Arrow: A la cuarta tampoco va la vencida
Abr10

Arrow: A la cuarta tampoco va la vencida

Vienen siendo cerca de 3 temporadas y media -la cuarta y última ha rebasado ya su ecuador- las que llevo observando las correrías nocturnas del arquero y ex-multimillonario Oliver Queen pegando piruetas y dando saltos por los tejados de cartón piedra de Starling City, y sigo sin encontrar algo parecido a un actor verosímil en la acartonada expresión del rudimentario Stephen Amell, el musculoso jamelgo que le da vida. En Arrow todo está sujeto a cambios, el vestuario del protagonista que varía cada temporada, el equipo de héroes que le ayuda a combatir el crimen, el diseño de su guarida secreta y hasta la condición sobrenatural de algunos de sus nuevos enemigos. Nada ni nadie en Arrow se libra de los posibles giros de guión ni de los cambios en el tono del programa salvo la impenetrable expresión de piedra de su protagonista, tan dura e inamovible como sus abdominales. De entrada tampoco es necesario ni se le pide a un serial de evasión como éste un despliegue abrumador de interpretaciones, o no urge tanto al menos como poder conectar con la empatía de los fans del cómic original. Los guionistas Greg Berlanti y Andrew Kreisberg enganchan a un público adolescente granjeado de antemano por el target juvenil de los contenidos del canal donde se emite la ficción del arquero esmeralda, la estadounidense CW Network. La asimilación progresiva de elementos y personajes secundarios provenientes del material adaptado corre a cargo de la colaboración de otro nombre habitual en las colecciones y series animadas de DC Comics, Geoff Johns. O al menos así fue durante las dos primeras temporadas. Al principio la fórmula era sencilla y funcionaba. Aprovechar el tirón comercial de la bat-trilogía de Nolan e imitar su look oscuro y realista para borrar de un plumazo el colorismo naif de Flecha Verde durante su paso por Smallville. La premisa de la nueva serie era convertir a Oliver Queen en un justiciero chapado a la antigua, un matón de pocas palabras que aplicaba la justicia del ojo por ojo recurriendo casi siempre a la violencia extrema. Arrow nació con un tono deliberadamente negro y adulto que capítulo a capítulo lo convirtió en una ineludible cita semanal con el relato de venganzas más puro y auténtico. La aceptación general del público y los buenos índices de audiencia jugaron en contra del encapuchado de Starling City. La posterior necesidad de acrecentar aún más el número de seguidores ha degenerado en una sutil infantilización de las aventuras de Oliver Queen. No existiendo ya la premisa argumental de una vendetta para acabar con los enemigos de su padre muerto, el hombre bajo la capucha verde se convierte...

Read More
Review de The Flash 2×08: Legends of Today
Dic03

Review de The Flash 2×08: Legends of Today

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 2×08 de The Flash. Imagina coger un cómic de la Liga de la Justicia, colgarlo de la tele y empezar a pasar las páginas. Eso es Legends of Today, la primera parte del “crossover” de este año que continuará con Arrow en Legends of Yesterday. Un episodio cargado de contenido que no deja un solo minuto de respiro y nos presenta a uno de los villanos más vetustos de la historia de la editorial DC, Vandal Savage, quien será el enemgio principal de la próxima Legends of Tomorrow y cuyo objetivo es acabar con la vida de Kendra Saunders, que resulta ser la reencarnación de una sacerdotisa egipcia llamada Chay-Ara, ligada por un amor “eterno” a Khufu, antiguo príncipe egipcio, con quien comparte la maldición de ir reencarnándose vida tras vida para volver a ser asesinados por Savage, cuyo poder crece con cada muerte de los “Hawks”; porque sí, Khufu no es otro que Hawkman. Casi nada. Savage llega a Central City atraído por la presencia de Kendra; tras el intento de asesinato por parte del inmortal, Barry decide que lo mejor que pueden hacer para proteger a la “novia” de Cisco es ir en busca de Oliver y sus amigos para que les echen una mano. Sí, el motivo de la visita se puede coger con pinzas, pero es suficiente para mezclar al Team Flash y al Team Arrow, y eso ya vale. No voy a entrar a discutir el hecho de que Barry revele su identidad a Kendra a los pocos minutos de conocerla; teniendo en cuenta su historial, creo que ya es algo normal en él…excepto con Patty. Pobre Patty. Es agradable ver a Oliver y Barry compartir escenas, y aunque el nivel de relación no está al mismo nivel de bromance que la de Ollie con Diggle, la química que hay entre los dos funciona a las mil maravillas. Corrijo: la química que hay entre el reparto entero. Y es que esa es una de las principales causas por las que tanto Arrow como The Flash funcionan: todos los actores parecen formar una gran familia que disfruta y se divierte con su trabajo. Nuestros héroes aprenden sobre Savage gracias a un par de apariciones estelares de Malcolm Merlyn, quien sale de entre las sombras en un par de ocasiones con el único objetivo de soltar líneas de diálogo expositivo, algo que termina siendo motivo de broma para Barry. Pero no solo el “Team Flarrow” intenta salvar a Kendra: Hawkman hace acto de presencia y la secuestra para explicarle su historia e intentar convencerla de que es la única persona que puede...

