Waco:  Los peligros de victimizar a importantes delincuentes
May29

Waco: Los peligros de victimizar a importantes delincuentes

El auge del género del ‘true crime’ y derivados ha abierto el campo para que las cadenas apuesten por productos como ‘Waco’, ficciones basadas en tragedias sucedidas hace poco tiempo y que se mantienen frescas en la memoria de muchos espectadores. El peligro de este tipo de ficciones como ‘Waco’ es lavar de forma consciente o inconsciente la reputación y la figura de delincuentes repugnantes como es el caso de la figura de David Koresh, el líder de una secta que con sus actos y la inestimable ayuda de la incompetencia del FBI, provocó una de las mayores tragedias recientes de la historia de los EEUU, en la ciudad texana de Waco. No hay que confundir la objetividad en presentar unos hechos con la ambigüedad moral de dejar como una posible victima a un corruptor, violador de menores y fanático religioso como David Koresh, y por ese lado ‘Waco’  parece que envía un mensaje absolutamente equivocado a aquellas personas que desconozcan la historia como os vamos a argumentar en el presente artículo. Ficha: Waco 6 ep 45 min .Ene-Feb 2018-. Idioma: Ingles subs español Cadena: Paramount ( USA) La trama : David Koresh era un controvertido líder religioso que había creado una secta denominada los Davidianos que vivían aislados en un gran rancho a las afueras de la ciudad texana de Waco. El grupo vive al margen del resto del mundo, atrincherado con un gran arsenal de armas y un harén de mujeres a disposición del líder  incluyendo menores, lo  que preocupaba mucho a las autoridades federales. La miniserie explora y disecciona los meses previos y todo el desarrollo del asedio de 51 días por parte del FBI que finalizó en una verdadera masacre con un gran número de bajas. Creada por los hermanos John Erick Dowdle y Drew Dowdle,  ‘Waco’ está basada en dos libros que explican su parte de la historia desde dentro y desde fuera del rancho. Por un lado han utilizado la biografía de uno de los supervivientes de la masacre, David Thibodeau, que proporciona detalles sobre las interioridades de la secta y su líder, mientras que por el otro lado tenemos el relato de Gary Noesner el negociador jefe del FBI que explica su punto de vista sobre el asedio y asalto final, como muestra el trailer de la serie. No puedo negar que la idea de presentar ambos lados de la historia con testimonios veraces era muy interesante a priori ,en especial cuando tenemos a dos grandes actores como Taylor Kitsch ( Friday Night Lights) y Michael Shannon ( foto inf, Boardwalk Empire) para encarnar respectivamente a los dos antagonistas David Koresh y...

