Batman v Superman: Ultimate Review
Jul22

Batman v Superman: Ultimate Review

La siguiente entrada contiene spoilers de Batman v Superman. Batman v Superman no convenció a todos. El largometraje de Zack Snyder debía suponer el último empujón para el lanzamiento del universo cinematográfico DC, pero dicho empujón se quedó a medias. Como ya comenté en su día, los principales problemas de la película no eran tanto el tratamiento de los personajes ni el guion, sino un montaje y edición confusos que nos llevaban de un lado para el otro sin parar hasta el punto de marearnos. En cierta forma daba la sensación de que estábamos mirando dos películas diferentes que se habían fusionado para dar la excusa de juntar en la gran pantalla al Hombre Murciélago y el Hombre de Acero. Pero esas dudas estaban en la mente de muchos incluso antes del estreno de la película gracias al anuncio de Warner Bros de la ya existencia de una Ultimate Cut (o Director’s Cut) que nos llegaría, y ya lo ha hecho, al mercado doméstico. Todos sabemos lo que pasó. La película se estrenó y la mayor parte de la crítica la atacó con saña. Saña exagerada y fuera de lugar en la mayoría de casos, bien es sabido que el señor Snyder no es precisamente un director apreciado entre la prensa especializada, pero juzgar ahora si eso ha influido en dichas críticas sería pura especulación digna del señor Iker Jiménez. Dichas críticas cogieron por sorpresa a la productora, quien estaba segura de que tenía entre manos un auténtico bombazo; incluso algunos de los actores no esperaban esa clase de recibimiento. ¿Cómo es posible que no se diesen cuenta?¿Por qué anunciaron la versión Ultimate para el mercado doméstico antes de estrenar la versión para cines? El culpable es, para no variar, el señor dólar. La versión “Ultimate” es la que se había utilizado para hacer pases internos en el estudio; esa fue la versión que todos vieron antes del estreno en las grandes salas, y tanto directivos como quienes habían participado en la película estaban encantados. ¿Qué ocurrió? Warner, más preocupada por intentar empaquetar la mayor cantidad de sesiones posibles en cada día, decidió que era necesario cortar nada más y nada menos que 30 minutos de película. La regla es fácil: a menor duración, mayor cantidad de proyecciones, que equivale a más dinero en taquilla. El problema está en cuando tu película no gusta y el tirón que tiene en taquilla dura pocas semanas. Suponemos que a nadie se le ocurrió pensar que, a mejor película, más semanas de proyección puesto que más gente querría ir a verla, lo que nos lleva a, efectivamente, más dinero recaudado. Así que...

Read More
Batman v Superman: amanecer nublado
Mar27

Batman v Superman: amanecer nublado

Esta crítica está libre de spoilers. Batman v Superman: el Amanecer de la Justicia apuntaba a ser uno de los grandes éxitos del año. Al fin y al cabo, no todos los días somos testigos de la reunión en la gran pantalla de dos de los personajes más famosos del mundo. Las expectativas, como no podía ser de otra forma, estaban por todo lo alto, más si tenemos en cuenta que han pasado ya 3 años desde la última película de Warner basada en material de DC Comics. Como suele ocurrir en la gran mayoría de producciones que generan tanto hype a su alrededor, era complicado que Batman v Superman fuese capaz de contentar a todo el mundo, y justamente eso es lo que está ocurriendo. Esta última producción de Zack Snyder la podríamos considerar como una de las películas más divisivas en cuanto a recepción y crítica de los últimos años, algo que no es nada nuevo para el director wisconsinés, quien a lo largo de su carrera ha recibido palos por parte de la prensa especializada pero que parece gustar al público general. El duelo entre el Hombre Murciélago y el Último Hijo de Krypton dará mucho que hablar, para bien o para mal, en los próximos meses. No es fácil analizar una película como ésta. Batman v Superman sufre de exceso de contenido al no solo intentar mostrar la rivalidad entre los dos personajes protagonistas, sino también al tener la misión de dar la entrada definitiva al que será el universo DC en la gran pantalla. Esto ocasiona que el film siga a demasiados personajes e hilos argumentales a los que no ayudan un montaje y edición un tanto confusos. El primer tercio lo podríamos definir como una sucesión de escenas cortas y de tonos opuestos cuyo objetivo es el de asentar las bases para lo que vendrá más adelante. La abundancia de saltos de localización y situaciones pueden desorientar con facilidad, y en alguna que otra ocasión es fácil que el espectador no entienda el porqué de determinadas escenas, dando la sensación algunas de ellas de estar ahí porque lo requiere la planificación del universo y no la película en sí, lo que frena el ritmo de la historia. Pero el pecado más grande es la falta de espacios vacíos que permitan respirar a las escenas y puntos argumentales principales, haciendo que estos se diluyan y la película pierda algo de foco narrativo; en cierta forma, parece que estamos ante un monstruo de Frankestein cuyo único objetivo es tirar la mayor cantidad de cosas a la pantalla con la esperanza de que el espectador sea capaz de recordarlas tanto para ésta...

