Lego Batman: la película, gloria al hombre murciélago
Feb13

Lego Batman: la película, gloria al hombre murciélago

Han pasado casi 77 años desde el nacimiento del Hombre Murciélago. La creación de Bob Kane y Bill Finger se ha convertido en una de las figuras más reconocidas del mundo de los superhéroes; el símbolo negro sobre amarillo es un icono universal. Da igual en qué parte del globo te encuentres: todos saben quién es Batman. Su versión “cuadrada” se estrenó en la gran pantalla con La Lego Película, magnífica cinta de animación llena de energía, originalidad y corazón que tomó por sorpresa a todos, y en donde a pesar de contar con un papel secundario, consiguió destacar por encima del resto de personajes. Warner Bros nos trae ahora Lego Batman: la película, un repaso y homenaje a toda la trayectoria de Bruce Wayne y su álter ego en clave de autoparodia. ¿Qué sería de Batman sin el Joker? A pesar de que el payaso de Gotham empezó siendo un villano más, con el paso del tiempo se ha terminado convirtiendo en uno de los archienemigos más importantes de la historia. No hay Batman sin el Joker. No hay Joker sin Batman. La relación entre estos dos personajes se ha visto representada y revisitada en incontables ocasiones, pero tal vez nunca con el nivel de acierto que vemos en Lego Batman. Porque a pesar de tratarse de una parodia, una sátira sobre la figura del encapuchado de Gotham City, Lego Batman entiende a sus personajes a la perfección, sus motivaciones, miedos y preocupaciones; siempre, por supuesto, con un humor ácido que encaja a la perfección con esa “oscuridad, cero amigos, padres muertos” que envuelve al superhéroe de DC. Cargada de humor y acción, la obra dirigida por Chris McKay (Robot Chicken) ofrece 104 minutos en los que explora el universo que gira alrededor del personaje, desde sus aliados más cercanos hasta los villanos más oscuros y desconocidos, sin miedo alguno a escarbar en el baúl de los recuerdos y sacar de allí a los enemigos y elementos más estrafalarios que hayan pasado tanto por las páginas de los cómics como en la pequeña y gran pantalla. Lego Batman es una carta de amor no solo al personaje y a los fans, sino a las varias generaciones de artistas que se han encargado de dar vida al héroe de orejas puntiagudas, con tal cantidad de detalles y guiños que pueblan todos y cada uno de sus minutos que más de uno se te escapará en un primer visionado. Da igual cuál sea tu versión preferida. Puedes ser fan absoluto de Lewis Wilson, Adam West, Michael Keaton, Val Kilmer, George Clooney, Christian Bale o Ben Affleck; o tal vez te guste más...

Read More
La Broma Asesina, decepcionante adaptación
Ago17

La Broma Asesina, decepcionante adaptación

[La siguiente entrada contiene spoilers.] Batman: La Broma Asesina es una de las novelas gráficas más aclamadas del Hombre Murciélago. Publicada en 1988, la obra escrita por Alan Moore, con dibujo de Brian Bolland y coloreada por John Higgins tuvo una recepción abrumadora, hasta el punto de que a pesar de tratarse de una historia independiente, algunos de los sucesos que tienen lugar en sus viñetas pasaron a formar parte del “canon” general de la editorial DC. Dichos sucesos se centran en la figura de Barbara Gordon (Batgirl), quien quedaría postrada en una silla de ruedas para más adelante convertirse en el Oráculo. A pesar del éxito, la obra no estuvo exenta de polémica: no contento el Joker de privarle de su movilidad de piernas, el payaso de Gotham agredía sexualmente a la hija del comisario Gordon. Lo que causó controversia no fue tanto el hecho de que uno de los rasgos definitorios del personaje fuera el resultado de abusos sexuales, sino la utilización a modo de objeto de Batgirl con la única finalidad de permitir el desarrollo de la historia y de sus dos protagonistas: Batman y el Joker. Con el anuncio de una adaptación animada, que además supondría el glorioso retorno de Mark Hamill como voz del payaso, muchos fueron los que se preguntaron de qué forma tratarían un tema tan sensible como el de los abusos sexuales, además de crear la duda de si serían capaces de solucionar el problema de objetificación de Barbara Gordon. El guionista Brian Azzarello, el director Sam Liu y el productor Bruce Timm lo han intentado, pero han fracasado estrepitosamente. La primera parte de esta adaptación no forma parte de la novela gráfica, y gira entorno a la relación entre Batgirl y Batman. La intención de los responsables era la de mostrar al público a dos personajes incapaces de establecer una relación sentimental o emocional normal, algo que los lleva a discutir constantemente para terminar, cómo no, con una escena de sexo que roza lo vergonzoso. Además de ser algo un tanto perturbador, puesto que Barbara no deja de ser una aprendiz de Bruce y una especie de hija adoptiva, nos volvemos a encontrar que el camino que han decidido tomar para profundizar en el personaje de la hija del comisario vuelve a ser el del sexo. Esto no soluciona el problema de la obra original, sino que echa más leña al fuego. Pero no es ese el único problema que nos encontramos en esta versión animada. El apartado visual palidece en comparación con el visto en las viñetas, perdiendo así gran parte de su personalidad y eliminando por completo el...

