Personajes inolvidables de las series
Abr04

Personajes inolvidables de las series

El formato en serie hace que sus personajes nos acompañen, a veces, durante varios años. El carisma de ciertos personajes traspasa papel y pantalla, impregnando de sentido la dedicación del telespectador, ávidos como somos de encontrar personajes que escapen del gris común. Algunos son los protagonistas de las series y otros son personajes secundarios, pero todos ellos brillan a su manera.   Hundred Eyes (Marco Polo). Interpretado por Tom Wu Marco Polo tiene uno de los protagonistas más sosos que ha dado el mundo seriéfilo en los últimos años. Para compensar, nos brinda un secundario de altura con Hundred Eyes, un maestro de las artes marciales ciego y temible. No es de extrañar que alguna de las escenas más importantes de la serie estén protagonizadas por él. Netflix ha lanzado un especial sobre sus orígenes. · · · Ari Gold (Entourage). Interpretado por Jeremy Piven Entourage tiene a los hermanos Chase, Eric, Sloane, el Tortuga, los entresijos de Hollywood, actrices famosas interpretándose a sí mismas y el mayor surtido de mujeres hermosas que haya dado jamás una serie de televisión. Pero no nos engañemos, el mayor aliciente de El Séquito es Ari Gold, el mejor agente de actores habido y por haber. · · · Vanessa Ives (Penny Dreadful). Interpretada por Eva Green En una serie que cuenta con personajes de la talla de Dorian Gray, el Dr. Victor Frankenstein, el mismo Frankenstein, hombres lobo y vampiros, la Reina es Vanessa Ives. El personaje de Vanessa y la actuación de Eva Green son, para mí, lo mejor de Penny Dreadful. O se posee a Eva Green o no es posesión. · · · Richard Harrow (Boardwalk Empire). Interpretado por Jack Huston Un cautivador héroe en la sombra, parco en palabras, terriblemente eficiente en el arte de ajusticiar a quien lo merezca, siempre y cuando haya de por medio una motivación personal insalvable. Richard Harrow es el gran héroe romántico de Boardwalk Empire. · · · Omar Little (The Wire). Interpretado por Michael Kenneth Williams Incluso los ladrones de vendedores de droga y asesinos de gangsters deben tener un código moral, además de una recortada colgando por dentro de la gabardina y un chaleco antibalas. Si escuchas “Omar’s Coming Yo!” y formas parte del “juego”, mejor que salgas corriendo. El atractivo de este emblemático personaje no tiene parangón. Incluso el Presidente Obama ha mostrado su fascinación por Omar en más de una ocasión. · · · Walter White (Breaking Bad). Interpretado por Bryan Cranston Sir Anthony Hopkins, después de ver Breaking Bad en dos semanas, escribió y mandó una carta al protagonista de la misma: “Querido Señor Cranston, su actuación como Walter White es la mejor que he visto en mi vida. Punto.” You’re god damn right. Su estupenda actuación se sustentaba en...

Read More
Magic city, Pan Am, The Playboy Club: Las hijas bastardas de Mad Men
Sep08

Magic city, Pan Am, The Playboy Club: Las hijas bastardas de Mad Men

La industria televisiva nunca ha tenido excesivos miramientos en clonar o copiar formatos televisivos triunfadores, por lo que no nos debe extrañar que el inesperado éxito de “ Mad Men”, generara una serie de productos de corte similar situados cronológicamente en la década de los años cincuenta y sesenta, intentando explotar ese supuesto filón El problema habitual en estos casos es que las copias no le llegan a la suela del zapato del original y los tres casos que os voy a presentar en este articulo son una demostración inmejorable de esta teoría, donde los generosos presupuestos se dedicaron mas a temas de decorados o de  recreación de la época, que en contratar guionistas o actores al nivel del decorado. Curiosamente las tres series comparten otra característica común, la presencia de actrices poco conocidas al aparecer en ellas y posteriormente convertidas en famosas, aunque os puedo avanzar que no por su trabajo en estas series, que desearían borrar de su CV. MAGIC CITY: ABURRIMIENTO Y TEDIO EN MIAMI Ficha: Magic City 16 ep 50 min . Mar 2012- Ago 2013 Cadena: Starz . Idioma: Ingles. La trama : Ike Evans es el dueño del hotel mas prestigioso de Miami, el Miramar Playa, que se ve obligado a cerrar un trato con el jefe de la mafia local Ben Diamond para asegurar el futuro de su establecimiento, lo que le va a acarrear graves consecuencias. “Magic City” es sin lugar a dudas la mejor serie de las tres que os voy a presentar, pero eso no quita para que no llegue a los límites mínimos de calidad exigible a una serie con esas pretensiones. Es del tipo de series que podríamos catalogar como “encantadas de conocerse”, con una ambientación impecable del Miami del paso de la década de los años cincuenta  a los sesenta y los cambios de la ciudad por la revolución de Fidel Castro en Cuba. En el trailer podéis ver la calidad de la ambientación: Su creador Mitch Glazer, un mediocre guionista cinematográfico, se rodeó de guionistas y directores de las series “pata negra” de la HBO, como Lawrence Konner o Ed Bianchi, pero vistos los resultados, parece que no les hizo mucho caso e impuso su criterio consiguiendo un hermoso contenedor vacío de cualquier tensión dramática y que avanzaba a paso de caracol reumático. Los principales alicientes eran los abundantes desnudos que trufaban la serie, ente los que se cuenta el desnudo mas rápido de la historia de la televisión, a los cinco segundos de iniciarse el piloto, con una hermosa mujer tirándose desnuda a una piscina como fondo de los títulos de crédito de la serie Al actor protagonista Jeffrey Dean...

