74 Festival de Venecia: palmarés y reportaje fotográfico
Sep15

74 Festival de Venecia: palmarés y reportaje fotográfico

El Festival de Venecia, el festival de cine más antiguo, ha celebrado su 74ª edición entre el 31 de agosto y el 9 de septiembre. La anécdota más curiosa que ha dejado atrás, ha sido la de ser el primer festival de primera categoría en acoger y crear una nueva competición para la VR –Virtual Reality-. Y lo ha hecho con un mensaje muy positivo: la Realidad Virtual no ha venido a suplantar al cine, sino a buscar un camino paralelo y alternativo, que permita explorar nuevas vías artísticas, dando rienda suelta a la creatividad, en convivencia con el séptimo arte. El Festival, en sus distintas categorías, ha proyectado una gran cantidad de películas procedentes de todo el mundo, de una gran variedad de estilos y géneros, con la particularidad de que ha premiado con el máximo galardón, el León de Oro, precisamente a una película de género: La forma del agua de Guillermo del Toro. Podéis leer sobre ella en nuestro artículo: The Shape of Water. El Jurado, presidido por la actriz Annette Bening, y compuesto por Ildikó Enyedi, Michel Franco, Rebecca Hall, Anna Mouglalis, David Stratton, Jasmine Trinca, Edgar Wright y Yonfan, fueron los encargados de repartir los premios de esta edición. Uno de los grandes afortunados de la noche, fue el debutante francés, Xavier Legrand, con su film Jusqu’à la garde, que se llevó dos grandes Premios: el Premio Venezia a la mejor Opera Prima, así como el León de Plata a la Mejor Dirección. Premios que abren las puertas a un futuro prometedor a este cineasta debutante. La Coppa Volpi a la Mejor Actriz, ha ido a parar a manos de la veterana actriz Charlotte Rampling, por su excelente interpretación en el film del italiano Andrea Pallaoro, Hannah. El Premio Marcelo Mastroinanni ha ido a parar al joven intérprete emergente, Charlie Plummer, por Lean on Pete, de Andrew Haigh. Es un premio que ha logrado alzar muchas carreras. El Premio Especial del Jurado fue a parar a manos de ‘Sweet Country‘, del australiano Warwick Thornton. El premio al Mejor Guión fue otorgado a Martin McDonagh por sus fabulosos diálogos en su nuevo film de ‘Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri‘. Lo anecdótico del palmarés, fue que premiaron con el Gran Premio del Jurado a Foxtrot, del israelita Samuel Maoz, y con la Copa Volpi al Mejor Actor al palestino Kamel el Basha por The insult. No faltaron las preguntas incómodas durante la rueda de prensa de los premiados, cuando se sentaron juntos en la mesa. A su vez, en el Jurado de la Sección Orizzonti, esta edición del Festival tuvo el honor de tener como Presidente del mismo al director italiano, Gianni Amelio, que presentó a su vez fuera de concurso su nuevo...

Read More
Suburbicon: George Clooney haciendo de hermano Coen
Sep03

Suburbicon: George Clooney haciendo de hermano Coen

George Clooney ha presentado en la 74 edición del Festival de Venecia su último film, Suburbicon,  que llevaba gestando ya desde hacía más de dos años. El proyecto nació inicialmente sobre la idea del evento sucedido en EUU, en Levittown, Pennsylvania, en los años 50, cuando en una zona residencial acudió a vivir una familia afroamericana, y en la misma noche en que llegaron se reunieron 500 personas en frente de su vivienda con banderas confederadas y con gritos racistas, construyendo un muro a su alrededor. Durante la escritura del guión junto a Heslov alrededor de esta idea, George Clooney recordó un guión de los hermanos Coen de hacía más de 20 años, que había quedado en un cajón. Se trataba de un guión con tema similar a los de Fargo o Quemar después de leer, con personajes insalvables tomando malas decisiones. Los Coen descartaron filmar ellos mismos el guión al querer avanzar hacia otros terrenos cinematográficos. Clooney vio factible adaptar el guión a los años 50 añadiendo los sucesos de Levittown, con la idea de darle además un toque todavía más enfadado al del guión original. Suburbicon destaca por su buena adaptación de los años 50 en los EEUU, donde lo mejor y lo peor de la humanidad queda reflejado en la gente ordinaria. Clooney ha reunido para ello un equipo creativo de alto nivel en todas las áreas, destacando la fotografía por parte de Robert Elswit y las partituras de Alexandre Desplat que cobran protagonismo en partes del film. En esta década posterior a la Segunda Guerra Mundial, la clase media norteamericana estaba en proceso de trasladarse a las zonas residenciales prefabricadas en casas asequibles en comunidades reducidas. Para muchos, este Sueño Americano de poseer una casa propia, con parking y jardín, empezaba a convertirse en realidad. Pero como matizó George Clooney en la rueda de prensa, esta realidad de los años 50 era posible solamente si eras blanco. Es de hecho la época a la que hace siempre referencia el actual presidente Trump en sus rancios discursos de Make America Great Again, aludiendo a la época de Eisenhower. Época, en la que Trump tenía la edad del niño protagonista. Aunque el proyecto nació antes de que Trump se convirtiera en presidente, el film ha terminado siendo idóneo para hacer metáforas y reflexiones alrededor del discurso de Trump. George Clooney no desaprovecha la ocasión para hacer política en sus films. De izquierda a derecha: Julianne Moore como Margaret y Matt Damon como Gardner en Suburbicon, de Paramount Pictures y Black Bear Pictures. Se trata de un film en el que la violencia va escalando lentamente, hasta llegar a un desenfreno total tarantiniano, con grandes dosis...

