Review de Arrow 3×17: Suicidal Tendencies

[Esta entrada contiene spoilers correspondientes al capítulo 3×17 de Arrow]

Se podría calificar a Suicidal Tendencies como el “casi-retorno” de Arrow a su mejor forma. Un capítulo muy ambicioso en el que se mezclan diversas líneas argumentales a la vez, con las ventajas y defectos que eso supone. Ventaja como el hecho de que no haya un minuto de respiro ni situaciones de relleno, con escenas alargándose más de la cuenta por el simple hecho de necesitar rellenar la barra de tiempo. Desventaja de que, a causa de haber tantas cosas empaquetadas, algunas de ellas no reciben el tratamiento que merecen y acaban perdiendo fuerza o impacto por culpa de no disponer del espacio de tiempo suficiente para que se asienten las situaciones.

arrow_1Todo empieza con la (segunda) boda de Lyla Michaels y John Diggle, boda que durante unos instantes corre el peligro de ser cancelada a falta de alguien que los case. Afortunadamente ahí está Ray Palmer, acompañante de Felicity, quien se ofrece en calidad de ministro para realizar la unión no sin antes recibir alguna mirada de envidia de Oliver. Tengo que decir que el personaje de Ray es tal vez la mejor adición a la serie esta temporada, puesto que ofrece un contrapunto de ligereza y humor a todo ese aire de oscuridad y seriedad (al menos eso es lo que pretenden) que envuelve a Arrow, que casi siempre se toma más en serio a sí misma de lo que debería.

A partir de aquí podríamos decir que el capítulo se parte en 3: por un lado tenemos a John y Lyla que se embarcan en una nueva misión con el Escuadrón Suicida justo después de la boda (y a quienes en el mundo real les darían el premio a peores padres de la historia), Oliver que intenta dar caza al imitador que va dejando cadáveres por la ciudad usando la identidad de Arrow, a la vez que Ray intenta dar caza al encapuchado, y por otra parte tenemos una serie de flashbacks en los que llegamos a conocer un poco más sobre el pasado de Deadshot, uno de los mejores ocasionales de la serie y que más ha crecido con el paso de las temporadas.

Estos flashbacks representan, probablemente, la parte más “diferente” del capítulo. En ellos conocemos a Floyd recién llegado a casa después de la guerra, donde lo esperan su mujer y su hija. El enfoque que toman para explicar su historia es el del soldado traumatizado que no es capaz de volver al mundo real, pero desde una perspectiva diferente. Normalmente, estas historias giran alrededor del combatiente y su lucha por intentar volver al mundo real, a la vez que su familia lo aguanta todo y le ofrece todo le soporte moral y anímico posible. Esto no ocurre en el caso de Floyd, donde su mujer, absolutamente aterrorizada después de que éste le apuntase con un arma en un ataque de ira, lo denuncia a la policía.

arrow_2Me parece bastante interesante y hasta cierto punto valiente que hayan decidido mostrar el lado menos “común” de estas situaciones. La familia de un ex militar puede ayudarlo a superar sus problemas, pero no tiene el deber de hacerlo ni de soportar todo el peso de la situación. Desafortunadamente, el momento de ruptura de Floyd y su mujer no tiene el impacto necesario a causa de, como comentaba al principio, el poco tiempo de respiro entre situación y situación, además de no conocer suficiente a los personajes como para recibir un golpe emocional de ese tipo. De todas formas, a lo que sí ayuda es a dar más profundidad al personaje de Deadshot, que creo que siempre ha merecido mucha más atención de la que se le ha dado.

De vuelta en Starling City, Oliver emprende la búsqueda del imitador que ha conseguido poner a la ciudad en su contra, quien todos en el “Equipo Arrow” dan por supuesto que se trata de Ra’s Al Ghul, quien está intentando que se cumpla la “profecía” para que Oliver tome su puesto al frente de la Liga de Asesinos. Perseguido por el departamento de policía, a quien además se suma Ray Palmer, Arrow intenta localizar a Ra’s en un almacén donde aparecen ocho cadáveres. Allí se encuentra con varios miembros de la Liga de Asesinos a los que despacha en un combate cuerpo a cuerpo que deja un poco que desear (no sé si soy yo o qué pasa, pero me da la sensación de que las coreografías de las peleas esta temporada dejan bastante que desear).

Aquí entra en juego Ray, quien con su super-traje y visión de rayos X descubre la identidad de Arrow. Esto lo lleva a discutir con Felicity y, instantes después, presentar las pruebas de quién es Arrow a la fiscal del distrito…quien no es otra que Laurel (por cierto, un pequeño apunte: me resulta casi de broma la cantidad de personas que conocen no solo la identidad de Arrow, sino el lugar donde se oculta. Allí hay mayor concurrencia de personas que en las colas del INEM). Tras la negativa de ella de presentar las pruebas, Ray ata cabos y acaba cayendo en que solo hay una forma de conseguir parar a Arrow: por su cuenta. Eso lo lleva a enfundarse el traje e ir en su búsqueda. Obviamente no sale todo como lo había planeado, puesto que a Oliver no le cuesta demasiado derrotarlo. Esto sirve para probar un punto bastante importante dentro del universo de Arrow: da igual que tengas un supertraje, no puedes hacer nada sin el entrenamiento necesario. Una vez más vemos a Arrow como el elemento inspirador para los otros; ya lo fue en su día con Flash, y ahora es el turno de Atom.

arrow_4La misión del Escuadrón Suicida es la de rescatar a un senador de los Estados Unidos secuestrado en Kasnia. Cuando llegan allí se dan cuenta de que en realidad todo era un plan urdido por el propio senador, quien había contratado a los mercenarios y montado toda la situación para erigir una imagen de héroe y así conseguir ser presidente. Aprende, Frank Underwood. Bromas aparte, lo ridículo de la situación no deja de funcionar dentro del propio universo de la serie, y aporta la mayor dosis de acción de Suicidal Tendencies, además de unos cuantos momentos realmente hilarantes gracias a los intercambios entre Cupid y Deadshot (quien espero que no esté muerto. En el caso de que así sea, me cabrearé). Una vez cumplida la misión, John y Lyla vuelven a Starling City y los dos se plantean dejar sus respectivos puestos laborales después de pasar un rato con su hija. ¿Habrá redención para unos padres así?

El capítulo acaba con otro político muerto en manos de Arrow (mejor dicho, en manos de Maseo disfrazado de Arrow) y una flecha apuntando a la cabeza de Felicity; un final que nos deja con las mandíbulas apretadas y las manos tiesas. Suicidal Tendencies es tal vez el mejor capítulo de la serie en unas cuantas semanas. Tal vez peca de ser demasiado ambicioso, pero es imposible negar todas las virtudes que tiene como producto destinado al entretenimiento. Solo toca esperar para ver si la línea se mantiene en dirección ascendente. Esperemos que sí.

    8.4Sinopsis:
Adaptación libre de un personaje de DC Comics, playboy de día, que, durante la noche, usa su arco y sus flechas contra el crimen. Tras haber desaparecido y haber sido dado por muerto en un violento naufragio, el multimillonario Oliver Queen es resc Leer más

Lucas Di Rado

Lucas Di Rado

"O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un informático."
Lucas Di Rado

Latest posts by Lucas Di Rado (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.