Batman v Superman: Ultimate Review
Jul22

Batman v Superman: Ultimate Review

La siguiente entrada contiene spoilers de Batman v Superman. Batman v Superman no convenció a todos. El largometraje de Zack Snyder debía suponer el último empujón para el lanzamiento del universo cinematográfico DC, pero dicho empujón se quedó a medias. Como ya comenté en su día, los principales problemas de la película no eran tanto el tratamiento de los personajes ni el guion, sino un montaje y edición confusos que nos llevaban de un lado para el otro sin parar hasta el punto de marearnos. En cierta forma daba la sensación de que estábamos mirando dos películas diferentes que se habían fusionado para dar la excusa de juntar en la gran pantalla al Hombre Murciélago y el Hombre de Acero. Pero esas dudas estaban en la mente de muchos incluso antes del estreno de la película gracias al anuncio de Warner Bros de la ya existencia de una Ultimate Cut (o Director’s Cut) que nos llegaría, y ya lo ha hecho, al mercado doméstico. Todos sabemos lo que pasó. La película se estrenó y la mayor parte de la crítica la atacó con saña. Saña exagerada y fuera de lugar en la mayoría de casos, bien es sabido que el señor Snyder no es precisamente un director apreciado entre la prensa especializada, pero juzgar ahora si eso ha influido en dichas críticas sería pura especulación digna del señor Iker Jiménez. Dichas críticas cogieron por sorpresa a la productora, quien estaba segura de que tenía entre manos un auténtico bombazo; incluso algunos de los actores no esperaban esa clase de recibimiento. ¿Cómo es posible que no se diesen cuenta?¿Por qué anunciaron la versión Ultimate para el mercado doméstico antes de estrenar la versión para cines? El culpable es, para no variar, el señor dólar. La versión “Ultimate” es la que se había utilizado para hacer pases internos en el estudio; esa fue la versión que todos vieron antes del estreno en las grandes salas, y tanto directivos como quienes habían participado en la película estaban encantados. ¿Qué ocurrió? Warner, más preocupada por intentar empaquetar la mayor cantidad de sesiones posibles en cada día, decidió que era necesario cortar nada más y nada menos que 30 minutos de película. La regla es fácil: a menor duración, mayor cantidad de proyecciones, que equivale a más dinero en taquilla. El problema está en cuando tu película no gusta y el tirón que tiene en taquilla dura pocas semanas. Suponemos que a nadie se le ocurrió pensar que, a mejor película, más semanas de proyección puesto que más gente querría ir a verla, lo que nos lleva a, efectivamente, más dinero recaudado. Así que...

Read More
Batman v Superman: amanecer nublado
Mar27

Batman v Superman: amanecer nublado

Esta crítica está libre de spoilers. Batman v Superman: el Amanecer de la Justicia apuntaba a ser uno de los grandes éxitos del año. Al fin y al cabo, no todos los días somos testigos de la reunión en la gran pantalla de dos de los personajes más famosos del mundo. Las expectativas, como no podía ser de otra forma, estaban por todo lo alto, más si tenemos en cuenta que han pasado ya 3 años desde la última película de Warner basada en material de DC Comics. Como suele ocurrir en la gran mayoría de producciones que generan tanto hype a su alrededor, era complicado que Batman v Superman fuese capaz de contentar a todo el mundo, y justamente eso es lo que está ocurriendo. Esta última producción de Zack Snyder la podríamos considerar como una de las películas más divisivas en cuanto a recepción y crítica de los últimos años, algo que no es nada nuevo para el director wisconsinés, quien a lo largo de su carrera ha recibido palos por parte de la prensa especializada pero que parece gustar al público general. El duelo entre el Hombre Murciélago y el Último Hijo de Krypton dará mucho que hablar, para bien o para mal, en los próximos meses. No es fácil analizar una película como ésta. Batman v Superman sufre de exceso de contenido al no solo intentar mostrar la rivalidad entre los dos personajes protagonistas, sino también al tener la misión de dar la entrada definitiva al que será el universo DC en la gran pantalla. Esto ocasiona que el film siga a demasiados personajes e hilos argumentales a los que no ayudan un montaje y edición un tanto confusos. El primer tercio lo podríamos definir como una sucesión de escenas cortas y de tonos opuestos cuyo objetivo es el de asentar las bases para lo que vendrá más adelante. La abundancia de saltos de localización y situaciones pueden desorientar con facilidad, y en alguna que otra ocasión es fácil que el espectador no entienda el porqué de determinadas escenas, dando la sensación algunas de ellas de estar ahí porque lo requiere la planificación del universo y no la película en sí, lo que frena el ritmo de la historia. Pero el pecado más grande es la falta de espacios vacíos que permitan respirar a las escenas y puntos argumentales principales, haciendo que estos se diluyan y la película pierda algo de foco narrativo; en cierta forma, parece que estamos ante un monstruo de Frankestein cuyo único objetivo es tirar la mayor cantidad de cosas a la pantalla con la esperanza de que el espectador sea capaz de recordarlas tanto para ésta...

