Oscar´s 2017: Quiniela exprés
Feb25

Oscar´s 2017: Quiniela exprés

Apenas restan veinticuatro horas para que dé comienzo la gran fiesta del cine internacional: La gala de los Oscar, en su 89º edición estará inevitablemente marcada por un contexto sociopolítico, cuanto menos, peculiar, que sin duda definirá cada línea del estudiadísimo guión de un Jimmy Kimmel que ha prometido grandes dosis de humor. Y es que se lo han puesto a huevo, todo hay que decirlo. Un año repleto de buen cine que llenará las butacas del teatro Dolby en una noche que no promete grandes sorpresas. Un peculiar año del que recordaremos tanto el record de nominaciones de La la land -absoluta vencedora en los Globos de Oro-, como la imperdonable ausencia de una Amy Adams en permanente estado de gracia… un año que será testigo presencial de cómo el tibio Viggo Mortensen de Captain Fantastic ocupará la butaca que debería llevar el nombre del incuestionable Joel Edgerton. A veinticuatro horas de cerrar las apuestas, digo, nos sumamos a los dos millones de quinielas que pueblan los callejones de internet, invitándoos a que hagáis vuestras predicciones y a que pongáis a parir las nuestras 🙂   *MEJOR PELÍCULA:  –La la land  -Moonlight -Manchester frente al mar -Figuras Ocultas -Lion -La llegada -Hasta el último hombre -Comanchería -Fences *MEJOR DIRECTOR:  –Damien Chazelle (La la land) -Barry Jenkins (Moonlight) -Denis Villeneuve (La llegada) -Kenneth Lonergan (Manchester frente al mar) -Mel Gibson (Hasta el último hombre) *MEJOR ACTOR: -Denzel Washington (Fences) –Casey Affleck (Manchester frente al mar) -Ryan Gosling (La la land) -Andrew Garfield (Hasta el último hombre) -Viggo Mortensen (Captain Fantastic) *MEJOR ACTRIZ: –Emma Stone (La la land) -Isabelle Huppert (Elle) -Natalie Portman (Jackie) -Meryl Streep (Florence Foster Jenkins) -Ruth Negga (Loving) *MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: –Viola Davis (Fences) -Michelle Williams (Manchester frente al mar) -Naomi Harris (Moonlight) -Nicole Kidman (Lion) -Octavia Spencer (Figuras Ocultas) *MEJOR ACTOR DE REPARTO: -Dev Patel (Lion) -Jeff Bridges (Comanchería) –Marhersala Ali (Moonlight) -Lucas Hedges (Manchester frente al mar) *MEJOR GUIÓN ORIGINAL: -Manchester frente al mar –La la land -Comanchería -20th century women -Langosta *MEJOR GUIÓN ADAPTADO: -Moonlight -Lion -Figuras ocultas -La llegada -Fences *MEJOR FOTOGRAFÍA: –La la land -Lion -Moonlight -La llegada -Silencio *MEJOR MONTAJE: –La la land -Hasta el último hombre -La llegada -Moonlight -Comanchería *PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA: -El viajante (Irán) –Toni Erdmann (Alemania) -Un hombre llamado Ove (Suecia) -Bajo la arena (Dinamarca) -Tanna (Australia) *MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN: –Zootropolis -Kubo y las dos cuerdas mágicas -La tortuga roja -La vida de Calabacín -Vaiana *MEJOR LARGO DOCUMENTAL: –O.J.: Made in America -Enmienda XIII -Life, Animated -I am not your negro -Fuego en el mar *MEJOR CANCIÓN ORIGINAL: –City of stars (La la land)...