Read More
Review de Arrow 4×07: Brotherhood
Nov20

Review de Arrow 4×07: Brotherhood

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×07 de Arrow. Brotherhood es un capítulo redondo, sin fisuras; tal vez el mejor emitido de esta cuarta temporada del arquero escarlata. Un episodio que, al menos en esta ocasión, se olvida de construir series paralelas para centrar el foco de atención en los personajes del Team Arrow, ofreciendo a todos y cada uno de ellos algo que hacer y consiguiendo así que no haya un solo minuto desaprovechado. También es la oportunidad de que David Ramsey dé un paso adelante como Diggle, quien hasta ahora no había tenido un papel muy definido en la serie más allá de ser el mejor amigo de Oliver y darle consejos de vez en cuando. Ramsey no solo consigue encumbrarse y conseguir el galardón que me acabo de sacar de la manga de mejor personaje de la semana, sino que además nos obliga a que cuestionemos al equipo de guionistas por no haberle dado la oportunidad de brillar de esta forma en temporadas pasadas. Esto va de hermanos; Diggle descubre que el suyo, supuestamente asesinado por H.I.V.E., está en realidad vivito y coleando, pero no solo eso, sino que se encuentra entre las filas de la organización de Damien Darhk. Esta situación nos conduce a un pequeño enfrentamiento entre Dig y Oliver, que lleva a éste último a confesar a su antiguo chófer su necesidad por creer que es posible escapar de la oscuridad más absoluta para volver a renacer; ése es el principal motivo que lo mantiene de pie y asumiendo el papel de Green Arrow. Además de eso, en esa breve batalla dialéctica somos testigos de cómo Diggle no acepta la opinión de Oliver; en temporadas anteriores él había sido la baliza que los guiaba a todos por la oscuridad, y pocas eran las ocasiones en las que alguien le llevaba la contraria. Ahora la cosa ha cambiado, y es refrescante ver cómo el resto de personajes no se limitan a agachar la cabeza y asentir a cada palabra que él recita. El misterio del hermano de Diggle también sirve para que Laurel reafirme mi idea de hace un par de semanas; su personaje funciona mejor cuando su papel se ve limitado a un segundo plano para escuchar e intentar apoyar a quienes le rodean, algo que hace en esta ocasión al acercarse a Dig para ofrecerle soporte con el tema de Andy. Al fin y al cabo, como ella misma dice, es la mejor cualificada para entender por lo que está pasando al haber vivido en sus propias carnes la resurrección de un hermano. Algo parecido ocurre con Felicity; obviamente el hecho...

Read More
Review de Arrow 4×06: Lost Souls
Nov13

Review de Arrow 4×06: Lost Souls

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×06 de Arrow. Lost Souls es un episodio centrado en mayor parte en seguir introduciendo (en este caso rescatando) personajes para la próxima Legends of Tomorrow, pero que no pierde el rumbo y a la vez consigue girar alrededor de los personajes del Team Arrow. Esas “almas perdidas” son Sara, quien a pesar de haber sido rescatada por John Constantine no consigue dejar atrás su instinto asesino, fruto de haber sido resucitada con la Fosa de Lázaro, y Ray, quien al final del episodio anterior descubríamos el “secreto” de que estaba vivo pero en paradero desconocido. Tras un ataque de locura y sesiones de insomnio, Felicity descubre que su ex-novio millonario fue capturado por Damien Darhk, quien tiene como objetivo robar la tecnología de miniaturización de Ray para llevar a cabo uno de sus planes de malo malísimo. La obsesión de Felicity por encontrarlo y sus “dudas” respecto a la relación que mantiene con Oliver están basadas en una serie de argumentos que se sostienen un poco con pinzas, pero que resultan suficientemente convincentes para evitar otra pataleta sin sentido como las de años anteriores. La rubia super-hacker se considera responsable de la situación en la que está Ray debido a su decisión de abandonar la ciudad al poco tiempo de que ocurriese el accidente, lo que le lleva a cuestionarse si la elección que tomó de empezar una relación con Oliver fue la correcta. Si a eso le sumamos el factor de las experiencias que ha tenido en su vida y lo que ha visto en la relación que tuvieron su madre y su padre, tenemos el cóctel perfecto para “a lo mejor necesito un poco de espacio”. Por suerte (para el espectador) ese espacio no es muy grande, ya que su propia madre se encarga de dejarle claro que Oliver no es su padre y no debe dejarlo escapar. Este conflicto de pareja no solo sirve para dejar claro que esta nueva temporada de Arrow es más “ligera”, al menos de momento, en cuanto a dramas personales de los protagonistas, sino que también propicia una escena fantástica entre Oliver y Diggle en la que somos testigos de que el bromance ha vuelto. Es agradable volver a verlos compartir y hablar de las cosas como si fueran hermanos, y esperemos que situaciones como ésta se repitan en el futuro. Esa ligereza de la que hablaba también la vemos en el caso de Sara. La breve escena en que cuenta a su madre por teléfono que vuelve a estar viva lo podríamos considerar, en cierta forma, autoparódico, como si la serie se riese no solo...

