Serial Experiments: Lain – Present day, present time

El siglo XXI: la era de la tecnología. Millones de personas sentadas frente a una pantalla viviendo una vida paralela en un mundo llamado Internet; chateando, leyendo, viendo películas y series, o escribiendo, como estoy haciendo yo ahora mismo, frente a una pantalla.

Serial Experiments: Lain es producto de esta nueva era tecnológica que era cada vez más evidente en el año que la serie vio la luz: 1998. Lain, personaje principal de este opresivo anime dirigido por Ryutaro Nakamura, es el puro reflejo de esta nueva sociedad que ha nacido de forma tan intensa y repentina; incomprendida por una familia y amigos que no la entienden, que no le prestan atención; incomunicada en un mundo dominado por postes de electricidad que lo conectan todo. El único refugio que le queda es Wired – nombre para Internet en la serie que hace más hincapié en ese mundo conectado -, en el que entrará en un círculo vicioso que le hará difícil diferenciar qué es el mundo real y qué no.

Serial Experiments Lain (10)

Nakamura consigue que nosotros tampoco podamos diferenciar qué es real o no mediante imágenes irreales que no corresponden al mundo lógico – sombras imposibles, personajes duplicados -, un montaje enloquecido que desplaza a sus personajes de un lugar a otro sin ton ni son e inesperadamente, imágenes hipnóticas que se repiten constantemente o líneas de texto que aparecen en pantalla sin aparente significado. En resumen, utiliza la falta de presupuesto de la manera más inteligente posible y lo convierte más en una virtud que un defecto, y esta amalgama de situaciones no cohesionadas acaban siendo el máximo reflejo del estado mental de Lain, personificación de la soledad del adolescente que se encuentra más cómodo y acogido en un mundo impersonal, su propia realidad. Lain, que ni siquiera sabe quién es realmente, intenta descubrirse a ella misma y a su mundo en cada capítulo de los 13 que componen la serie, y cada capítulo es una capa más profunda en la que la protagonista principal se va adentrando sin saber qué va a encontrar. Religión, sociedad o amor son varios de los conceptos que se estudian a través de una mirada subjetiva muy crítica y cautelosa sobre lo que nos depara: la omnipresencia de las tecnologías en nuestra vida, la posibilidad de una conciencia colectiva hiperconectada.

Serial Experiments Lain (2)

Por desgracia, una trama enrevesada y conspiranoica, supongo que pensada para entretener o explicar más ideas de forma sencilla para no arriesgar el producto final, y diálogos demasiados explicativos que sabotean el hermetismo de la obra – nada nuevo en el mundo del anime, a fin de cuentas – empañan un poco el resultado final de lo que es una experiencia estupenda, sí, pero podría haber alcanzado cotas mayores. No obstante, su final, con cierta moralina pero estremecedor, deja un poso que solo obras realmente interesantes son capaces de conseguir.

Borja Aranda

Borja Aranda

"Me gusta recordar las cosas a mi manera. No exactamente como ocurrieron."
Borja Aranda

Latest posts by Borja Aranda (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.