Next of kin: La familia te puede conducir al abismo
Jul17

Next of kin: La familia te puede conducir al abismo

Las historias centradas en minorías étnicas poco representadas en las series televisivas como los pakistaníes en Londres siempre pueden ofrecer una visión original como es el caso de ‘Next of Kin’ una de las grandes apuestas de la ITV para 2018, sobre la historia de una familia multiétnica en el actual contexto de la hipersensibilización social por temas como el terrorismo. Pero las buenas intenciones no bastan si la ejecución no está a la altura de las expectativas, como le ha sucedido a ‘Next of Kin’ que a pesar de contar con grandes actores protagonistas, comete fallos clamorosos de guión que sacan al público completamente de la historia y le dejan sumido en una gran incredulidad ante lo que está sucediendo en la pantalla como os vamos a desarrollar a continuación. Ficha: Next of Kin 6 ep 45 min . Ene 2018- . Idioma: Ingles subs español. Cadena: ITV ( UK) La trama : Mona Hartcourt es una doctora felizmente casada con Guy y muy unida a su familia pakistaní. El mismo día que un ataque terrorista asola el centro de Londres, descubre que su hermano Kareem, un doctor que trabaja en una ONG hospitalaria en Lahore ha sido brutalmente asesinado mientras que su sobrino Danny lleva desaparecido desde hace varios días sin dejar rastro alguno. Mona empieza a mover cielo y tierra tanto en Inglaterra como en Pakistán para conocer la verdad sobre lo sucedido a su hermano y encontrar a su sobrino que parece que ha sido captado por el terrorismo radical islámico La premisa de ‘Next of Kin’ ( expresión inglesa que significa ‘familiar más próximo’) es atractiva y con muchas posibilidades, ademas de contar con el protagonismo de una actriz popular y reconocida como Archie Panjabi ( The Good Wife) acompañada de otro gran actor como Jack Davenport (Coupling, Smash) Desgraciadamente pronto nos vamos percatando que la torpeza en desarrollar esa premisa va ganando terreno al buen hacer británico habitual, empezando por una banda sonora omnipresente y genérica de las que te avisa con un brusco aumento de volumen cinco segundos antes de que vaya a pasar algo por si estas dormitando, arruinando toda posible capacidad de sorpresa. Si encima a pocos minutos de iniciar la historia cometen un clamoroso fallo de guión de los de expulsión directa en cualquier escuela de guionistas de tres al cuarto, con dos personajes uno en Londres y el otro en Pakistán hablando por teléfono, para al cabo de tres horas esperar al segundo a la puerta de la casa londinense de la primera, la mosca se me instaló tras la oreja para no abandonarme hasta el final de la...

Read More
Gernika: Amar en bombardeos revueltos
Sep17

Gernika: Amar en bombardeos revueltos

Lo mejor de Gernika es que no es otra estúpida película sobre la Guerra Civil. Lo peor de Gernika es que sólo es otra estúpida película sobre nazis gritones que caminan con paso de pato y ponen cara de malos en todo momento. Lo único que a priori puede distinguir a lo último de Koldo Serra de otras cintas de su género es que aquí la facción fascista está doblemente contrastada por la disciplina de los soldados del III Reich y la dejadez pueblerina del ejército falangista, y por ende de los habitantes de aquella España Republicana. Curiosamente éste no es siquiera el primer acercamiento reciente en una ficción a la nefasta colaboración entre Alemania y España durante el periodo de la guerra civil, y Gernika nace mermada precisamente del plus de audacia y valentía con que Simón Casal hizo de Lobos Sucios (2015) la mejor prueba de que es posible aunar entretenimiento y realismo en una cinta bélica moderna, dotándola eso sí de ciertos componentes de thriller sobrenatural. Donde debería haber crudeza, suciedad, o al menos un poco de la veracidad rural que el propio Koldo Serra demostró en Bosque de Sombras (2006) predomina una frívola capa de grandilocuencia épica digna del peor folletín romántico. El guión de Gernika adolece de una profunda dislexia narrativa que no distingue entre el drama íntimo de un pueblo que se convirtió en la primera víctima de los bombardeos de la legión cóndor alemana sobre territorio español y el folletín rosa urdido paralelamente a partir de un triángulo amoroso que debería tener menos peso en un drama histórico de estas características. Aguantar Gernika durante dos horas -que al menos no se hacen largas, dicho sea de paso- es como volver a llorar por las desaveniencias sentimentales de unos protagonistas que apenas se despeinan hasta el final mientras cientos de víctimas anónimas mueren sepultadas por un dolor real y físico. No es una completa idiotez como Titanic (James Cameron, 1997) pero viendo Gernika corres el riesgo de pasar por otro Pearl Harbor (Michael Bay, 2001) con olor a hierba de prado, bailes regionales vascos y excrementos de vaca. Gernika suple su falta de cercanía y humanidad -la misma que sí le habrían insuflado años atrás Mario Camus, Víctor Erice o hasta el irregular Vicente Aranda– con un despliegue de producción, vestuario y recursos técnicos tan abrumador y apabullante que por momentos ni siquiera te importa que no haya lugar en el relato para más personajes que los tres implicados en un triángulo romántico usado como cebo para atraer a los fans de una impávida María Valverde, que por cierto lleva casi 13 años poniendo la misma...

Read More