Read More
Batman v Superman: El ala oeste de la Batcueva
Mar24

Batman v Superman: El ala oeste de la Batcueva

Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia ha sido anunciada prematuramente en multitud de medios especializados como la mayor película de superhéroes de la historia, y a este paso podría convertirse en un tiempo record en el mayor fraude publicitario de la historia de Warner Bros. El duelo entre los dos mayores iconos del universo DC -y del mundo del cómic a nivel global- se salda paradójicamente con la más soporífera, aburrida, pesada y fatua pelea de gallos que recuerdo haber aguantado jamás en un blockbuster de este nivel. El mesiánico hijo de Krypton que tras 80 años sigue peinándose como Manolo Caracol y el murciélago huérfano de Gotham -ahora encorvado gracias a los andares de Ben Affleck– reparten justicia y hacen ídem a su estatus de heteruzísimos machos alfa aburriendo a las ovejas durante casi dos horas y media de palique en las que cambian los ansiados puñetazos por las amenazas de matón de barrio (¿sangras? isangrarás!), mucha mirada ladradora -y poco mordedora- y un par de pullitas y réplicas en la línea del ‘y tú más’ de toda la vida. Aunque al final nos llevamos algo más de diez minutos de mamporros bajo la lluvia de estos dos súper garrulos jugando a ver quién arrea las hostias más gordas. Repito, poco más de diez minutos, y tampoco es que la sangre llegue al río – ¡Tu qué! – ¿Yo qué de qué? Ben Affleck pone ojillos melancólicos y bebe mucho acurrucado en compañía del pobre Jeremy Irons en su loft subterráneo, Gal Gadot pasea palmito y luce los modelos de la nueva temporada de primavera del Corte Inglés, Diane Lane mira mucho al cielo y sufre por Clark que ha salido a volar y no se ha llevado el paraguas con la que está cayendo, y Kevin Costner se marca una imitación espantosa del fantasma de Obi Wan Kenobi. Hasta Holly Hunter pone su granito de arena apuntándose a esta fiesta del tedio con cuatro escenas sueltas que sirven para recordarnos que aún no se ha jubilado. El resto del metraje es una oda al onanismo de Zack Snyder a base de poesía visual a cámara lenta para que sea más fácil alcanzar sus más de dos horas y media de inacabable metraje. Porque todo el mundo sabe que si un blockbuster de acción dura más de 150 minutos deja de ser una simple película de entretenimiento para poder aparentar que nos quiere contar algo. Pero como lo cortés no quita lo valiente hay que de darle de comer aparte a un soberbio y sorprendente Jesse Eisenberg que disfruta con cada oportunidad que se le concede...

Read More
2016: el cine que viene
Ene13

2016: el cine que viene

El 2016 apunta maneras: Nos traerá películas de Scorsese, Malick, Eastwood, los hermanos Coen o Almodóvar, solo por nombrar algunas. Hemos seleccionado 25 estupendos ejemplos de lo que será un año ecléctico.

Read More
Perdida: Una nueva y vibrante lección
Ene08

Perdida: Una nueva y vibrante lección

La única palabra que he leído sobre Perdida antes de su visionado, y que parece ser la clave de buena parte del revuelo que hubo en torno a ella, es “telefilm”, o más bien “TELEFILM”, en letras gigantes. “David Fincher ha dirigido un telefilm”, “Perdida es un telefilm”, “Ha sido como ver una película de domingo por la tarde de Antena 3″… y a uno que sortea toda la información posible sobre Perdida para mantener el misterio y que venera el talento de David Fincher para contar historias (sean éstas mejores o peores) empieza a sentir cómo le tiemblan las piernas. ¿Tanto ha cambiado el cine de David que ahora hace telefilms? ¿Es que se ha ido para siempre aquel artesano del thriller que construía atmósferas inquietantes como nadie, que manejaba el suspense con pericia y que equilibraba sus trabajos como pocos en Hollywood lo hacen? Ni muchísimo menos. Perdida trata de algo así como un secuestro, y entiendo que ese es el motivo que empuja a más de un espectador a decir que se trata de un telefilm, porque no encuentro nada más en su forma que me remita a ese formato. David Fincher ni se ha ido ni ha cambiado, detrás de Perdida maneja los hilos el mismo artesano brillante que elevaba el thriller a su nivel más alto con Zodiac o Seven. La atmósfera y el uso del montaje y el sonido son marca de la casa. El punto fuerte de Perdida radica en su experimentado director, que convierte la película en una nueva lección de buen cine de grandes salas: Thriller inquietante 101, pasen y tomen asiento, dejen que Fincher haga lo que mejor sabe. Y, sin embargo, en su mayor cualidad se encuentra su mayor defecto, y es que Fincher lleva toda una vida dando lecciones. Se sube a la tarima y explica el thriller como nadie. Su clase es algo fascinante, te atrapa en su universo y normalmente quieres volver a asistir, pero un día le observas y te preguntas si ese fantástico profesor no podría estar haciendo algo más grande lejos de esas cuatro paredes. Fincher en Perdida carece de ambición y esta carencia empuja a la película a una falta de fuerza. El artesano adapta una novela con su estilo, el mejor del mercado, pero su obra no va más allá, no me deja huella en ningún lugar, y el espectador, que en este caso soy yo, abandona la clase con la sensación de haber asistido a una fantástica explicación y con los nervios a flor de piel. Ha sido entretenido y frenético, lo ha pasado bien. Y al cabo del...

Read More