Read More
Escuadrón Suicida: Los odiosos ocho del patíbulo
Ago10

Escuadrón Suicida: Los odiosos ocho del patíbulo

Aún recuerdo tiempos más sencillos que los que corren ahora para la industria del entretenimiento en que adaptar un cómic al cine partía de una fórmula mucho más directa: Un malo encabronado y duro de roer que amenaza a la ciudad del héroe protagonista, la seguridad de miles de inocentes pendiendo de un hilo y un tipo duro -a veces encapuchado- que nos saca las castañas del fuego dejando detrás suyo un reguero de violencia, algunos golpes de humor y explosiones por un tubo que harían disfrutar como zopencos a los principales benefactores de ese modelo de cine de acción; Richard Donner, Renny Harlin y John McTiernan. Si a esa manera de orquestar un relato de aventuras que ya conocemos los que tenemos más de 30 años hay que sumarle un espíritu coral de cine bélico que transfiera la responsabilidad de salvar al mundo a los (anti)héroes más peligrosos del universo DC, no existe mejor elección para liderar la misión que un David Ayer ya curtido en dirigir a escuadrones de élite de la DEA (Sabotage, 2014) o a la mismísima división acorazada estadounidense durante la 2ª Guerra Mundial (Corazones de Acero, 2014). De izqda a dcha: Jay Hernández, Jai Courtney, Adewale Akinnuoye–Agbaje, Margot Robbie, Will Smith, Joel Kinnaman y Karen Fukuhara Robert Aldrich debe estar retorciéndose de la risa en su tumba al comprobar como la reencarnación bastarda de sus Doce del Patíbulo (1967) ayuda a remontar el vuelo a una división cinematográfica de DC Comics que ya empezaba a matarnos del aburrimiento gracias a los tediosas relecturas altilocuentes de sus más famosas criaturas. Aquí no hay más punto de partida que el enfrentamiento de los buenos contra los malos, o mejor dicho, los malos de siempre -los del ghetto– contra los malos que quieren dominar el planeta. Algunos de los peores archienemigos de Batman y Flash -y el universo global de DC– aparcan sus diferencias con los justicieros enmascarados -que hacen acto de presencia de forma puramente anecdótica- para ponerse a las ordenes de Rick Flag (el ex robocop Joel Kinnaman) convertido en un improbable sosias de Lee Marvin cuya misión consiste también en reclutar a una panda de presidiarios inadaptados para cumplir una misión suicida que nadie se atreve a llevar a cabo: Neutralizar a una hechicera ancestral que ha poseído el cuerpo de una famosa arqueóloga (Cara Delenvingne) y ahora planea destruir el mundo. Cara Delenvingne es June Moone / Enchantress No diré el por qué para no meternos en spoilers pero habría sido de sentido común incluir en los créditos finales de este Escuadrón Suicida un cordial agradecimiento a los guionistas Harold Ramis y Dan Aykroyd, padres de los...