Read More
Review de Arrow 4×05: Haunted
Nov06

Review de Arrow 4×05: Haunted

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×05 de Arrow. Desde que anunciaron que John Constantine aparecería en esta cuarta temporada como personaje invitado, todo el mundo empezó a preguntarse cómo demonios lo encajarían en el universo de Arrow. Hay que decir que la forma en la que lo presentan es, por decirlo de alguna manera, conveniente, y es que al parecer la isla del encapuchado tiene más poder de atracción que la de Perdidos. En cualquier caso, cualquier excusa que nos permita disfrutar de la presencia de John en la pequeña pantalla es más que válida, a pesar de ser una puñalada recordatoria de que no volveremos a ver una producción centrada alrededor de la figura del cazador de demonios, al menos en formato tele. Es Matt Ryan la quien consigue hacer funcionar Haunted, un episodio que consigue cerrar algunos cabos sueltos pero que en global es un tanto disperso. Tal vez el mayor problema se encuentre en que gran parte del peso narrativo se centra alrededor de la figura de Laurel, un personaje que funciona estupendamente como secundario pero al que se le ven los puntos flojos cuando tiene que dar un paso al frente. Katie Cassidy ha realizado siempre un buen trabajo cuando le tocaba aparecer en un segundo plano, pero cuando el guión le pide un poco más de presencia somos testigos de que su habilidad interpretativa es justita; algunos podrán discutir que la del resto de actores tampoco va muy allá, lo cual es cierto, pero con el paso de las temporadas la gran mayoría de ellos han conseguido crecer dentro de sus papeles, siendo los ejemplos más claros los de Stephen Amell y Willa Holland, que a pesar de sus posibles limitaciones han conseguido meterse de lleno en la piel de Oliver y Thea, vendiéndonos así todas y cada una de las escenas en las que participan. La presencia de Constantine no solo es un regalo para los fans de la desafortunada serie, sino que además ayuda a que por fin llamen a las cosas por su nombre. Lo que él y el señor Darhk hacen es, simple y llanamente, magia. No deja de ser curioso el cambio que ha sufrido Arrow desde su primera temporada hasta la actualidad, y probablemente el mayor culpable de ese gran cambio sea The Flash, una serie que en ningún momento ha tenido miedo de abrazar su naturaleza de cómic y no le ha temblado el pulso al presentar en pantalla situaciones y conceptos ridículos para el mundo real, pero que son el pan de cada día en las viñetas. Pero sin duda alguna el mayor cambio que ha...

Read More
Review de Arrow 4×04: Beyond Redemption
Oct29

Review de Arrow 4×04: Beyond Redemption

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×04 de Arrow. Desde el inicio de esta temporada hemos sido testigos del cambio tonal de Arrow en su misión de convertirse en algo diferente. A lo largo de los tres primeros episodios, todos los personajes han ido sufriendo algunas ligeras “modificaciones” en cuanto a su forma de actuar y pensar que los han llevado a un territorio más amigable, más cálido; los responsables de la serie no solo han conseguido preparar el terreno de esta cuarta temporada, sino que en el proceso han “reacomodado” a los protagonistas de la historia para que encajen en esta nueva versión más ligera y y tonta, en el sentido positivo de la palabra, que tanta falta hacía para dotar a la serie de nueva vida. Pero de todos los personajes, había uno que hasta ahora no terminaba de encontrar su sitio; estamos hablando del Capitán “Pelonpecho” Lance, quien con el paso de los capítulos seguía siendo una pieza que no acababa de encajar. Beyond Redemption consigue redibujar su papel en la serie, permitiendo que entre en la misma frecuencia que el resto. Para entender el porqué de sus acciones, primero debemos echar un vistazo a su pasado. Arrow no siempre ha sido capaz de mostrar los monstruos internos de sus personajes de una forma efectiva, algo que queda bastante claro si recordamos la forma en la que trataron a Laurel y su adicción al alcohol, un giro del personaje un poco forzado y que no terminaron de plasmar bien tanto en pantalla como en la estructura del propio personaje. El momento en el que reconoció su enfermedad es uno de los más chocantes de la serie hasta la fecha, no por lo efectivo y doloroso, sino porque pareció salido de la nada. Para quienes no lo recuerden, Lance es también un ex-alcohólico, algo que lo ha perseguido durante mucho tiempo, y así como en el pasado recurrió a la botella para intentar solucionar sus problemas, en esta ocasión vuelve a tomar el camino equivocado en una situación desesperada: buscar la ayuda de Damien Darhk. Él es consciente de haber tomado la peor decisión posible, pero ahora que la decisión está tomada no se puede hacer nada para cambiarla. En cierta manera, es una clara muestra de que los viejos hábitos son algo difícil de corregir. Viejos hábitos como desconfiar de Oliver y tirarle en cara cada dos por tres errores que haya podido cometer. A lo largo de todas las temporadas hemos visto como Lance, de una manera u otra, iba a por Oliver/Arrow. El Capitán era algo así como la baliza que forzaba y empujaba al encapuchado a corregir su...