Read More
Las mejores intros de las series
Jul03

Las mejores intros de las series

Las series han cambiado en los últimos años el panorama de la ficción internacional, destacando como grandes producciones que traspasan fronteras. El formato permite a sus autores crear largos arcos argumentales que nos acompañan durante una gran parte de nuestras vidas. Otro de sus elementos definitorios son los títulos de créditos o intros: un conjunto de imágenes en busca de significado, siempre bien acompañadas de melodías que relacionaremos con la serie para el resto de los tiempos, cual leit motiv eterno. A continuación he tratado de reunir las más carismáticas e inolvidables intros que yo haya visto -o quizás las que más me han gustado hasta ahora-, para compartirlas con vosotros. Espero que me hagáis llegar otras que yo desconozca o haya podido pasar por alto. Decir que el orden de los factores no altera el producto:   Halt and Catch Fire La revolución de los ordenadores personales de los años 80, sentida a través del calor del silicio en un procesador a ritmo de música electrónica (versión del Still On Fire de Trentemøller).   True Blood El erotismo en la transformación y más concretamente, en la vampirización. Esta intro lo tiene todo: ritmo, sentido y efectividad. Además, sirve como aviso a navegantes: I wanna do bad things with you (Jace Everett).   True Detective Season 1 La intro que nos sorprendió a todos desde su primer visionado. A una estética gráfica que combina cuerpos orgánicos con texturas industriales que hace escuela, le añadieron la canción de The Handsome Family, Far From Any Road. Todo ello deja un poso difícil de olvidar y que uno puede paladear gustosamente.   True Detective Season 2 Era difícil sorprender después de la intro de la primera temporada pero el estreno de la segunda supuso un nuevo fervor hacia el realizador de tan aclamados títulos de crédito (Elastic es la compañía responsable). Mantienen el formato, aunque esta vez suenan Leonard Cohen y su Nevermind.   Orange is the New Black Un registro coral de expresiones de auténticas expresidiarias (entre las que se encuentra la propia Piper Kerman), cuyos rostros reflejan el sentir del paso del tiempo entre rejas. Jenji Kohan pidió que fuera Regina Spektor, con la que ya había colaborado en Weeds, quién compusiera e interpretara la canción.   Hannibal Modelos faciales que se forman con chorros de sangre. Hannibal no engaña. El oxidado sonido que acompaña anticipa una lúgubre estancia. El estudio Momoco es el responsable de la intro.   The Americans La competitiva dualidad de la Guerra Fría y sus dos mayores exponentes, USA y la antigua Unión Soviética, exponen sus diferencias culturales en esta intro cargada de simbolismos, producida por Kate Rentz y con música compuesta por Dominik Hauser.   Marco Polo Si se trata de crear una atmósfera que te ayude a...

Read More
Mad Men 7×08: El duelo por las vidas no vividas
Abr09

Mad Men 7×08: El duelo por las vidas no vividas

Mad Men, esa serie convertida ya en icono cultural y referente estético del panorama televisivo reciente, ha vuelto para marcharse y en su despedida ha arrancado más nostálgica, más onírica y más enigmática que nunca. Más alegórica y paradójica;  más espectral, más epifánica, más estilizadamente aciaga y mucho más existencialista. El presente, insustancial y superficial, parece sonreírle a un Don descaminado desde su segundo divorcio. A la prosperidad profesional se une el espejismo de una liberación personal que le lleva a equivocar felicidad con satisfacción, a huir de una soledad que le ha elegido nuevamente y a refugiarse en recuerdos restaurados sobre un pasado al que permanece anclado: “Le encanta contar historias sobre lo pobre que era”, ironiza Roger. Y es precisamente ese pasado el que le devolverá bruscamente a un presente más objetivo. La sincronicidad que vincula un sueño aparentemente anecdótico con la fatídica realidad hace que Draper tome conciencia de su incapacidad  para establecer vínculos profundos y suponga, en el funeral de Rachel, la realidad que pudo haber sido y sólo fue para ella. Será Ken, tras una revelación personal, quien insista en el significado de tanta casualidad: “Esto no es una coincidencia, es una señal de la vida no vivida”… y de eso exactamente habla este capítulo: de que más allá de lo inefable e insólito que es conocer el fallecimiento de un antiguo amor después de haber soñado con ella la noche anterior, o lo  inusual que resulta ser despedido horas después de haber rechazado la tentadora proposición de tu mujer para dejar tu trabajo y perseguir tu sueño;  más allá de estas coocurrencias, digo, existen unos contenidos simbólicos intentando decirnos algo que traspasa la trivialidad cotidiana, que emergen directamente del subconsciente colectivo y que obedecen a una dinámica causal. ¿Qué concatenación de circunstancias provocan que amemos a una persona determinada,  que renunciemos a un hijo o que pongamos precio a nuestros principios?, ¿Cuántos factores ajenos a nosotros condicionan nuestra vida?, ¿Nos convierten estas decisiones en propietarios absolutos de nuestro destino? Peggy es, de toda esta Mad People, la que ha hecho la renuncia más lastimosa en favor de su ambición profesional. Es muy significativo que incluso ese pasaporte -que le daría un apremiante respiro en su sacrificio- no aparezca en su casa sino en la oficina… porque ella no tiene vida más allá de su trabajo, ni entra en sus planes tenerla. Ha reprimido completamente una parte de sí misma que, sin embargo, no puede erradicar. El tenso enfrentamiento que mantiene con Joan en el ascensor viene a evidenciar su beauvoiriana forma de concebir la lucha feminista. Mientras ella se ha adaptado a un...

Read More