Rellik: El gato atrapado en su propia madeja

La experimentación de nuevas formas narrativas siempre es algo que a priori es muy interesante, como parecía en el caso de ‘Rellik’ que opta por una historia contada en sentido inverso al cronológico en el que han sucedido los hechos y centrada en el trasfondo de la investigación y captura de un asesino en serie.

El problema es que las series necesitan una cierta sustancia y consistencia más allá de su ‘gimmick’ conceptual y ‘Rellik’ fracasa estrepitosamente en ese aspecto al quedarse atrapada en su propia trampa temporal sin conseguir que la historia consiga interesarnos por si misma, dando la sensación de ir hacia atrás en consonancia con lo que vemos en la pantalla, como os vamos a analizar a continuación.

Ficha: Rellik 6 ep 60 min . Sep 2017- Oct 2017 . Idioma: Ingles/español. Cadena: BBC ( UK) -HBO ( E)

La trama :
La captura  de un asesino en serie es el punto inicial de la historia por la que vamos retrocediendo en el tiempo a través de toda la investigación que llevan a cabo los dos detectives Markham y Sheperd hasta llegar al inicio y las causas de la serie de crímenes que se han cometido.

‘Rellik’ es la palabra inglesa ‘Killer’ ( Asesino) escrita al revés, lo que evidencia claramente su apuesta inicial original con escasas referencias audiovisuales excepto películas como ‘Memento’, ‘Peppermint Candy’ o ‘The Sweet Hereafter’ o un memorable episodio de la comedia ‘Seinfeld’ que se desarrollaba también en sentido inverso.

‘Rellik’ se inicia con un fuerte impacto como es la muerte violenta de una persona a manos de la policía a la que se relaciona directamente con una serie de asesinatos violentos ocurridos en Londres. El responsable es el detective Markham con la cara muy desfigurada como responsable principal del caso que despierta nuestro interés primario para conocer como se ha llegado a esta situación, como podemos ver en el trailer de su estreno en la BBC

La técnica de poner una escena impactante al inicio, para captar al espectador y luego desarrollar la historia linealmente hasta llegar a ese punto es utilizada frecuentemente en muchas series y películas, pero sin llegar a las consecuencias extremas que han seguido los creadores de la serie, los hermanos Williams ( The Missing. Liar).

Su estructura se basa en ir despertando el interés con hechos acaecidos tanto en la trama principal que dura los seis episodios como en las tramas secundarias que pueden durar dos escenas o arrastrarse durante varios capítulos y que implican a los personajes del entorno de los dos protagonistas.

La serie pierde fuelle rápidamente pasada la novedad inicial, en especial en todo lo referente a las tramas secundarias, insulsas y prescindibles por completo que solo hacen que molestar y distraer al espectador de lo único que realmente funciona con pinzas que es el caso principal.

Ver a un policía vestido de pollo en la comisaria, para conocer a continuación las razones por la que ha hecho esto, es puro relleno mal ejecutado y peor resuelto que va minando nuestro interés a medida que pasan los capítulos.

La dificultad de este ejercicio de estilo estriba principalmente en hacer que la historia avance para el espectador a pesar de que se explique hacia atrás sin apoyarse exclusivamente en escenas impactantes como este incendio en la comisaria de policía, pero que acaban perdidas en el marasmo en el que se va convirtiendo ‘Rellik’


Otro problema añadido es que sus creadores tampoco se han atrevido a llevar su apuesta hasta las últimas consecuencias, por lo que han optado por narrar los cinco episodios iniciales en sentido regresivo, para dedicar el último a narrar los hechos de forma convencional hacia adelante desde el espectacular momento inicial.

El cambio de estrategia supongo que fue para intentar aclarar al perplejo televidente la enorme confusión existente, pero solo consiguen remachar el último clavo del ataúd del lio en que se han metido y no han sabido salir, acentuada por una resolución mediocre y decepcionante de la historia.

Personalmente me ha sabido mal ver que una historia a la que le tenía ganas, no ha llegado a buen puerto a pesar de tener dos actores tan interesantes como Richard Dormer ( Fortitude, Juego de Tronos) y la sudafricana Jody Balfour ( Quarry) que poco pueden hacer ante el embolado que montan los hermanos Williams, donde la forma ha sido mucho más importante que el contenido.

La premisa es lo suficientemente original para que le deis una oportunidad a ver si entráis mejor en su juego que en mi caso, aunque prefiero avisaros que las reacciones de crítica y público han sido bastante similares a la mía, amplificadas por la comparación inevitable con ‘Liar’, otra serie de los hermanos Williams que se emitía de forma simultanea en la cadena privada ITV, en la que salía claramente perjudicada.

Para finalizar, os dejo con una última escena donde el protagonista discute con su jefe (un muy desaprovechado Ray Stevenson) su reincorporación al caso, tras haberse recuperado del ataque de un desconocido que le había desfigurado su cara con ácido.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Trackbacks/Pingbacks

  1. La Premier League de las nuevas series británicas de 2017 - | Revista Tviso - […] Más información […]

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.