Read More
Review de Arrow 4×03: Restoration
Oct23

Review de Arrow 4×03: Restoration

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×03 de Arrow. Por si alguien tenía dudas, Arrow sigue por el buen camino. La mancha de la floja tercera temporada será algo que seguirá pesando en la mente de los responsables de la serie, pero también sirve como reto y motivación para no repetir los mismos errores del pasado. Restoration contiene los mejores 40 y pocos minutos en lo que va de temporada; no los mejores en el sentido estricto de la palabra, pero sí en cuanto a diversión. Para una serie que había terminado por tomarse demasiado en serio a sí misma hasta llegar, en ocasiones, a cotas altísimas de caspa cutre, de esa que da más grima que gracia, es reconfortante ver cómo han girado la tortilla y lo que antes era un melodrama continuo se está convirtiendo lo que siempre tenía que haber sido: una serie de superhéroes que sabe de dónde viene y abraza sus raíces sin pudor alguno. Al parecer, han conseguido encontrar el equilibrio entre mantenerse en un entorno realista sin por ello dejar de lado la parte mística. El ejemplo más claro es la resurrección de Sara; a pesar de lo absurdo que resulta en el “mundo real” la idea de resucitar a alguien que lleva tanto tiempo pudriéndose bajo tierra, aquí lo vemos presentado como algo natural pero que no deja de estar regido a unas leyes “lógicas” y simples. Devolver la vida a un muerto requiere un pago a cambio, en este caso en forma de sangre y muerte; es esa sed de tomar la vida de otras personas lo que está cambiando a Thea y lo que hace que Sara se despierte con ganas de arrancarle la cabeza a todo aquel que se le ponga por delante. La única forma de calmar definitivamente ese impulso asesino es acabar con la vida de la persona que te la quitó o te hirió profundamente; en el caso de Thea eso es ya tarea imposible puesto que Ra’s está muerto, mientras que en el caso de Sara…bueno, supondría que el resto de personajes estuviesen de acuerdo en que se cargara a Thea, algo que no pasará. Y aquí tenemos el punto perfecto para la introducción del invitado de lujo de esta temporada, Constantine, quien seguramente no tardará en aparecer para regalarnos los oídos con su sarcasmo e ironía. Esa “pérdida de vergüenza” en cuanto al tono de la serie lo vemos también en una de las mejores escenas que han protagonizado Thea y Malcolm juntos. Ella acude a su padre en busca de ayuda; Malcolm, por su parte, encuentra difícil deshacerse de su...

Read More
Review de Arrow 4×02: The Candidate
Oct16

Review de Arrow 4×02: The Candidate

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al episodio 4×02 de Arrow. Quién nos iba a decir que un día veríamos a Oliver Queen regalar una planta a Felicity y dejarle el almuerzo preparado para su primer día de trabajo. Esa pequeña escena, a pesar de su punto empalagoso, es una muestra clara del cambio de tono en el personaje de Oliver y, por extensión, de la serie. Al fin y al cabo, hablar de Arrow es hablar de Oliver. Pero no solo tiene buenas palabras para su amada. Thea está empezando a sufrir los efectos secundarios del Foso de Lázaro, y aunque la primera reacción de su hermano sea el de combatir contra eso de forma literal, acto seguido se da cuenta de que no es el camino adecuado; no es lo que su hermana necesita. La afirmación de que siempre la ayudará pase lo que pase sea tal vez el punto de quiebre definitivo entre el antiguo Oliver y el nuevo. En otras ocasiones hemos sido testigos de cómo el playboy de la capucha desaparecía y apartaba a todos sus seres queridos cuando surgía algún problema grave, como la muerte o desaparición de alguien importante. En esta ocasión el efecto es el contrario, y eso se debe a que en su interior Oliver ha terminado por aceptar que alejarse no es la solución de los problemas; las cosas hay que afrontarlas. De la misma forma que lo afronta Laurel (creo que no es necesario que remarque el tono irónico…a pesar de estar haciéndolo): quiero resucitar a su hermana que lleva muerta desde no ayer precisamente. Creo que es un tanto chocante que, tras ver lo que está ocurriendo con Thea, decida que también quiere resucitar a Sara, y lo que es más retorcido, ocultárselo al resto del Team Arrow momentos después de haber hablado con Diggle y afirmar que entre ellos ya no puede haber secretos. En cualquier caso, si esto sirve para que veamos la resurrección de Sara y John Constantine se pegue una vuelta, lo acepto. El villano de la semana es Lonnie Machin, quien rápidamente se termina revelando como Anarchy pero cuyo personaje no acaba de representar ese choque de ideas en cuanto a la manera de entender las cosas ni con el equipo de vigilantes, ni con Damien Darhk, salvo por una frase suelta que vendría a ser “el caos mola”. Lamentablemente, y por lo poco que hemos podido ver hasta ahora de él, se han limitado en adaptar el personaje destripándolo de todo trasfondo sociopolítico y lo han dejado en un psicópata más al que le gusta hacer daño de forma gratuita. Veremos si...

