Juego de Tronos: magnífica sexta temporada
Jul08

Juego de Tronos: magnífica sexta temporada

Y una más que se nos va. La espera siempre es tan larga como la llegada de invierno a Poniente, pero una vez empiezan los capítulos, Juego de Tronos termina tan rápido como el tiempo que un par de tetas tardan en aparecer en cualquiera de sus episodios. No eran pocos los que dudaban de la capacidad de David Benioff y D.B. Weiss de volver a engancharnos al sofá tras una quinta temporada un tanto aburrida e insulsa, sin contar además con el hecho de que la producción de la HBO ya ha superado a las novelas de George R.R. Martin, una herejía para los seguidores más puristas, pero para sorpresa de propios y extraños, “D&D” han conseguido cumplir con lo anunciado: esta sexta temporada es la mejor que han realizado hasta la fecha. Es posible que esto sea a causa de la falta de libro con el cual guiarse; al fin y al cabo, el autor estadounidense desarrolla la historia a la misma velocidad que escribe. Con esto no estoy desmereciendo las novelas, pero sí es cierto que el pulso narrativo del papel es diferente al de la pantalla, y al final la “carencia de una guía literaria” (entrecomillado puesto que, como es bien sabido, Martin tiene toda la estructura argumental diseñada, tan solo le falta pasarlas a las hojas) han hecho que esta nueva entrega sea la más dinámica y entretenida, atando muchos cabos que habían quedado un tanto sueltos en años pasados y ofreciendo así una serie de capítulos mucho más sólidos en los cuales, y esto es lo más importante, el nivel de conflicto y tensión iba escalando semana tras semana. Uno de los personajes más beneficiados ha sido, sin duda alguna, Daenerys. Voy a ser honesto: hasta ahora, la Madre Dragón me resultaba un tanto insoportable; sus acciones y decisiones parecían más propias de una niña malcriada que hacía lo que quería por creerse superior a los demás; tal vez esto sea así a causa de que no han sabido plasmar sobre la pantalla lo que describían los guiones, o puede que las cualidades interpretativas de Emilia Clarke, inversamente proporcionales a la simpatía que despierta entre sus seguidores, no transmitieran esa imagen de conquistadora “justa” que intentaban vendernos. En cualquier caso, por fin podemos ver a esa reina fuerte, valiente y atrevida, algo que hasta la fecha solo parecían percibir los personajes a su alrededor, no así los espectadores. Sansa es otra que ha conseguido darle la vuelta a la tortilla. La antes atormentada y deprimida pelirroja de Invernalia ha crecido de manera exponencial hasta convertirse en una joven decidida, capaz de dejar a un lado su...

Read More
OPINIÓN: De Marvel y otros demonios
May15

OPINIÓN: De Marvel y otros demonios

Lo que iba a empezar como una crítica a Capitán América: Civil War me ha hecho excavar otros derroteros. Juzgo más importante dejar por escrito ciertas impresiones que me asaltaron a raíz de la película, que simplemente decir que me ha gustado por tal y tal cosa, exactamente las mismas que han gustado a Fulanito Sánchez y Menganita Pérez. Antes que nada, me permitiré recordar algo que todo el mundo ha pensado. Estamos en un buen momento para hablar de una auténtica borrachera del cómic. En este año entrante, hemos ido teniendo casi una película de súpers por mes, y las que quedan; todo un calendario al menos hasta 2019 (y más allá). Ya no es simplemente que pertenezcan al mismo género (aunque con distintos enfoques; no saben a lo mismo Los vengadores y Jessica Jones) o sean todas hijas de la misma madre; es que tanto Marvel como DC Comics han venido creando sus propios universos cinemáticos, de los cuales nos irán entregando pildoritas de aquí hasta que se les muera la vaca. Por si fuera poco, tampoco es que a cada uno de los vengadores (Thor, Hulk, Capitán América, Iron Man, que suman de momento ocho películas separados, dos juntos y la de Civil War en terreno medio), se les hayan añadido experimentos exitosos como Deadpool, Ant-Man o Guardianes de la galaxia, es que además se les unen horas y horas de material audiovisual en forma de series tanto de Marvel (Agentes de S.H.I.E.L.D, Agente Carter, Daredevil, Jessica Jones…) como de DC (Gotham, The Flash, Arrow, Supergirl, Legends of Tomorrow…), y de esta última casa tampoco he mencionado las propias películas de Batman, Superman, Batman y Superman arrejuntados… Y tampoco lo estoy citando todo ni mencionando los próximos estrenos, como podéis ver (X-Men, Cuatro fantásticos… ¡no termino!). Así, visto en un aplatanado párrafo, suena a una barbaridad. Asistí a Civil War como si estuviera viendo un episodio muy largo de una serie (relativamente) muy corta. Claro que, si pretendes enterarte de todo, no puedes ir a ver la tercera película del Capitán América sin haber visto las dos anteriores. Pero aquí hay letra pequeña. Es que encima aparece Ant-Man (y en una parte hace referencia a algo que ocurrió en su propia película) y, cómo no, Iron Man (+ tres películas). Los sucesos del film giran en torno a algo que pasó en la segunda película de Los vengadores (+ dos películas). A su vez, para entender las películas de Los vengadores, tienes que haber visto las de los súpers en solitario, que no hemos contado (+ tres películas… o más bien las dos de Thor, teniendo...