Read More
Batman v Superman: amanecer nublado
Mar27

Batman v Superman: amanecer nublado

Esta crítica está libre de spoilers. Batman v Superman: el Amanecer de la Justicia apuntaba a ser uno de los grandes éxitos del año. Al fin y al cabo, no todos los días somos testigos de la reunión en la gran pantalla de dos de los personajes más famosos del mundo. Las expectativas, como no podía ser de otra forma, estaban por todo lo alto, más si tenemos en cuenta que han pasado ya 3 años desde la última película de Warner basada en material de DC Comics. Como suele ocurrir en la gran mayoría de producciones que generan tanto hype a su alrededor, era complicado que Batman v Superman fuese capaz de contentar a todo el mundo, y justamente eso es lo que está ocurriendo. Esta última producción de Zack Snyder la podríamos considerar como una de las películas más divisivas en cuanto a recepción y crítica de los últimos años, algo que no es nada nuevo para el director wisconsinés, quien a lo largo de su carrera ha recibido palos por parte de la prensa especializada pero que parece gustar al público general. El duelo entre el Hombre Murciélago y el Último Hijo de Krypton dará mucho que hablar, para bien o para mal, en los próximos meses. No es fácil analizar una película como ésta. Batman v Superman sufre de exceso de contenido al no solo intentar mostrar la rivalidad entre los dos personajes protagonistas, sino también al tener la misión de dar la entrada definitiva al que será el universo DC en la gran pantalla. Esto ocasiona que el film siga a demasiados personajes e hilos argumentales a los que no ayudan un montaje y edición un tanto confusos. El primer tercio lo podríamos definir como una sucesión de escenas cortas y de tonos opuestos cuyo objetivo es el de asentar las bases para lo que vendrá más adelante. La abundancia de saltos de localización y situaciones pueden desorientar con facilidad, y en alguna que otra ocasión es fácil que el espectador no entienda el porqué de determinadas escenas, dando la sensación algunas de ellas de estar ahí porque lo requiere la planificación del universo y no la película en sí, lo que frena el ritmo de la historia. Pero el pecado más grande es la falta de espacios vacíos que permitan respirar a las escenas y puntos argumentales principales, haciendo que estos se diluyan y la película pierda algo de foco narrativo; en cierta forma, parece que estamos ante un monstruo de Frankestein cuyo único objetivo es tirar la mayor cantidad de cosas a la pantalla con la esperanza de que el espectador sea capaz de recordarlas tanto para ésta...

Read More
The Flash, Supergirl y la estrategia del multiverso
Feb15

The Flash, Supergirl y la estrategia del multiverso

El velocista escarlata triunfó nada más pisar The CW en Arrow, generando expectación y arrasando desde el momento del estreno de la serie que lleva su nombre. The Flash rompió récords y motivó a Greg Berlanti a hacer crecer su imperio televisivo. Así, a día de hoy su nombre está en los títulos de crédito de seis series en emisión: Arrow, The Flash, Blindspot, The mysteries of Laura, Supergirl y Legends of tomorrow. Cuatro de ellas, producciones basadas en los héroes de DC Comics. El boom superheroico comiquero se mantiene. Ante dicha situación, mencionada repetidamente en toda suerte de artículos de blogs seriéfilos y cinéfilos, quedan tres cuestiones sobre la mesa: ¿es necesario explotarlo todo tanto? ¿Se está perdiendo calidad por dicha sobreexplotación? ¿La evolución hacia el multiverso es positiva? Supergirl y sus últimos episodios sirven para ilustrar todo esto. La serie de la prima de Superman se ha estancado, más incluso de lo que podía llegar a aparentar en sus primeras aventuras en la CBS. La inclusión de nuevos personajes recurrentes y tramas paralelas a la historia central de Kara no han sido suficiente. Tenemos historias como la de Bizarro, Adam Foster, o el último de los desastres: el Black Mercy y las alucinaciones con Krypton. Argumentos planos, superficiales, artificiosos, innecesarios para una serie que podía ser mucho más de lo que es. O al menos eso es lo que se podría pedir a la CBS, que, al fin y al cabo, es una cadena más adulta que The CW, enfocada al público juvenil. Desde el regreso de la serie en enero, la mejor trama desarrollada ha sido la de Toyman, el villano de los juguetes. Si bien acelerada, nos aportó algo de profundidad (al fin) en el personaje de Winn Schott, secundario interpretado por Jeremy Jordan, así como en su relación con Kara. Se pudo apreciar algo más “humano” y “realista” que lo que estamos acostumbrados a ver en Supergirl. ¿Tópicos familiares y de relaciones no correspondidas? Por supuesto. Pero menos artificiales. Al contrario de lo que ocurrió con Bizarro y con el Black Mercy. La inclusión de Bizarro fue una absoluta decepción. Se quedó en una pequeña Frankenstein sin una trama realmente lógica con un creador “muy inteligente” que se ve derrotado con demasiada facilidad. El personaje de Maxwell Lord quedó tan destrozado como la relación exprés de Kara con Adam Foster (Blake Jenner, marido de Melissa Benoist), hijo de Cat Grant. Esta subtrama del episodio dedicado a la antítesis de Supergirl no tuvo apenas peso en la historia. ¿Simple excusa para meter al marido de la actriz en la serie? Parece que sí, puesto que...

Read More