Read More
Review de Arrow 4×01: Green Arrow
Oct09

Review de Arrow 4×01: Green Arrow

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×01 de Arrow. Green Arrow es una declaración de intenciones. Una de las principales quejas que ha recibido la serie por parte del público era su tono exageradamente oscuro y melodramático, algo que los responsables prometieron arreglar después de lo ocurrido la pasada temporada. No hay que olvidar que desde el principio se comentó que Arrow estaría inspirada por la trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan; una historia trágica, un héroe con los pies en el suelo y nada de locuras mágicas ni superpoderes. No ha sido hasta ahora que, al parecer, Oliver Queen ha dejado de lado su papel de Bruce Wayne para pasar a ser…bueno, Oliver Queen. El Team Arrow acude en busca de ayuda de un retirado Oliver tras enfrentarse a una nueva banda de villanos que los supera y está aterrorizando Star City, renombrada después del “fallecimiento” de Ray Palmer. Esta situación da pie a un contraste de cómo Oliver se tomó el retiro frente a Felicity. Y es que la chica de los rizos de oros sin rizos acaba reconociendo que durante todo este tiempo había estado ayudando a Thea y compañía en su lucha contra el crimen por puro aburrimiento, no de Oliver, sino del día a día. No es la primera vez que se trata el tema del superhéroe que no puede dejar de luchar en nombre de la justicia por necesidad, pero lo interesante en este caso es que quien más echaba de menos combatir el crimen no era el héroe, sino su pareja/ayudante. Uno de los temas centrales del capítulo está en la necesidad de Oliver de expulsar la oscuridad que lo rodea, pero para hacerlo no puede volver a ser Arrow, sino que tiene que evolucionar en algo más positivo, más “iluminado”. El mensaje que retransmite a todas las televisiones de Star City lo dejan claro: el Arrow original combatía el crimen infundiendo miedo, pero la ciudad necesita ahora un icono de esperanza. Esta evolución personal se refleja en cómo reacciona Oliver cuando se entera que Felicity lo había estado engañando todo este tiempo al ayudar a sus amigos, o cuando él mismo acepta que Diggle no lo perdone por haber puesto en peligro a su mujer e hija. En temporadas anteriores escenas como éstas habrían llevado a discusiones y llantos; en esta ocasión lo que vemos son palabras sinceras y aceptación de los hechos. Incluso en el extraño flashforward que nos presenta a Oliver y Barry contemplando la lápida de un cementerio, vemos que el encapuchado parece no culparse por la muerte de sea quien sea el que está enterrado. Green Arrow sirve también...

