The Chi: Mi ciudad también puede ser muy chunga
Jul10

The Chi: Mi ciudad también puede ser muy chunga

Algunas de las series más aclamadas de este siglo han sido crónicas urbanas sobre algún barrio de alguna ciudad importante de los EEUU, que es el camino que intenta seguir ‘The Chi’ tras los pasos de las grandes ‘The Corner’, ‘The Wire’, ‘Tremé’ o ‘Atlanta’  para describirnos la dura vida en el SouthSide de Chicago. ‘The Chi’ había suscitado muchas esperanzas al tener a Lena Waithe como creadora, tras demostrar su maestría escribiendo e interpretando el mejor episodio de la 2T de ‘Master of None , con esa intención de narrar sus vivencias en su ciudad natal Chicago. El problema ha sido que  el empeño le ha venido demasiado grande por las razones que os vamos a explicar en el artículo, por lo que ‘The Chi’ se ha quedado bastante lejos de acercarse a esas grandes series que nos mostraban la vida de Baltimore, Nueva Orleans o Atlanta quedándose en unas historias deslavazadas sin demasiado talento ni delante ni detrás de las cámaras. Ficha: The Chi 10+ ep 45 min . Ene 2018- Idioma: Inglés/español Cadena: Showtime (USA)/ FOX (E) La trama: La vida de diferentes personas de todas las edades que viven en el empobrecido barrio del  SouthSide de Chicago se va a ver profundamente afectada por la muerte aparentemente inexplicable de una joven promesa del baloncesto tras un disparo a quemarropa en un parque por la noche. Este hecho sirve como el desencadenante de una serie de actos que implican tanto a la familia como a los amigos del chaval asesinado, lo que nos va a permitir conocer la realidad de ese  barrio de Chicago. En este tipo de series, las intenciones suelen ser similares, buscando la denuncia del abandono en que se encuentran determinados barrios habitados principalmente por la población negra, sin que susciten demasiado interés para las administraciones locales o federales, siempre y cuando sus problemas no salgan del barrio y salpiquen a las comunidades más ricas y poderosas, como muestran en el primer trailer de su promoción. Desde el episodio piloto quedaba bastante claro que las ambiciones de su creadora Lena Waithe no se correspondían con los resultados, al explicarnos unas historias costumbristas de gente con problemas, pero sin que los personajes ni el retrato de la propia ciudad tuviera algún rasgo diferencial o interesante para seguir invirtiendo nuestro tiempo en saber más de ellos y lo que es peor, completamente intercambiable con cualquier otra ciudad de los EEUU. Los pandilleros estaban sacados del manual de las series de bandas callejeras y los chavales correspondían a tres arquetipos muy vistos, por lo que nada de lo que estaba viendo me suponía una brizna de originalidad...

Read More