Recomendamos

· · ·

47. El suicidio de una maestra en el aula donde impartía clase a sus alumnos de 11 años y la aparición de un peculiar docente argelino nos invitarán a reflexionar durante una hora y veinte minutos acerca de los dudosos beneficios de un sistema educativo que aleja, cada vez más, a profesores, alumnos y padres, mediante un reglamento que anula la implicación personal del educador en un proyecto que antepone la mera acumulación de conocimientos al crecimiento personal.

Los tradicionales métodos que el Profesor Lazhar trae consigo abren el debate de si el sistema actual funciona, al separar la psicología, la pedagogía y la educación llevándolos por caminos diferentes; amparándose en una protección del menor mal entendida, que a todas luces resulta excesiva y que pone en evidencia sus más importantes carencias en una cinta que adquiere la forma de una bellísima fábula y tratando con extrema delicadeza el tema de la muerte. Engancha al espectador con un tono sereno que no resta un ápice de fuerza dramática a la potente carga social… más al contrario, el resultado es sutil y poético.

No pretende perturbar al espectador  haciéndole sentir culpable ni juzgándole en ningún momento, sino abrir una ventana a la reflexión con una narración sencilla, elegante y emotiva que no se deja nada en el tintero ya que su análisis incluye a padres ausentes y a directores de escuela obsesionados con protocolos… todo con la sana intención de repartir las culpas si es que las hubiera.

  • Estreno: 2011 7.6
  • Género:
Bachir Lazhar, un humilde maestro de primaria de origen argelino de 55 años, es contratado en un colegio de Montreal para sustituir a un profesor que ha fallecido trágicamente. Allí en la escuela entrará entonces en contacto con un grupo de ad Leer más

lazhar

· · ·

46. Inspirándose en el realismo que generalmente impregna la obra de Millet y tomando como musas a las tres inadvertidas protagonistas de su “Les glaneurs”, Agnés Varda firma, con Los Espigadores y la Espigadora, un documental tan crítico como creativo.

La cotidianeidad con que el genial pintor capta el atardecer de una jornada laboral cualquiera, es la misma con que la directora retrata las consecuencias de la despreciable cultura del despilfarro.
También el lenguaje empleado por ambos es similar: la ligera pincelada de trazo corto con que él fusiona los tonos cálidos, se traduce en el tono poético, casi nostálgico, que ella utiliza para plantearnos el consumismo como una cuestión moral además de económica.

Así, traslada el significado tradicional del oficio de espigar a la actualidad, relacionándolo con la reutilización de recursos y haciendo constantes paralelismos con necesidades pasadas, pero estableciendo a su vez notables diferencias: los espigadores modernos surgen de la frivolidad de una sociedad opulente que da lugar a profundas desigualdades en nombre del desarrollo.

La Varda directora se descubre a sí misma recolectando todo tipo de imágenes, testimonios, entrevistas y declaraciones que ayudan a componer un documento solidario y responsable, pero protagonizando también escenas donde nos muestra su propio deterioro físico, quizá presentándose como futuro objeto inservible y por tanto desechable en un mundo donde la verdadera miseria reside en la sobreabundancia.

Could not get data from https://es.tviso.com/media/documentary/14643/los-espigadores-y-la-espigadora

XIR34817 Calling in the Gleaners, 1859 (oil on canvas) by Breton, Jules (1827-1906); 90x176 cm; Musee d'Orsay, Paris, France; Giraudon; French, out of copyright

· · ·

45. El joven Gaspar Claude, protagonista de Le Trou, acusado del intento de homicidio de su celosa esposa, es trasladado a la celda nº6 de la prisión de La Santé, donde convivirá con otros cuatro compañeros allí asignados anteriormente.

La inocente apariencia del nuevo inquilino y el carácter afable del grupo facilitarán la integración de los cinco, hasta el punto de incluirle, tras las dudas iniciales, en un inminente plan de fuga liderado por Roland.

Ejemplar canto a la amistad y a la lealtad, al compañerismo y a la solidaridad, que aleja a los protagonistas de cualquier estereotipo asociado al subgénero carcelario, dotándoles de entidad propia, no sólo individualmente, sino como parte de un grupo unido por un objetivo común… que encontrará su contrapunto dramático en el inesperado tercio final.

Narrada minuciosamente, precisando cada movimiento de cámara y mimando los tiempos del suspense, el resultado es una película magistral, donde el extraordinario dominio del espacio y el ambicioso estudio de sonido ponen la nota sobresaliente a una cinta redonda.

  • Estreno: 1960 8.7
  • Género: Crime
Francia, 1947. Gaspard Claude ha sido acusado del intento de asesinato de su mujer, pero es inocente. Una vez en la cárcel, comparte celda con cuatro duros criminales que han decidido escapar de la prisión construyendo un laborioso túnel. A duras Leer más

le-trou

· · ·

44. Con pulso firme y apoyada en un guión desbordante de intensa carga emocional, Bier elabora, con En un mundo mejor,  un excelente trabajo de realización, combinando acertadamente el estatismo más gélido de algunas escenas, con el realismo desnudo que siempre imprime la cámara en mano.