Read More
Arrow: el final de una temporada decepcionante
May15

Arrow: el final de una temporada decepcionante

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes a la tercera temporada de Arrow. Se acabó lo que se daba. Arrow cierra esta tercera temporada con un episodio que resume perfectamente todo lo que hemos visto hasta la fecha. My Name is Oliver Queen supone el último clavo para el ataúd que ha supuesto este arco argumental de la serie y consigue que nuestra reacción al cierre del capítulo sea de “menos mal que se ha terminado”. Las promesas e ilusiones que se habían puesto en esta temporada, sobre todo por culpa de la magnífica temporada anterior, han quedado destrozadas y hechas añicos, hasta el punto que no me extrañaría que más de un espectador desista en la lucha y termine abandonando la serie. El capítulo empieza dentro de un avión donde Oliver, Ra’s y Nyssa viajan junto a unos cuantos miembros de la Liga de Asesinos con el objetivo de liberar un virus mortal en Starling City. En el episodio anterior ya descubrimos que todo formaba parte de un plan excesivamente rebuscado de Oliver para conseguir destruir la Liga, y poco tarda en descubrirse ante Ra’s. El jefe de la Liga amenaza a Nyssa, momento en el que Oliver se destapa y empieza un combate para conseguir parar a los “terroristas ninja”. Nada es tan fácil como parece, y Ra’s termina escapando en pleno vuelo cogiendo el único paracaídas de todo el avión. Así es, un avión de carga con un solo paracaídas. Oliver y Nyssa consiguen realizar un aterrizaje de emergencia y todo queda en un simple susto. De vuelta en Nanda Parbat, el Team Arrow despierta en la mazmorra para escuchar la historia de Malcolm sobre cómo les salvó la vida a todos y cada uno de ellos. También aparece el invitado de la semana, Flash, quien se encarga de liberarlos de su prisión. Hay que decir que los pocos minutos que aparece en pantalla se agradecen, y es que el velocista escarlata es capaz de convertirse en lo mejorcito del capítulo con tan solo un par de frases sueltas. Creo que eso dice mucho del estado actual de los personajes de Arrow. De vuelta todos ya en Starling City, el Team Arrow decide aliarse con Malcolm y Nyssa para detener a los diferentes asesinos distribuidos por la ciudad que pretenden liberar el virus. Probablemente éste sea el punto álgido del capítulo; es un gusto ver a todos trabajando en equipo por salvar la ciudad a la que quieren, y parte de la culpa de que funcione tan bien se debe gracias a un montaje y edición excelentes que nos van llevando de una punta a la otra de...

Read More
Review de Arrow 3×22: This is Your Sword
May08

Review de Arrow 3×22: This is Your Sword

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 3×22 de Arrow A los cinco primeros minutos del capítulo Felicity ya estaba con ojos llorosos y voz temblorosa. Imagino que para el season final la primera escena que tienen preparada es un primer plano de la rubia superhacker llorando. Esta tercera temporada de Arrow tiene buenas ideas y momentos realmente interesantes, pero eso se ve enterrado bajo un batiburrillo de melodrama que no solo se está cargando la temporada, sino que ha conseguido que personajes que antes resultaban graciosos y aportaban cosas positivas ahora sean totalmente insoportables. Sí, Felicity, estoy hablando de ti. La necesidad de darle más protagonismo y minutos en pantalla solo está consiguiendo que el personaje pierda todas las cualidades que la hacían interesante y divertida. En temporadas anteriores Felicity daba ese punto de humor y ligereza que la serie tanto necesitaba, pero en la actual se ha sumado al carro de la angustia y las quejas. Por suerte tenemos a Ray Palmer para cumplir esa función, aunque me aterra la idea de que la próxima temporada ni él ni Roy vayan a participar en la serie. Rabietas aparte, This Is Your Sword es un capítulo que hace las cosas muy bien. Para empezar, tenemos la revelación de que Oliver en todo momento ha estado engañando a Ra’s Al Ghul, haciéndole creer que había conseguido lavarle el cerebro para poder mantenerse a su lado y desmontar su imperio. Un plan así no se lo puede montar uno solo, así que Oliver contó con la ayuda de, probablemente, el peor de todos los personajes al cual acudir en busca de, eso, ayuda: Malcolm Merlyn. Imagino que las últimas 128 veces en las que Merlyn los ha traicionado no significan que lo vuelva a hacer, salvo por el hecho que en el primer instante en el que su vida corre peligro descubre la tapadera de Oliver a Ra’s. No creo que sea la intención de los guionistas, pero el personaje de Malcolm me resulta hilarante, no tanto por él mismo, sino porque el resto del reparto sigue cayendo en sus trampas una y otra vez. Al menos Diggle y compañía dudan en un primer momento de la veracidad de las palabras de Malcolm, quien acude en busca de ayuda para liberar a Oliver antes de que Ra’s ponga en marcha el plan por destruir Starling City. Tatsu se une a la causa y viajan todos a Nanda Parbat, donde el Team Arrow se enfrenta a un grupo de asesinos de la Liga en una de las mejores secuencias de acción de esta temporada. Por una parte tenemos a Laurel...