Read More
Por qué La La Land
Feb11

Por qué La La Land

 De La ciudad de las estrellas se ha dicho ya prácticamente de todo; que es un nuevo clásico y un producto sobrevalorado. Que es un homenaje a lo antiguo, y que es cine reinventado y experimental. Que es algo obligatorio, y una simple exhibición; un acierto, y una decepción.  No redacto este artículo para darle a este musical una valoración cuantitativa más. Hoy os escribo para explicaros por qué La La Land importa. Os dejo aquí la playlist de la película para darle ambientillo al artículo. Disfrutadla, merece mucho la pena. Agradecédsela a Justin Hurwitz.    El tercer largometraje de Damien Chazelle ha conseguido una hazaña que poco tiene que ver con premios ni con récords de nominaciones. El director ha inspirado a una generación de cineastas y artistas en general, la más nueva, la que más tiene que aprender. Y es que es hora de asumirlo, quedan pocos jóvenes amantes de los clásicos y devoradores de películas como los de antes. Queda alguno, pero en el mundo actual las series, los blockbusters, e Internet han hecho mucho daño en ese sentido. La juventud pide a gritos contenido gratuito, o muy barato, y reclama que este sea online, así que se conforma con lo que encuentra y lo que le suena. Los clásicos parecen cada vez más relegados a los DVDs rayados de las bibliotecas. Así funciona el mundo.  Lo audiovisual es un pequeño universo de modas efímeras entremezcladas con grandes obras esenciales. Y por eso mismo, la nueva generación sueña con hacer el nuevo Juego de Tronos, y no el nuevo Cantando bajo la lluvia. Pero no Chazelle. El cineasta quería crear el musical de los musicales, un canto a los sueños inspirado en todo lo que había bebido con avidez del pasado (os dejo el vídeo de referencias que editó Sara Preciado). Y de este modo, surgió La La Land. Al entrar en el circuito de modas, la película se convirtió en un producto nuevo para algunos, nostálgico para otros, indispensable para unos cuantos, y a odiar para otros tantos.    La La Land ha conseguido hacer cantar y bailar al mundo entero, ha recordado a todos que el género musical no tiene por qué estar muerto. Ni tampoco la cinefilia. La historia que cuenta Chazelle es muy sencilla, previsible y normalita. Su largometraje podría ser uno más en la cartelera. ¿Por qué no lo es, entonces? La clave, en este caso, no está tanto en el qué cuenta, sino en el cómo lo cuenta. La ciudad de las estrellas combina una deslumbrante fotografía con una dirección meticulosa, una bella banda sonora con una dirección de arte igualmente hermosa. ¿El resultado? La película...

Read More
La La Land: romántico homenaje al cine
Ene11

La La Land: romántico homenaje al cine

Aunque son pocas las películas que lo consiguen, el séptimo arte tiene la magia de poder hacerte salir flotando de la sala de cine en ciertas proyecciones. Y cuando esa magia sucede, es una sensación que te puede llegar a envolver durante muchas horas. La La Land (La ciudad de las estrellas) es uno de estos films especiales que lo logran, y que te invitan durante su visionado a dejar fluir una serie de emociones y sentimientos mientras disfrutas de una intensa y completa experiencia cinematográfica, para finalmente salir como hechizado y desestabilizado emocionalmente. O al menos, lo logró conmigo. Después de cosechar un gran éxito con Whiplash (2014), Damien Chazelle se ha embarcado en un proyecto muchísimo más ambicioso con La La Land (2016), film donde demuestra que además de tener un enorme talento como cineasta es a su vez un gran cinéfilo, y en el cual reafirma también su gran conocimiento y pasión por el jazz. Con gran soltura, transita por distintos géneros y revitaliza un complicado género como es el musical, haciéndole un hermoso homenaje al mismo y dándole un soplo de aire fresco, evocando en lo estético a los musicales de Jacques Demy tales como Los paraguas de Cherburgo o Las señoritas de Rochefort, y en esencia a gran cantidad de otros grandes musicales, como por ejemplo el New York, New York de Martin Scorsese o clásicos como Un americano en París de Vincente Minelli. Y además de la gran cantidad de referentes que hay, no es menor la cantidad de guiños cinéfilos que realiza Chazelle, por lo que me limitaré a resaltar el de El globo rojo de Albert Lamorisse. ¿Cómo vas a ser un revolucionario, siendo tan tradicionalista? Te aferras al pasado, pero el jazz es sobre el futuro. Chazelle combina lo mejor del cine clásico con el de vanguardia, con un magistral manejo del lenguaje cinematográfico. El resultado es un film único, inolvidable y mágico. Todo funciona perfectamente en una mezcla precisa entre diálogos, interpretaciones, drama y música, con un constante ritmo, fuerza y sello personal. Si bien la película trata argumentalmente sobre una bonita historia de amor, el verdadero amor es el que plasma Chazelle por el cine, el arte y la música en cada escena. Y ello queda patente ya en la puesta en escena, donde uno queda sumergido en su mundo deseando que ojalá fueran tan alegres todos los atascos en la vida real. Cabe destacar la maestría con la que realiza las transiciones de las escenas musicales a las convencionales, y viceversa. La La Land desprende nostalgia, desprende melancolía, desprende amor. Un film de una inmensurable belleza que hila con maestría distintos temas alrededor de los sueños y los soñadores, envuelto en una hermosa atmósfera agridulce, de gran colorido. Ante la aparente festividad, subyace el drama,...

