SS-GB: Vivir en Londres bajo la ocupación alemana

Las distopias como “ SS-GB ” elaboradas a partir de las historias que surgirían con  finales alternativos diferentes de las guerras recientes han tenido un cierto auge en los últimos tiempos gracias a series como “The Man in the High Castle”, de la que ya hablamos en su momento, que desarrollaba una hipotética ocupación nazi-japonesa de los EEUU.

» SS-GB » elige hacerlo a partir de  una victoria alemana rápida y fulminante sobre Gran Bretaña al principio de la II Guerra Mundial que desemboca en una ocupación nazi de las Islas Británicas, desmantelando el gobierno de Churchill y haciendo huir a buena parte de la familia real inglesa, quedando solo el rey gravemente enfermo y sin mando alguno.

El protagonista principal es un detective británico que se ve atrapado entre ambos mundos, lo que le obliga a tomar decisiones que pueden cambiar el futuro de su país, a riesgo de su propia vida, con una trama que va claramente de menos a mas, lo que en escasamente cinco episodios deja  un regusto agridulce, por quedarse a medias de lo que podía haber llegado a ser.

Ficha: SS-GB 5 ep 60 min .  Feb 2017-Mar 2017 . Idioma: Ingles subs español. Cadena: BBC ( UK)

La trama :
Douglas Archer es un brillante detective de homicidios de Scotland Yard, que gracias a su excelente dominio del alemán, se ha convertido en el hombre de confianza de los mandos nazis para resolver los homicidios más importantes que suceden en el Londres ocupado, aunque alejado de los crímenes políticos o de la resistencia que caen fuera de su jurisdicción.

Archer es una persona bastante amargada, debido a la perdida de su esposa, que murió durante un bombardeo en la II Guerra Mundial, con un hijo pequeño del que cuida su casera durante sus ausencias por motivos laborales.

Su postura neutral frente a la ocupación nazi, le deja en una posición muy incómoda ante las presiones por ambos bandos para que tome partido por ellos, desde el oficial de las SS que se convierte en su jefe directo hasta miembros de la resistencia británica con los que trabaja a diario.

La investigación de un homicidio en apariencia rutinario, va a cambiar su percepción de muchas cosas al verse involucrado en una conspiración de altos vuelos, con la fabricación de la bomba atómica en el meollo del problema y encima con espías estadounidenses metiendo baza, como podéis ver en el trailer de la serie

La miniserie es la adaptación del libro de Len Deighton, publicado en 1978 y escrita por dos guionistas cinematográficos de peso como Neil Purvis y Robert Wade, escritores de cabecera de  James Bond con cinco películas de la saga,  escritas por ellos y dirigida curiosamente por un realizador alemán Philipp Kadelbach autor de la maravillosa “Hijos del Tercer Reich”.

Las distopias como “ SS-GB “ despiertan siempre gran curiosidad, porque las historias alternativas que plantean cambian la historia tal como la conocemos y permiten jugar con el espectador y sus conocimientos reales sobre el tema.

El problema con “ SS-GB ” es que dedica los dos primeros episodios a remolonear con la presentación de la sociedad ocupada, dando pequeñas pinceladas por aquí y por allá, pero evitando entrar al quid de la cuestión, al dar una primera impresión de ser un procedimental en terreno distópico, con el protagonista supervisado por un cruel oficial de las SS, pero evitando mojarse en todo momento.

Ademas tuvo en su contra, una campaña de quejas de los espectadores en el primer episodio sobre la ininteligibilidad de algunos diálogos, por susurrar más que hablar los actores, con la evidente falta de comprensión que generaba que iba más allá del ajuste de algunos sonotones o subir el volumen del aparato televisivo.

La historia empieza a remontar según mi opinión a partir del tercer capítulo, cuando las disyuntivas presentadas son mucho mas políticas que criminales y por lo menos captaba mi atención gracias sobre todo a la mejora del trabajo de su protagonista Sam Riley (Maléfica, Control) , un interesante actor británico, con un perfecto alemán gracias a su matrimonio con una actriz alemana y residir en Berlín,

En cambio el principal lastre era la presencia de un actriz tan glacial e inexpresiva como la estadounidense Kate Bosworth, una muñeca de porcelana, en el papel de Barbara una periodista americana entrometida,  incapaz de cambiar el gesto ni aunque le claven una lanza en la espalda, que hunde todas las escenas en las que aparece como por ejemplo la siguiente:

A pesar de mejorar bastante en el tramo final, la irregularidad global de la serie y sobre todo la presencia de Kate Bosworth, hace que “SS-GB” no pase de correcta sin más, cuando con un poco mas de traza, podría haber llegado a tener la excelencia que deja entrever en algunos momentos de sus escasos cinco episodios.

La historia cierra algunas tramas principales, pero deja bastante cabos abiertos para poder continuar si es renovada, lo que no es nada evidente al haber perdido más de cinco millones de espectadores desde su estreno ( 8,6 m) hasta el desenlace (3,5 m) lo que no es una buena señal precisamente.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.