Read More
Review de Arrow 3×20: The Fallen
Abr24

Review de Arrow 3×20: The Fallen

[La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al episodio 3×20 de Arrow] The Fallen es un episodio que engloba todas las cualidades de Arrow, tanto buenas como malas. En sus 40 y algo minutos de duración vemos cómo la historia va dando tumbos de un lado para el otro, tocando demasiados arcos argumentales a la vez que nos acaban dejando un tanto confundidos. No hay respiro en ningún momento, y mientras que eso funcionó en, por ejemplo, The Flash, en esta ocasión nos encontramos con escenas encadenadas una detrás de otra que no nos permiten digerir por completo lo que acaba de ocurrir en nuestras pantallas. El lado positivo de eso es que no hay momento para el aburrimiento, el negativo es que nos lleva a plantearnos si determinadas cosas no se podrían haber dejado para más adelante (o haberlas resuelto con anterioridad) permitiendo así que esos puntos importantes de la historia tuvieran el peso emocional que se merecían. Creo que era bastante evidente el camino que iba a seguir la serie después del final del episodio pasado. La única solución, bajo el punto de vista de Oliver, al hecho de que Thea estuviese a punto de morir en manos de Ra’s Al Ghul era aceptar la oferta de la Cabeza del Demonio y convertirse en su sucesor, pudiendo así utilizar la Fosa de Lázaro y curar/resucitar a su hermana. Es fácil comprender la decisión tomada por Oliver; después de todo, estamos ante una persona que fue testigo en primera línea de cómo su padre se pegaba un tiro en la cabeza, para luego ver cómo su mejor amigo moría en sus brazos, cómo su madre era asesinada por Slade Wilson y por último cómo Sarah sucumbía ante un asesino misterioso, quien luego resultaría ser su hermana controlada por Malcolm Merlyn gracias a una poderosa droga. No sé vosotros, pero yo probablemente me hubiese unido a la Liga de Asesinos mucho antes de lo que ha hecho Oliver. Antes de partir hacia Nanda Parbat, somos testigos de la ruptura de la relación entre Felicity y Ray. Era cuestión de tiempo que estos dos tortolitos tomaran caminos separados, pero éste es uno de los temas que tal vez hubiese sido mejor dejar para otro momento. Quiero decir, Thea estaba a punto de morir, seguro que podrían haber hablado de ello en otro momento. Esta ruptura deja vía libre para que Ray inicie su camino en el próximo spin-off que están preparando, mientras que permite a Felicity hacer aquello que lleva tanto tiempo deseando hacer: declararse sin barreras a Oliver y pasar una noche con él. Pero esto no ocurre hasta que...

Read More
Review de Arrow 3×19: Broken Arrow
Abr17

Review de Arrow 3×19: Broken Arrow

[Esta entrada contiene spoilers correspondientes al episodio 3×19 de Arrow] A lo largo de esta temporada hemos sido testigos de cómo los enemigos de Arrow cada vez suponían un reto más pequeño para éste, ya que además de sus habilidades como luchador y su capacidad para la planificación de estrategias de combate se había sumado el factor de Felicity se ha transformado en la hacker más útil, veloz y eficaz del universo (en temporadas anteriores solo lo era de la Tierra), con la capacidad de encontrar a cualquier villano en menos de 5 minutos, eliminando así toda sensación de misterio que sí habíamos visto años anteriores. Esto siguió así hasta la llegada de Ra’s Al Ghul a Starling City, y en Broken Arrow le han vuelto a dar otro giro de tuerca. Estando Central City poblada de meta-humanos, era cuestión de tiempo que alguno de ellos traspasara la frontera y diera el salto a la ciudad de Oliver. En este caso es Deathbolt, quien tiene la capacidad de absorber la energía que lo rodea y convertirla en rayos de plasma. Oliver decide hacerle frente, pero antes de que consiga dar un paso su equipo lo detiene: Roy está en la cárcel después de hacerse pasar por el encapuchado, con lo que no sería muy lógico que se enfundara en el traje de cuero y saliese a repartir palos. ¿La solución? Ray Palmer, quien por segunda vez (el otro día ya vimos cómo lo hacía en Flash) es el encargado de salvar la papeleta. Esto nos conduce a que Oliver acabe desesperado por no hacer nada. A lo largo de todos los capítulos lo hemos visto ayudando y aleccionando a todos, pero nunca había sido capaz de pedir ayuda. Su orgullo siempre le ha podido, pero en esta ocasión tiene que tragar y quedarse sentado. Eso hasta que Ray vuelve de haber sido machado por Deathbolt. Sí, Palmer tiene la tecnología y las ganas necesarias, pero eso no basta para convertirse en un héroe. Aquí vemos a un Oliver dando una nueva lección y ese pequeño empujón que ya dio en su momento a Flash, porque a pesar de ser no tener las herramientas ni los poderes de Ray y Barry, sí que tiene los conocimientos y aptitudes para hacer lo que hace. El hecho de que sea él siempre quien enseña los demás a pesar de sus limitaciones consigue que, a pesar de sus carencias, Arrow siga siendo el “mejor” de todos. Eso queda todavía más patente cuando lo vemos conectarse al traje de Ray gracias a una especie de nano traje que transfiere sus movimientos a la armadura, y...

