, estupidez, ineptitud o precocidad, solo unos cuantos logran que los cuentos de la lechera que uno tiene en mente finalmente fructifiquen en lo preconcebido; porque la ambición sin otra característica es estéril, se necesita paciencia. Es el viaje a Ítaca de un hombre de raíces humildes, que se sabe no el mejor de todos los hombres, pero sí uno de los más pacientes y ante todo, una cualidad no muy valorada en nuestros días, conocedor de sus propios limites y defectos. Un político en la era del Twitter, no el más guapo ni el más mediático, pero de aquellas personas que sabe estar en el sitio...

Read More
Marco Polo y las delicias de Oriente
Dic19

Marco Polo y las delicias de Oriente

“Queremos convertirnos en la nueva HBO antes de que HBO se convierta en la nueva Netflix” van repitiendo desde Netflix, donde desde hace tiempo tienen la atención fijada en la creación de contenidos de producción propia. Quizá lo peor -y lo mejor- de su formato es que eres tu quién decide cómo y cuándo ver los contenidos que se te ofrecen. Lo digo por mi, claro, que Marco Polo me ha durado dos días y ahora tengo que esperar un año entero para ver la segunda temporada. Marco Polo empezó el pasado 12 de Diciembre estrenando, como es ya costumbre, los 10 episodios de su primera temporada. No sabemos todavía si renuevan (con House of Cards y Orange is the new black renovaron antes de su estreno), aunque sabemos qué es una apuesta fuerte de la plataforma porque han destinado un presupuesto de 90 millones de dólares para su primera temporada (bastante por encima de cualquier producción televisiva, a excepción de Juego de Tronos). Así, el contenido original de Netflix sigue en aumento: House of Cards, Orange is the New Black, Lilyhammer, BoJack Horseman, Hemlock Grove … las adoptadas The Killing o Arrested Development y otras que llegan en breve: Sense8 de los hermanos Wachowski y los proyectos Marvel. Producida por The Weinstein Company y filmada en Italia, Kazajistán y los estudios Pinewood de Malasia, ha sido creada por John Fusco (creador y productor ejecutivo) y dirigida en sus dos primeros episodios por Joachim Rønning y Espen Sandberg. Esta es la descripción oficial de la cadena: “El argumento seguirá el viaje del famoso navegante veneciano Marco Polo, que lo conducirá al centro de una guerra en la China del siglo XIII, en un mundo repleto de artes marciales aún desconocidas en occidente, trampas políticas, espectaculares batallas e intrigas sexuales.” Marco Polo me ha entretenido. Siempre me han gustado las aventuras en tierras lejanas, con pueblos y culturas tan distantes. Por contexto, esta primera temporada me ha recordado muchísimo a Mongol (Sergey Bodrov), una superproducción de Kazajistán que narra la vida del legendario Genghis Khan y sus conquistas. La serie que nos ocupa se centra en ‘Los Viajes de Marco Polo’ y su paso por la corte del gran Kublay Khan (Benedict Wong), nieto de Genghis Khan. He leído por las redes comparaciones con Game of Thrones, aunque a mi me recuerda más a Roma o Vikings. Las tres se centran en tiempos históricos e incluyen planes de conquista: Marco Polo está ambientada en el Oriente del siglo XIII y los planes de expansión del Khan hacía China. Roma nos plantea una época que rodea la transformación de la República romana en...

Read More