Review de Arrow 4×03: Restoration

La siguiente entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 4×03 de Arrow.

arrow-2Por si alguien tenía dudas, Arrow sigue por el buen camino. La mancha de la floja tercera temporada será algo que seguirá pesando en la mente de los responsables de la serie, pero también sirve como reto y motivación para no repetir los mismos errores del pasado. Restoration contiene los mejores 40 y pocos minutos en lo que va de temporada; no los mejores en el sentido estricto de la palabra, pero sí en cuanto a diversión. Para una serie que había terminado por tomarse demasiado en serio a sí misma hasta llegar, en ocasiones, a cotas altísimas de caspa cutre, de esa que da más grima que gracia, es reconfortante ver cómo han girado la tortilla y lo que antes era un melodrama continuo se está convirtiendo lo que siempre tenía que haber sido: una serie de superhéroes que sabe de dónde viene y abraza sus raíces sin pudor alguno.

Al parecer, han conseguido encontrar el equilibrio entre mantenerse en un entorno realista sin por ello dejar de lado la parte mística. El ejemplo más claro es la resurrección de Sara; a pesar de lo absurdo que resulta en el “mundo real” la idea de resucitar a alguien que lleva tanto tiempo pudriéndose bajo tierra, aquí lo vemos presentado como algo natural pero que no deja de estar regido a unas leyes “lógicas” y simples. Devolver la vida a un muerto requiere un pago a cambio, en este caso en forma de sangre y muerte; es esa sed de tomar la vida de otras personas lo que está cambiando a Thea y lo que hace que Sara se despierte con ganas de arrancarle la cabeza a todo aquel que se le ponga por delante. La única forma de calmar definitivamente ese impulso asesino es acabar con la vida de la persona que te la quitó o te hirió profundamente; en el caso de Thea eso es ya tarea imposible puesto que Ra’s está muerto, mientras que en el caso de Sara…bueno, supondría que el resto de personajes estuviesen de acuerdo en que se cargara a Thea, algo que no pasará. Y aquí tenemos el punto perfecto para la introducción del invitado de lujo de esta temporada, Constantine, quien seguramente no tardará en aparecer para regalarnos los oídos con su sarcasmo e ironía.

Esa “pérdida de vergüenza” en cuanto al tono de la serie lo vemos también en una de las mejores escenas que han protagonizado Thea y Malcolm juntos. Ella acude a su padre en busca de ayuda; Malcolm, por su parte, encuentra difícil deshacerse de su lado menos perverso y oscuro a la hora de hablar del tema. Esto nos lleva a un berrinche de Thea que deja a Malcolm con cara de derrota, absolutamente perdido y sin saber cómo reaccionar ante la bronca que le está pegando su hija, cuyo único objetivo es conseguir que su padre le dé un consejo como cualquier otro ser humano. Es la expresión de John Barrowman, estupendo como siempre, lo que consigue que la escena no se zambulla en el pantanoso territorio del melodrama y deja claro la espectador que, a pesar de ser una escena totalmente plausible teniendo en cuenta el contexto de la historia y los personajes, no por ello es menos absurda.

Lo mismo podemos decir de Felicity, quien consigue poner en su sitio a Oliver y Diggle como si fueran dos niños chicos. La incapacidad de Oliver de responder a su pareja, verlo absolutamente resignado y cómo aceptar tragar el rapapolvo verbal que le pega «la rubia super-hacker que lo mismo te formatea el ordenador que crea un superprocesador con sus propias manos» humaniza al personaje de una forma que no habíamos visto hasta la fecha. Y sí, resulta desternillante. Son estos momentos los que nos acaban conduciendo a que la escena en la que Oliver se tira para “recibir un balazo” por Diggle, por muy exagerada y poco sutil que sea, funcione y la aceptemos. Porque al final sabemos que por muy estúpido que sea, el hecho de que Ollie y Diggle retomen la relación de hermanos que antaño tenían será, a corto, medio y largo plazo, algo positivo para el ritmo de la serie. Eso sí, el número 1 de lo absurdo se lo lleva el «momento metralleta».

El contrapunto de toda esta “diversión estúpida” la tenemos con Damien Darhk (y sí, pienso remarcar en cada uno de los artículos lo magnífico, espectacular, fantástico y magnético que resulta Neil McDounough en el papel), un villano que no se toma nada a la ligera y penaliza el más mínimo error con la muerte. En esta ocasión contrata a Double Down, un metahumano capaz de tirar cartas que matan sacándolas de sus tatuajes. Habría sido interesante que se hubiesen acercado más al personaje del cómic, quien tira las cartas no sacándolas de sus tatuajes, sino arrancándose la piel, pero sabiendo éso es fácil entender el porqué optaron por una versión más “ligera”. Double Down da juego en las escenas de acción pero poco más, puesto que, como viene siendo costumbre, su única función real termina siendo la de servir como puente para que nuestros héroes exploren sus relaciones interpersonales, además de conseguir que Curtis Holt descubra que Felicity trabaja con Green Arrow.

Restoration es un capítulo que en el plano general no tiene una repercusión directa, pero sí que sirve para aceitar los engranajes y empezar a dejar de lado la parte “introductoria” de la temporada y avanzar así hacia algo más potente y estable en el aspecto narrativo. Las cosas se ponen interesantes en Star City, y eso que ésto solo acaba de empezar.

arrow-5

Apuntes finales:

  • ¿Es coincidencia que el mejor capítulo en lo que va de temporada sea uno en el que el Capitán Pelonpecho Lance no hace acto de presencia?
  • Parece que el nuevo escondite está a punto. Lo cierto es que tenerlo debajo de las oficinas del edificio Palmer no era la idea más inteligente. ¿Y si se colaba una mujer de la limpieza perdida?
  • Habrá que ver cómo actúa Malcolm con Nyssa después de que ésta se haya cargado la Fosa de Lázaro, acción que por cierto aplaudo: más allá de que el hecho de resucitar a Sara suponga que su última demostración de amor, el dejarla marchar, sea inútil, nadie debería tener ese poder en sus manos. Tampoco me extrañaría que aparecieran Fosas “secundarias” en otros puntos del globo.
  • Todavía no acabo de entender el propósito de los flashbacks de este año, pero al menos puedo afirmar que resultan más interesante y entretenidos que la pasada temporada.
  • Hablando de flashbacks, cada vez que veo uno en el que aparece Deadshot mi corazón se encoge un poco. Maldito sea quien dio la orden de liquidarlo.
    8.4Sinopsis:
Adaptación libre de un personaje de DC Comics, playboy de día, que, durante la noche, usa su arco y sus flechas contra el crimen. Tras haber desaparecido y haber sido dado por muerto en un violento naufragio, el multimillonario Oliver Queen es resc Leer más
Lucas Di Rado

Lucas Di Rado

"O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un informático."
Lucas Di Rado

Latest posts by Lucas Di Rado (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.