Read More
Batman v Superman: El ala oeste de la Batcueva
Mar24

Batman v Superman: El ala oeste de la Batcueva

Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia ha sido anunciada prematuramente en multitud de medios especializados como la mayor película de superhéroes de la historia, y a este paso podría convertirse en un tiempo record en el mayor fraude publicitario de la historia de Warner Bros. El duelo entre los dos mayores iconos del universo DC -y del mundo del cómic a nivel global- se salda paradójicamente con la más soporífera, aburrida, pesada y fatua pelea de gallos que recuerdo haber aguantado jamás en un blockbuster de este nivel. El mesiánico hijo de Krypton que tras 80 años sigue peinándose como Manolo Caracol y el murciélago huérfano de Gotham -ahora encorvado gracias a los andares de Ben Affleck– reparten justicia y hacen ídem a su estatus de heteruzísimos machos alfa aburriendo a las ovejas durante casi dos horas y media de palique en las que cambian los ansiados puñetazos por las amenazas de matón de barrio (¿sangras? isangrarás!), mucha mirada ladradora -y poco mordedora- y un par de pullitas y réplicas en la línea del ‘y tú más’ de toda la vida. Aunque al final nos llevamos algo más de diez minutos de mamporros bajo la lluvia de estos dos súper garrulos jugando a ver quién arrea las hostias más gordas. Repito, poco más de diez minutos, y tampoco es que la sangre llegue al río – ¡Tu qué! – ¿Yo qué de qué? Ben Affleck pone ojillos melancólicos y bebe mucho acurrucado en compañía del pobre Jeremy Irons en su loft subterráneo, Gal Gadot pasea palmito y luce los modelos de la nueva temporada de primavera del Corte Inglés, Diane Lane mira mucho al cielo y sufre por Clark que ha salido a volar y no se ha llevado el paraguas con la que está cayendo, y Kevin Costner se marca una imitación espantosa del fantasma de Obi Wan Kenobi. Hasta Holly Hunter pone su granito de arena apuntándose a esta fiesta del tedio con cuatro escenas sueltas que sirven para recordarnos que aún no se ha jubilado. El resto del metraje es una oda al onanismo de Zack Snyder a base de poesía visual a cámara lenta para que sea más fácil alcanzar sus más de dos horas y media de inacabable metraje. Porque todo el mundo sabe que si un blockbuster de acción dura más de 150 minutos deja de ser una simple película de entretenimiento para poder aparentar que nos quiere contar algo. Pero como lo cortés no quita lo valiente hay que de darle de comer aparte a un soberbio y sorprendente Jesse Eisenberg que disfruta con cada oportunidad que se le concede...

Read More
Superman: media vida en la gran pantalla
Mar04

Superman: media vida en la gran pantalla

[Para la siguiente entrada no se han tenido en cuenta producciones como Stamp Day for Superman o la fallida Superman Lives, de la que hay el interesante documental The Death of Superman Lives, ni tampoco las películas de animación] Verano de 1934. Jerry Siegel y Joe Shuster se sientan y comienzan a plasmar sobre el papel los primeros trazos de lo que años más tarde se convertiría en uno de los iconos más importantes de la cultura contemporánea, además del punto de partida de un género que hoy en día sigue tan vivo como por aquel entonces. Cogiendo elementos de otras producciones como La marca del Zorro así como de historias propias, como El reino del superhombre, breve relato publicado en 1932 en el que nos presentaban a un villano que controlaba el mundo gracias a sus poderes telepáticos, Siegel y Shuster asientan los primeros pilares que acabarán conformando a Superman, cuya primera aparición data de 1938 (Action Comics #1) y que con los años llegaría a ser un auténtico fenómeno de masas reconocido alrededor del mundo, capaz de transcender las páginas del cómic y conquistar otros territorios como la radio, televisión o el cine, algo impensable para la época. En unas pocas semanas, y tras tres años de producción, el último hijo de Krypton volverá a la gran pantalla acompañado del encapuchado de Gotham en la que promete ser una de las películas más taquilleras del año, lo que nos sitúa en el momento ideal para dar un pequeño repaso a sus aventuras en el celuloide. Era Christopher Reeve: En 1974 el productor Alexander Salkind se hizo con los derechos de Superman para producir el que sería el primer gran largometraje del Hombre de Acero. Mario Puzo, autor de El Padrino, fue el encargado de realizar la primera versión de un guión que contó con un total de 550 páginas, cifra absurda para una película. David y Leslie Newman junto con Robert Benton quitaron un poco de paja, pero no fue hasta la inclusión de Richard Donner como director, quien había conseguido un gran éxito con su último largometraje La Profecía, que el manuscrito definitivo vio la luz después de que el director exigiese trabajar con un guión propio, incluyendo así al guionista Tom Mankiewicz en el proyecto. Lo más complicado fue encontrar al actor ideal con la presencia y el carisma necesarios para asumir un papel de esa magnitud; fue un joven absolutamente desconocido que siempre aparecía último en la lista de posibles candidatos quien consiguió encandilar al equipo de producción, dejando claro tras una breve audición que había nacido para ese trabajo. Christoher Reeve adoraba el personaje y lo consideraba un modelo a seguir....

Read More