Read More
La forma del agua: Una limpiadora viene a verme
Mar10

La forma del agua: Una limpiadora viene a verme

Hay dos secuencias particularmente hermosas en la menos hollywoodiense de las películas americanas dirigidas por Guillermo del Toro -esa es una de sus pocas virtudes, por cierto-: Sally Hawkins y Richard Jenkins rezumando complicidad mientras imitan los pasos de baile de un viejo musical en B/N que miran por televisión, y la otra es cada instante en el que aparece Sally Hawkins matándose a pajas en su bañera.   Me gustaría afirmar que ‘La Forma del Agua’ es pura poesía visual y un hermoso homenaje al cine clásico de terror, una oda a los sentimientos que demuestra que los monstruos también pueden amar, pero es que más de la mitad de obras del mexicano ya eran poesías visuales y homenajes al cine clásico de terror, odas a los sentimientos que demuestran que los monstruos también pueden amar. Más de lo mismo, pero con un envoltorio más reluciente. Los anuncios de Gas Natural cada vez están más currados. Ni tampoco es la primera vez que veo al larguirucho Doug Jones haciendo de hombre bicho para Guillermo hartándose a zampar huevos duros. Son tantas veces ya las que hemos visto a Doug poniéndose morado que, para la próxima ocasión, del Toro debería plantearse adornar también ese instante con fragmentos de otra cinta clásica que remitan a los mismos hábitos. No sé, me viene a la cabeza ‘Pink Flamingos’ (1972, John Waters). De lo que se come se cría, preciosa… Añadámosle a la ecuación ya conocida por el mexicano un par de guiños políticamente correctos que no vienen a cuento, pero que dan puntos en la carrera a los Oscars, como un personaje secundario homosexual cuya homosexualidad no aporta nada relevante a la trama, la dicharachera Octavia Spencer cada vez más afianzada como la Laly Soldevila afroamericana y un villano capitalista, machista y racista que, por supuesto, es también un acosador sexual. ¿Lo pilláis, eh? ¡Es clavadito a Donald Trump! Que Hollywood todavía piense que -al margen del circuito más indie- Michael Shannon sólo es capaz de interpretar a cabrones es otra desgracia sumada al conjunto. De pequeño nunca me invitaban a los cumples. Jamás comprendí el motivo. ‘La Forma del Agua’ (2017, Guillermo del Toro) es el pasatiempo perfecto para una de esas tardes tontas de domingo, con la sala llena de jubilados roncando -me ha ocurrido, lo juro- y señoras mayores que exclaman ‘ay, me ha parecido muy bonita’, pero si esto es a lo que ahora se considera obra maestra, creo que ya va siendo hora de tratar también a ‘1, 2, 3… Splash’ (1984, Ron Howard) -su referente más obvio, junto a ‘Let Me Hear You Whisper’, la...

Read More
La forma del agua: Guillermo del Toro en plena forma
Sep08

La forma del agua: Guillermo del Toro en plena forma

Guillermo del Toro siempre ha afirmado estar enamorado de los monstruos: «mi fascinación hacia ellos es casi antropológica… los estudio, los disecciono en algunas de mis películas: quiero saber cómo funcionan, qué aspecto tienen por dentro y cómo se comportan». En esta línea, presentó su nueva película -titulada The shape of water (La forma del agua)- en la  Sección Oficial de la 74ª edición del Festival de Venecia, y la especial 50 edición del Festival Internacional de Sitges, y como no podía ser de otro modo, ha vuelto a introducir un monstruo como elemento angular del film. Con La forma del agua, Guillermo del Toro vuelve a realizar otro cuento fantástico, a partir de una historia escrita por él mismo, y ambientada esta vez en plena Guerra Fría, en los años 60. Más concretamente, nos introduce en un laboratorio gubernamental de alto secreto, donde trabaja una mujer muda, Elisa (interpretada por una magnífica Sally Hawkins), que vive atrapada en una vida aislada, hasta que descubre y conoce al ser anfibio con el que andan experimentando en uno de los laboratorios. La historia bucea entre distintos géneros: fantástico, thriller, drama y romántico. Y a pesar de ser una película principalmente de entretenimiento, la historia tiene un gran peso socio-político llena de analogías. Aunque de lo que habla principalmente el film es del amor. En palabras de Guillermo del Toro: El agua siempre coge la forma de lo que la sostiene en el tiempo, y a pesar de que el agua puede llegar a ser tan leve, también es la fuerza más poderosa y maleable del universo. Del mismo modo funciona el amor ¿no? Da igual en que forma o recipiente depositemos el amor, se convierte en eso, ya sea un hombre, una mujer, o una criatura. En el film, aparecen muchos de los temas recurrentes en la filmografía de Guillermo del Toro, tales como la biología y su fascinación por el mundo fantástico. Temas como el ‘bien’ y el ‘mal’, la inocencia y la amenaza, lo histórico y lo eterno, lo bello y lo monstruoso, confluyen entre ellos demostrando que no hay oscuridad que pueda derrotar del todo a la luz. También en palabras de Guillermo del Toro: Me gustan las películas que son liberadoras, que te dicen que está bien ser quien sea que seas. Y parece ser que en los tiempos que corren, es un tema muy pertinente. Como a lo largo de su filmografía, los films de Guillermo del Toro destacan principalmente por su gran trabajo artístico, creando una atmósfera y estética propia, tanto en el departamento de arte como en el de vestuario. Guillermo del Toro logró juntar a su...

Read More