Review de Ash vs The Evil Dead 1×01: El Jefe

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 1×01 de Ash Vs The Evil Dead.

ash 2Es imposible no mirar Ash Vs The Evil Dead con una sonrisa de oreja a oreja mientras lágrimas de nostalgia recorren tu rostro. Los fans de la trilogía original de Evil Dead llevaban años pidiendo una cuarta entrega (el remake de la original obviamente no cuenta), una producción que se podría considerar como “imposible” debido al estado del cine actual y a que el señor Sam Raimi no tiene acceso a los derechos de El Ejército de las Tinieblas, eliminando así cualquier residuo de esperanza que haya de ver una secuela directa. Pero a falta de nueva película, tenemos una serie; dosis semanal de Ash Williams repartiendo caña contra demonios. No sé si me atrevería a decir que hemos salido ganando, pero hemos salido ganando.

Bruce Campbell se vuelve a poner en las botas de uno de los personajes más icónicos del cine de terror de todos los tiempos, al antihéroe definitivo. Un tío por cuyas venas corre el cóctel explosivo de egocentrismo, narcisismo, cobardía y tontería. Porque no nos equivoquemos: Ash es muy tonto, tan tonto que resulta incluso adorable. 30 años después de los hechos acontecidos en Terroríficamente Muertos, de la cual nos ofrecen un breve resumen -de nuevo, la falta de derechos de la tercera película hace que no puedan realizar ninguna mención directa a ese título, pero a pesar de ello vemos pequeños detalles que nos dejan entrever que lo acontecido en Army of Darkness sí tiene repercusión en la vida de Ash, empezando por su trabajo-, el señor Williams vuelve a desatar una horda de demonios y maldad después de intentar impresionar a una chica. Efectivamente, el mundo es invadido por espíritus malignos después de que, en una noche de alcohol y drogas, Ash leyese el Necronomicón Ex Mortis para llevarse a la cama a una mujer.

ash 3Aunque suene a excusa estúpida para poner la historia en marcha, esa situación es algo que encaja perfectamente con el personaje de Ash, a quien vemos viviendo en un parque de caravanas rodeado de los vecinos más variopintos, incluida una anciana a la que pide que cuide su hogar a cambio de…bueno, favores (guiño, guiño). Ash ha intentado durante todos estos años olvidar lo que ocurrió en la pequeña cabaña del bosque, y cuando eso vuelve a explotarle en la cara su primera reacción es la de esconderse y huir. Aquí entra en juego Pablo, un “hondureño de Nueva Jersey” a quien un tío chaman que tenía, El Brujo, le contó la historia sobre la oscuridad y los demonios. Como toda historia sobre el fin del mundo, ésta también contaba con el papel del el héroe capaz de destruir al mal, El Jefe, y Pablo está seguro que ése es el destino de Ash, a quien termina convenciendo de que asuma su rol de salvador junto con la ayuda de una nueva compañera de trabajo Kelly.

ash 4El trío protagonista promete, y especialmente jugosa parece que será la relación entre Ash y Kelly, quien es la única persona que consigue hacerle frente en un duelo verbal que deja por los suelos al viejoven héroe. Éste es uno de los mayores logros del episodio piloto; además de conseguir llamar a la puerta de la nostalgia de los fans y respetar el legado de las películas originales, expande la historia y el mundo. Los hermanos Raimi han sido capaces de crear dos co-protagonistas que no desentonan con el tono de las películas y la propia serie. Incluso un personaje que se encuentra, a priori, en el polo opuesto de lo que son el trío de compañeros de trabajo, la oficial de policía Amanda Fisher, ofrece un punto de vista completamente diferente que permite a los recién llegados a este mundo de terror tener un punto de referencia al que seguir y con el que empatizar al ser una persona que nunca se ha enfrentado a lo sobrenatural.

La baza de la nostalgia es uno de los principales elementos que han permitido la existencia de la serie, pero afortunadamente no vive solo de ella. Aunque se hagan las inevitables referencias a las películas, esta producción para la pequeña pantalla tiene carácter suficiente como para poder ser visionada sin tener la necesidad de conocer la existencia de la trilogía. Esto es en parte gracias a que esas referencias que hacen son las mínimas indispensables, pero sobretodo porque el guión de este primer episodio está magníficamente estructurado. Estos primeros 40 minutos de la temporada (a partir de ahora los capítulos serán de media hora) están perfectamente repartidos y pensados para, en primer lugar, introducir el personaje de Ash a los nuevos espectadores, explicar de dónde viene y porqué es así, además de presentar personajes secundarios que enriquecen el mundo y poner en marcha una serie de sucesos que serán los que lleven el peso del arco argumental principal de esta primera temporada.

El Jefe es un capítulo maravilloso que ofrece 40 minutos de pura diversión, risas y sustos, que además cuenta con la soberbia dirección de un Sam Raimi que parece estar más en forma que nunca y al que tanto habíamos echado de menos. A partir de ahora el señor Raimi se despegará de la serie, así que está por ver si con el paso de los capítulos tanto el nivel de dirección como el equilibrio entre humor-terror se mantiene así de estable, pero en el peor de los casos, ver a Bruce Campbell con su brazo-motosierra, su sonrisa socarrona y su escopeta en la espalda fue, es y será, una auténtica delicia. Hay una única forma de describir Ash Vs The Evil Dead: groovy.

ash 5

Apuntes finales:

  • El momento «planeo» para ponerse la motosierra es para llorar.
  • Los efectos CGI cantan un poco. Esperemos que de cara al futuro se enfoquen más en efectos «hechos en casa».
  • En un solo episodio hemos visto a Bruce, quien tiene 57 años, romperse jarrones en la cara, tirarse contra muebles varios y estamparse contra una ventana. Más en forma que nunca (aunque use dentadura postiza y un corsé).
  • Es una pena, aunque comprensible, que el señor Raimi no vaya a dirigir más episodios. Ya no es solo la preocupación de si el resto de directores podrán imitar su estilo, sino por el regalo para los cinco sentidos que son planos como éste.
  • Lucy Lawless aparece durante unos pocos segundos, pero no podemos pasar por alto su frase: «No ocurre nada malo con tus ojos, a veces lo que crees haber visto es exactamente lo que has visto». Seguro que tendrá un papel de peso.
Error:
Lucas Di Rado

Lucas Di Rado

"O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un informático."
Lucas Di Rado

Latest posts by Lucas Di Rado (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.