Read More
Secundarios de primera [1/2]
Abr30

Secundarios de primera [1/2]

¿Cuántas veces nos ha pasado eso de ver una serie y acabar más enganchados por momentos a los protagonistas secundarios que de los principales? Ya sea gracias a una magnífica actuación del actor o actriz de reparto, a la historia que desarrolla el personaje en pantalla, o, sencillamente, a que sentimos cierta debilidad por un artista en cuestión. Y es que hay ocasiones en las que algunas shows televisivos se han visto sustentados e impulsados más por sus intérpretes “a la sombra”, que por los que se hallan delante de los focos en todo momento. De eso es lo de lo que vamos a hablar en este reportaje, con la realización de un “Top 20” de los mejores personajes secundarios que nos ha dejado (y continúa haciendo) la nueva ‘Edad Dorada’ seriéfila. Así pues, y aclarando de antemano que un servidor es consciente de que no todos estarán de acuerdo conmigo y que seguramente dejaré a muchos otros por el camino, comencemos este repaso:   – Jesse Pinkman (Aaron Paul) – Breaking Bad: Sin duda, uno de los personajes secundarios más queridos por los fans de la serie de Vince Gilligan. Aaron Paul (un desconocido actor hasta que se estrenó esta obra de arte) interpretó magistralmente a Jesse Pinkman, un joven exalumno del profesor de química Walter White. Tras reencontrarse con su profesor, su vida da un giro de 180 grados con destino a la perdición, en un trayecto que lo llevará a realizar cosas de las que nunca se creyó capaz. Gracias a este papel, Paul ha ganado tres premios PrimeTime Emmy a Mejor Actor de Reparto en Serie Dramática (2010, 2012, 2014) y un premio del Sindicato de Actores (2014) en la misma categoría, y ha estado nominado en más ocasiones. Así que no le ha ido del todo mal a Jesse al lado de Heisenberg. Como diría su ya inolvidable personaje: “Yeah bitch!”.   – Tyrion Lannister (Peter Dinklage) – ‘Juego de Tronos’: Se trata posiblemente del personaje “secundario” con más relevancia en la pequeña pantalla ahora mismo. Y es que Game of Thrones es una obra coral, en la que gran parte de los personajes tienen bastante peso en la historia. Inteligente, irreverente, rebelde, vividor, diferente,… Todos estos adjetivos se quedan cortos para describir a Tyrion, el hijo menor de la cabeza del león, Tywin Lannister. Con la brillante actuación llevaba a cabo por Dinklage, se ha convertido en uno de los pilares fundamentales en esta epopeya que se vive en Poniente por el Trono de Hierro. Su interpretación como Tyrion le ha valido a Peter un Globo de Oro (2012) y un Emmy (2011), entre los...

Read More
Orgasmos en serie
Abr20

Orgasmos en serie

¿Sabíais que el orgasmo de un hombre dura unos 6 segundos aproximadamente, mientras que el de una mujer ronda los 23? Los cerdos, en cambio, pueden prolongarlo hasta los 30 MINUTOS  … ¿A que ahora el 1×01 de Black Mirror os parece doblemente perturbador?   Que los animales son criaturas maravillosas no lo digo yo, lo dice El Mundo en su –celebérrima sección científica– y la HBO con cada secuencia de ese desmadre tan sui generis titulado True Blood, en el que licántropos, vampiros, hadas, ménades, nigromantes y cambiaformas –junto con el inetiquetable Jason Stackhouse- han logrado que reconsideremos nuestra exclusividad para/con los esfínteres humanos.   Y si os creíais que en Bon Temps todo el monte era orégano, es que no conocíais el paisaje costumbrista de cualquiera de los Siete Reinos, donde el incesto, las orgías, las violaciones, la pederastia, las castraciones o el sexo homosexual son simples pasatiempos con los que esperar a que el invierno se instale. En Poniente no son muy de perder el tiempo: ellos follan o matan. Y cuando pueden elegir, follan, desde luego, que para eso disfrutan los muy fuckers de la mayor gama cromática para vellos púbicos jamás mostrada en televisión. Dos apuntes: Que Daenerys se nos va a quedar pajarito como le dé por invadir Poniente en plena nevada es un hecho. Y que yo a Meñique “le haría amo y señor de todas mis cavidades”, otro.   True detective también ha estimulado algunas de nuestras lubricaciones más sórdidas, más depravadas y más escabrosas esta pasada temporada. Dos, muy especialmente: Rust y Marty, seducidos por la Monaghan y la Daddario, respectivamente, en plena investigación policial sobre sectas satánicas y/o pedófilas, aderezada con reflexiones filosóficas fatalistas y rematada con conclusiones moralistas.   El mejor sexo sucio, húmedo y apremiante para las que disfrutamos fantaseando con ser el refugio de un guerrero al que rentabilizar en esos momentos prácticos de la vida, como que no te maten y cosas así. La cadena Starz, que ya venía trabajándose los preliminares con Spartacus y Blacksails, también está de estreno. La serie Outlander, con cierto tufillo a culebrón pseudohistórico, tira de viajes en el tiempo y de elementos fantásticos para recrear vuestras -Nyme no es tan moderna- fantasías más feministas, herederas del peor cine francés, de la nouvelle vague y de esas ansias de autodeterminación que nos han vuelto tan téverdedependientes . Pero si hay una f[r]icción que nos haya enseñado que las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de entender las relaciones personales van más allá de que ellos “se vayan” cuando alcanzan el clímax mientras que nosotras “llegamos”, es The Affair. Los...

Read More