Read More
Review de Arrow 3×17: Suicidal Tendencies
Mar27

Review de Arrow 3×17: Suicidal Tendencies

[Esta entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 3×17 de Arrow] Se podría calificar a Suicidal Tendencies como el “casi-retorno” de Arrow a su mejor forma. Un capítulo muy ambicioso en el que se mezclan diversas líneas argumentales a la vez, con las ventajas y defectos que eso supone. Ventaja como el hecho de que no haya un minuto de respiro ni situaciones de relleno, con escenas alargándose más de la cuenta por el simple hecho de necesitar rellenar la barra de tiempo. Desventaja de que, a causa de haber tantas cosas empaquetadas, algunas de ellas no reciben el tratamiento que merecen y acaban perdiendo fuerza o impacto por culpa de no disponer del espacio de tiempo suficiente para que se asienten las situaciones. Todo empieza con la (segunda) boda de Lyla Michaels y John Diggle, boda que durante unos instantes corre el peligro de ser cancelada a falta de alguien que los case. Afortunadamente ahí está Ray Palmer, acompañante de Felicity, quien se ofrece en calidad de ministro para realizar la unión no sin antes recibir alguna mirada de envidia de Oliver. Tengo que decir que el personaje de Ray es tal vez la mejor adición a la serie esta temporada, puesto que ofrece un contrapunto de ligereza y humor a todo ese aire de oscuridad y seriedad (al menos eso es lo que pretenden) que envuelve a Arrow, que casi siempre se toma más en serio a sí misma de lo que debería. A partir de aquí podríamos decir que el capítulo se parte en 3: por un lado tenemos a John y Lyla que se embarcan en una nueva misión con el Escuadrón Suicida justo después de la boda (y a quienes en el mundo real les darían el premio a peores padres de la historia), Oliver que intenta dar caza al imitador que va dejando cadáveres por la ciudad usando la identidad de Arrow, a la vez que Ray intenta dar caza al encapuchado, y por otra parte tenemos una serie de flashbacks en los que llegamos a conocer un poco más sobre el pasado de Deadshot, uno de los mejores ocasionales de la serie y que más ha crecido con el paso de las temporadas. Estos flashbacks representan, probablemente, la parte más “diferente” del capítulo. En ellos conocemos a Floyd recién llegado a casa después de la guerra, donde lo esperan su mujer y su hija. El enfoque que toman para explicar su historia es el del soldado traumatizado que no es capaz de volver al mundo real, pero desde una perspectiva diferente. Normalmente, estas historias giran alrededor del combatiente y su lucha por intentar volver al...

Read More
Review de Arrow 3×16: paso a paso
Mar20

Review de Arrow 3×16: paso a paso

[Esta entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 3×16 de Arrow] Tras el regreso de The Flash después de un mes, Arrow ha hecho lo propio 3 semanas más tarde desde el último capítulo emitido. The Offer retoma la acción en el mismo punto que se había quedado antes del parón e intenta profundizar en los motivos y el sentido que tiene todo el trabajo que realiza Oliver Queen y su equipo. ¿Realmente vale la pena el esfuerzo que realizan? ¿Son sus acciones suficientes como para representar un cambio positivo en la ciudad? Además de eso, también tenemos un poco de drama familiar de turno con Thea y Malcolm, el Capitán Lance poniendo las cosas en su sitio y más flashbacks que cada vez parecen tener menos sentido en cuanto al global de la historia. Ra’s al Ghul propone a Oliver ocupar su puesto al frente de la Liga de Asesinos debido a una profecía que anuncia que aquel que sobreviva a su espada se convertiría en el nuevo Ra’s al Ghul; esta propuesta es rechazada por Oliver en un primer momento bajo el argumento de que él no mata y no está de acuerdo con los procedimientos que sigue la Liga para repartir justicia. Ra’s intenta convencerlo diciendo que siendo él la Cabeza del Demonio, si no quiere que sus soldados maten, no lo harán, pero Oliver rechaza la oferta y vuelve a Starling City acompañado de Malcolm Merlyn y John Diggle, además de la promesa de que todas las deudas de sangre y crímenes que pudiesen tener con la Liga quedan perdonados como gesto de buena voluntad. Eso sí, antes de partir, Ra’s advierte a Oliver de que su cruzada como justiciero terminará como empezó, solo y perseguido por la justicia. Ya de regreso a Starling, y tras conseguir reducir a unos cuantos matones de la banda de Murmullo (el villano de turno de la semana cuya única función en este capítulo es la de rellenar huecos vacíos, además de ofrecer la posibilidad de reconciliación entre Laurel y su padre después de una situación límite), recibe un duro revés por parte del Capitán Lance, quien le echa en cara haber estado engañándolo todo este tiempo respecto a la muerte de Sara. No diré que Lance no tiene derecho a quejarse y romper todos los lazos con el justiciero, pero la culpable de esta situación es Laurel, quien ordenó a todo el mundo que no dijeran nada sobre el asesinato de su hermana para evitar que su padre sufriera un colapso. Aquí es cuando resuenan las palabras de Ra’s en la mente de Oliver, y éste empieza a cuestionar...

Read More