Espectacular la fotografía, recreándose en paisajes y texturas… y muy acertada la fluida narración, tan tensa como adoctrinadora al utilizar como vehículo de expresión los diferentes conflictos morales de los distintos protagonistas:
La violencia escolar de las primeras escenas, que nos habla de la agresividad como instinto de supervivencia, aprendido desde nuestros primeros años de vida, llegando a disfrutar con el dolor ajeno.
Los factores sociales o económicos que condicionan esa interiorización de la violencia, también aparecen plasmados gracias a esa doble mirada de Anton, repartida entre el Primer Mundo y el Tercero.
La violencia psicológica, capaz de influir en el otro hasta el punto de conseguir que haga algo que a priori rechaza (Christian y Elias)  …y con todo esto, la mirada de la directora es cauta.

No habla de individuos violentos, sino de conductas agresivas, y pone sobre la mesa la gran herramienta con la que combatirlas: la Educación. Una educación basada en el diálogo, la comprensión, la tolerancia, el afecto y la empatía; y que en la película aparece personificada en ese padre equilibrado que nos da una excelente lección de inteligencia emocional.
Subyace, entretanto, una crítica a un sistema educativo que parece mirar a otro lado.

  • Estreno: 2010 7.9
  • Género: Drama
Anton is a doctor who commutes between his home in an idyllic town in Denmark, and his work at an African refugee camp. In these two very different worlds, he and his family are faced with conflicts that lead them to difficult choices between revenge Leer más

haevnen-641701l

· · ·

43. “Podría haber sido peor” repite Ingemar constantemente, casi como un mantra, cuando los dolorosos recuerdos le impiden avanzar… podría haberse perdido todas esas tardes de confidencias con el afable Gunnar en un improvisado refugio de verano “construido para disfrutar”, podría no haber conocido la cálida mirada de la siempre amable Ulla, podría haber tenido un despertar sexual menos generoso si no hubiese sido de la mano de la encantadora Berit e incluso podría haberse perdido ese entrañable primer amor con el que se inicia en la madurez afectiva.

Podría haber sido peor. Siempre puede ser peor. Menudo consuelo.

Pero también podría haber sido infinitamente mejor si el diagnóstico terminal de su madre no hubiese condicionado su infancia, separándole de su hermano y de Sickan, si no hubiera crecido sabiéndose abandonado por su padre y si la tragedia no le hubiese obligado a empezar de cero cuando apenas estaba descubriendo la vida.

My life as a dog es un conmovedor relato sobre la búsqueda del equilibrio a través de la más inocente de las miradas, un cuento tristísimo que nos da una lección impagable de inteligencia emocional… pero también una inyección de optimismo y esperanza.

  • Estreno: 1985 7.8
  • Género: Drama
La historia se establece en la década de 1950. Ingemar (Anton Glanzelius), es un chico que vive con su hermano y su madre enferma. Amores perros y está particularmente preocupado acerca de Laika, la perra rusa enviada al espacio, que muere unos dí Leer más

184411_67634_246_my_life_as_a_dog

· · ·

42. Martha Marcy May Marlene (2011) es un desasosegante drama que coquetea con el suspense y con el thriller psicológico sin tener demasiado de ninguno de estos géneros.

Un perturbador relato que narra la huida de una joven traumatizada por un pasado que se nos ofrece a golpe de flashbacks desordenados, que se agolpan en la frágil memoria de la víctima, consiguiendo un clima de tensión cargado de violentos silencios y de dolor contenido.

Mención especial para una contenida Elisabeth Olsen que pone la piel de gallina con esa mirada perdida, frágil y llena de sufrimiento.

  • Estreno: 2011 6.9
  • Género: Drama
Martha has run away from an abusive hippie-like cult where she was living as Marcy May for two years. She turns to her sister and brother-in-law who take her in and want to help her. The problem is Martha is having a hard time separating dreams from Leer más

martha_marcy_may_marlene

· · ·

41. Anders, treintañero a punto de terminar un tratamiento de desintoxicación, se dispone a iniciar un recorrido por su pasado antes de enfrentarse a una nueva vida que lejos de ilusionarle, le llena de dudas. Con este punto de partida, Joachim Trier (primo lejano de Lars Von Trier) nos adentra en un drama psicológico profundo, envuelto en una atmósfera nostálgica que desnuda la cotidianeidad más apática.

A través de las conversaciones con su mejor amigo o su hermana, el director narra las dificultades que tiene el ser humano tanto para encontrar su lugar en el mundo, como para superar las frustraciones de no alcanzar nuestros fatuos sueños de juventud… habla de una crisis existencial y universal en la que nos planteamos si hemos invertido bien el tiempo y en la que hacemos balance de éxitos y fracasos.

A lo largo de ese primer día de libertad del protagonista asistimos a la progresiva decadencia anímica de quien se sabe solo en el mundo: sin amigos, ni familia, ni trabajo, ni ilusión… empezar de cero deja de ser una apetecible oportunidad para quien siente que su presente está vacío, su futuro es una incógnita y cualquier tiempo pasado fue peor.

Excelente el trabajo realizado con los diálogos, verdadera joya de Oslo, 31 de Agosto, que se plantea como una densa reflexión personal y que, además, retrata lo extremadamente duro que resulta recuperarse de un drama tan actual como delicado: la drogadicción. Es dura, fría, austera y desesperanzadora… pero real y cercana, tanto en la temática como en la forma.

  • Estreno: 2011 7.5
  • Género: Drama
Anders está a punto de acabar un tratamiento de desintoxicación en un centro rural. Como parte de su terapia, una mañana va a la ciudad para presentarse a una entrevista de trabajo. Aprovechando el permiso, se queda en la ciudad y se encuentra con Leer más

oslo

· · ·

seguirleyendo