Read More
2016: el cine que viene
Ene13

2016: el cine que viene

El 2016 apunta maneras: Nos traerá películas de Scorsese, Malick, Eastwood, los hermanos Coen o Almodóvar, solo por nombrar algunas. Hemos seleccionado 25 estupendos ejemplos de lo que será un año ecléctico.

Read More
Birdman: Truth or Dare?
Ene14

Birdman: Truth or Dare?

A una gran película le pido que tenga fuerza, que arremeta con empuje desde el primer minuto, que me agarre con ímpetu y no me suelte. Que me envuelva y me sacuda, que me atrape en sus entrañas y no me haga pensar en otra cosa. Ha de ser magnética, ha de ser vibrante, ha de ser intensa, sea cual sea su género o estilo cuando veo una gran película vivo en ella, no hay fuera nada más que pueda interesarme. Birdman es un huracán. Su falso plano secuencia no es más que un detalle, una excusa –de una complejidad técnica apabullante– para una narración sin descansos, sin puntos muertos. Su ritmo es perfecto, nada se alarga más de lo que debe durar, nada es demasiado corto. Es un torbellino medido al detalle, cuidado con mimo. El viaje aéreo será placentero, no hay arritmia, no será un vuelo brusco, aquí no hay turbulencias. Y pese a su inmejorable apartado técnico –maravillosa la fotografía de Lubezki una vez más– e interpretativo –inmenso Michael Keaton que se come la pantalla, fantásticos todos y cada uno de los secundarios–, la valentía de su forma y su equilibradísimo –pese a lo frenético– ritmo, es su agridulce relato el que la coloca, a juicio del que escribe, como una de las mejores películas de los últimos años. Cada momento particular que captura esa cámara que recorre los laberínticos pasillos del teatro sin detenerse es una pieza única e imprescindible. Hay algo que no le pido nunca a una gran película, porque no todas son igual de capaces de ofrecérmelo, y es que consiga emocionarme. Una gran película puede serlo si con la fuerza suficiente me agita hasta la fascinación. Birdman es una gran película pero, además, está tocada con el don del encanto. Ese don con el que parece estar tocado todo el cine de Wilder, y el de Lubitsch, y el de Frank Capra, entre otros. Y cuando algo así ocurre es difícil resistirse y no conectar de alguna forma con esa chica que se sienta al borde de la azotea esperando que algo cambie, el padre que se resiste a considerarse fracasado pese a que lo que nace de sus manos no es sino una pequeña versión de sí mismo, un pequeño fracaso, o ese actor que sólo actúa cuando está fuera del escenario y que, si pudiera, miraría al mundo con los ojos con los que lo hacía antaño. Cada pequeño carácter está lleno de vida. En definitiva, el espectáculo visual es asombroso, el atrevimiento formal es admirable, su constante homenaje al cine –a veces con citas visuales y narrativas directas–...

Read More