Read More
La gran muralla: El peor muro de 2017, y no lo ha construido Trump
Feb18

La gran muralla: El peor muro de 2017, y no lo ha construido Trump

A juzgar por su primer cuarto de hora, he llegado a creer que La gran muralla iba camino de convertirse en otra incursión de Zhang Yimou en el género heroico del Wu Xia, tan válida e incluso mejor que La casa de las dagas voladoras o Héroe, con la única salvedad de que el protagonismo recaería sobre tres convidados de piedra occidentales en aras de la consabida interracialidad que predomina ahora en casi cualquier superproducción de la que participen unos grandes estudios de Hollywood. El diseño colorido de los vestuarios, la abrumadora fuerza escénica de algunas tomas aéreas convenientemente digitalizadas, la marcial credibilidad de los soldados orientales, la audacia acrobática de las guerreras del ejército chino. La gran muralla se inicia como un prometedor relato clásico de aventuras y magia, una lección honesta de wuxia épico, puro y genuino. Hasta que aparecen los bichos y se jode la marrana… ¡A la calle no salgas con esas uñas! La irrupción en escena de una especie de bestias con aspecto de ranas cuadrúpedas llamadas taotei -recreadas por el peor CGI visto en una película reciente, con permiso de la franquicia Resident Evil– bifurca el tono de la cinta hacia un remedo empobrecido de la ya floja El guerrero n°13 (John McTiernan, 1999), de nuevo con un forastero occidental salvando a los primitivos salvajes de Oriente, y sucumbiendo a la dejadez de un inverosímil arco argumental según el cual la Gran Muralla China fue construida para proteger a la población del ataque de unas monstruosas criaturas mitológicas. ¡Dientes, dientes, que eso es lo que les jode! La dirección de Yimou no se limita a ser fría, mecánica e impersonal, sino que construye un despropósito narrativo y estético que acaba alejándose de cualquier forma de homenaje a las aventuras clásicas de capa y espada o la extensa mitológía oriental para adentrarse en los fangosos terrenos de un subproducto de videoclub que Nicolas Cage hubiese protagonizado gustosamente bajo la dirección de mercenarios con máyor arraigo en la maquinaria de Hollywood: tal vez Jon Turteltaub, Brett Ratner o Raja Gosnell. Al menos con la inacabable ristra de muecas del protagonista de En tiempo de brujas y Desterrado nos habríamos divertido mucho más que con la hierática expresión de palo de Matt Damon. Matt Damon es un actor tan polivalente que puede expresar multitud de emociones con una sola expresión The Great Wall (La gran muralla) será con toda seguridad el peor muro levantado en 2017, y esta vez la culpa no la tiene Donald...

Read More
2016: el cine que viene
Ene13

2016: el cine que viene

El 2016 apunta maneras: Nos traerá películas de Scorsese, Malick, Eastwood, los hermanos Coen o Almodóvar, solo por nombrar algunas. Hemos seleccionado 25 estupendos ejemplos de lo que será un año ecléctico.

Read More
Elysium, la eterna división del mundo entre pobres y ricos
Dic16

Elysium, la eterna división del mundo entre pobres y ricos

Impactante. Escalofriante. Realista. Con buenas dosis de acción. Otro gran trabajo del director sudafricano Neill Blomkamp. Si en Districto 9 vemos la puesta en escena del apartheid, en este caso vemos otro punto de vista de la actual división abismal del planeta: el primer mundo y el segundo completamente separado. El primer mundo se encuentra fuera de la misma Tierra, en una gran estación espacial, tipo Toro de Stanford, llamada Elysium donde hacen una vida envueltos de lujos y privilegios, representado por Jessica Delacourt (Jodie Foster), que usará cualquier medio, incluso el assessinato y el golpe de estado, para proteger su sistema de vida. El segundo mundo se encuentra en la superpoblada Tierra, donde la vida se encuentra al filo de la navaja, donde los derechos humanos están muy minimizados, representado por Max Da Costa (con un sensacional Matt Damon), un ex-convicto que sufre en sus pròpias carnes el abuso del poder. En este contexto hay un grupo encabezdos por Spider (Wagner Moura) que se dedica a traficar con códigos que dan la ciudadanía de Elysium y los transportan a la estación, pero siempre se encuentra con la expeditiva Jessica Delacourt, que no dura en matar a los transportados y a arrestar a todos los que han conseguido poner el pie en la estación para poder beneficiarse de uno de los lujos del complejo: una màquina que cura de todo mal y reconstruye los miembros dañados. Max Da Costa trabaja en una empresa que fabrica robots que están destinados a seguridad, policia, ejército; los construye, los ensambla y los mete en un horno radioactivo. Tiene un accidente con el horno, la puerta no cierra y se mete dentro del horno para poder seguir con el trabajo. Cuando la puerta está desbloqueada se cierra quedándose dentro y recibe una casi mortal descarga de radiación, y sólo les dan cinco días de vida. Además, Blomkamp, cuenta con un reparto de lujo, contando con su actor fetiche Sharlto Coppley, como el mercenario Kruger, William Fitchner, como John Carlyle, dueño de Armadyne, empresa donde trabaja Max y Alice Braga, como Frey Santiago, amiga de infancia de Max, entre otros. Es una película que me gusta mucho. Hay acción, hay emoción y vemos el sacrificio de Max, permitiendo que toda la humanidad se convierta en ciudadanos de Elysium. Las escenas de acción estan muy bién cuidadas. Una de les escenas que más me gusta no es de acción. Max, perseguido per Kruger consigue refugio en casa de Frey y se encuentra a su hija, Matilda, enferma de una dolència que solo en Elysium se puede curar. Antes de que Max se marche y negar la...

Read More