Startup: Martin Freeman y los riesgos de fundar una empresa innovadora

“ Startup ” es una demostración palpable de la necesidad que tienen las nuevas cadenas y servicios de streaming ( Crackle en este caso) , de llamar la atención recurriendo al fichaje de actores famosos y conocidos para ponerlos en historias innovadoras y con un cierto riesgo, como es la creación de una empresa de desarrollo y gestión de una criptomoneda virtual, el Gencoin.

En este caso y como os vamos a explicar a continuación, los resultados son desconcertantes y extraños, alternando los momentos brillantes que demostraban la fortaleza de la premisa, con tramas deslavazadas y que no ligaban apenas con la historia principal y que devaluaban la valoración global de la serie, con la teoría del vaso medio lleno o medio vacío como mejor definición de las posibles reacciones ante su finiquitada 1T.

Ficha: Startup  10+ ep 50 min .  Sep 2016- . Idioma: Ingles. Cadena: Crackle

destacadaLa trama :
Nick Tallman ( Adam Brody) es un joven banquero de inversiones en Miami que se ve inmerso en una grave encrucijada cuando su padre se convierte en un delincuente financiero perseguido por Martin Rask ( Martin Freeman) un agente corrupto del FBI, que está mas interesado en sacar tajada de la estafa que persigue, que en detenerlo y ponerlo a disposición de la justicia.

Cuando su padre le pide que esconda una importante suma de dinero, Nick recurre a un joven informática Izzy ( Otmara Marrero ) que está desarrollando una criptomoneda de características similares al BitCoin, que denomina GenCoin y que puede servir como refugio de ese dinero. El problema de financiación para iniciar la compañía lo resuelven con la inversión inicial de un gangster haitiano, Ronald ( Edi Gathegi), que les proporciona una suma importante con la que busca lavar sus negocios.

El trailer de la serie os muestra esos conceptos

La serie ha nacido de la imaginación de Ben Ketai, que fue el creador de Chosen, la primera webserie importante que tuvo Crackle, lo que le abrió las puertas a cosas de mas enjundia. El propio creador define su serie como una mezcla de “Halt and Catch Fire” y “The Wire”, lo que a la vista de los resultados se me antoja una osadía de bastante calibre.

La idea es muy interesante y con muchas posibilidades y el elenco de actores raya a un gran nivel, pero Ketai ha cometido un error común en los debutantes, como es querer explicar y abarcar demasiadas cosas e historias y al final no consigue conjuntar  los excelentes mimbres de los que disponíade una manera satisfactoria,  y se ha quedado a mitad de camino.

El primer problema  de Startup es entender el objeto de la empresa que no es nada evidente, ya que se pasan varios capítulos explicando lo que es GenCoin, pero personalmente no  he conseguido ver la diferencia entre lo que intentan vendernos como la gran panacea y cosas similares y actuales como el BitCoin, a la que aluden constantemente.

Si nos tragamos ese sapo, el trío formado por el banquero, la informática y el gangster funciona bastante bien, con unas relaciones dirigidas por el instinto de supervivencia de tres personas con graves problemas que ven la nueva empresa como su única salida del pozo, con la  ayuda de la presencia de un actor reconocible como Adam Brody (der) , en un papel muy alejado del pagafantas que era en “The O.C”.

brody gategiDe todas maneras el mejor y el que roba la función completamente es el keniata Edi Gathegi ( House, Twilight, The Blacklist) como un fabuloso gangster haitiano con un código de honor muy particular, pero que se convierte en la brújula moral del trío fundador de la empresa y de las penurias que deben pasar para sacar su proyecto adelante.

La actuación de Gathegi en mi caso, justifica completamente el visionado de la serie, transmitiendo todo lo que esperamos en un delincuente que intenta pasarse al lado legal, con los problemas que eso representa en las personas de su pasado.

Por desgracia, el segundo gran problema es el desaprovechamiento del enorme actor que es Martin Freeman, en un papel indigno de su calidad, pero que defiende con su profesionalidad habitual, intentando hacer creíble un agente corrupto del FBI, que a Vic McKay no le duraría ni media escena.

martin freemanSu trama funciona de forma muy independiente al núcleo fundador de la empresa, con el que tiene escasas interacciones excepto en momentos puntuales y con el paso de los capitulos se convierte en el principal lastre de la serie, lo que teniendo a Martin Freeman, es como un delito de lesa majestad.

Entre las decisiones muy cuestionables que toma su personaje y la sensación que me daba en plan “Hola, somos Crackle, hemos contratado a Martin Freeman, ponle a hacer algo en la serie”, su personaje hace aguas desde el inicio hasta su cliffhanger final, en el que casi prefiero que desaparezca de la serie que verle deambular de esta manera, tras anunciar su renovación para una 2T.

Con estas salvedades, “Startup” es bastante entretenida y alcanza momentos de gran brillantez, en cuanto se centran en los problemas de la empresa y sobre todo en el personaje del gangster haitiano, por lo que si os atraen este tipo de series con trasfondo económico y bastantes giros, le podéis echar un vistazo sin esperaros una obra maestra, pero si algo distraído, original y diferente, con la que podreis picar  a vuestros amigos seriéfilos con la frase ¿No has visto la última serie de Martin Freeman?.

Para finalizar os dejo la promoción con que Crackle promocionaba su estreno en los anuncios televisivos.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.