El puente de los espías: Spielberg, el gran patriota

Steven Spielberg vuelve a la gran pantalla tras las cámaras tres años después de su último film, Lincoln, y lo hace con El puente de los espías, una película que combina drama judicial y thriller de espionaje, y que nos traslada a los años 50, en plena Guerra Fría. El experimentado equipo de Spielberg propone poca reflexión del público a cambio de mucho entretenimiento.

El_puente_de_los_espias_poster_Steven_Spielberg_Bridge_of_spies_film_2015_tviso

A modo de breve sinopsis, Tom Hanks interpreta a James Donovan, un prestigioso abogado, al que le es encargado defender a un espía soviético, al que quieren concederle todas las garantías judiciales posibles, para que nadie tenga nada que objetar. Para Donovan, defender a un presunto espía soviético resulta complicado ante el rechazo generalizado, inclusive de su familia, que teme el escarnio al que serán sometidos por la sociedad.

Paralelamente, un piloto estadounidense, que sobrevolaba ilegalmente la Unión Soviética para sacar fotografías aéreas de espionaje, es abatido y detenido por los soviéticos, por lo que Donovan, cuya especialidad son en realidad los seguros, propondrá la estrategia de intercambiar a los prisioneros…

Tom Hanks is James Donovan and Scott Shepherd is Hoffman. in BRIDGE OF SPIES, directed by Steven Spielberg, the incredible story of an ordinary man placed in extraordinary circumstances.

Dicha la premisa de la cual parte la película, resaltar que se trata de un film que tiene bastantes elementos a destacar de forma positiva, pero también algunos a criticar negativamente. Empezaré por sus partes positivas.

El puente de los espías cuenta con una puesta en escena grandiosa, un magnífico ejercicio cinematográfico de espionaje y contraespionaje; cine de calidad. Y durante gran parte del metraje, Spielberg demuestra de nuevo su maestría tras las cámaras y en la dirección, manteniendo hábilmente una narrativa fluida, y creando además una ambientación espectacular de los años 50 -sobre todo de Berlín- donde el escenario cobra protagonismo. La película respira clasicismo puro, y es una de las cintas de Spielberg más melancólicas.

El guión, escrito por los hermanos Coen y Matt Charman, recrea unos hechos reales interesantes añadiendo un corte de intriga novelística, y cuenta con tres líneas argumentales (siendo quizá la del piloto estadounidense la peor elaborada, y resultando algo forzada su presentación y elaboración).

También resulta innegable la gran labor del habitual director de fotografía de Spielberg, Janusz Kaminski, logrando una vez más una vistosa fotografía, llena de buenos contrastes y que resalta en parte gracias a la buena ambientación artística realizada.

Por otro lado, Tom Hanks realiza una interpretación bastante buena, pero quien merece una mención especial es Mark Rylance en su papel secundario interpretando al espía soviético que termina siendo apresado y juzgado, puesto que cada vez que aparece en escena logra robar el protagonismo absoluto con su especial carisma; será seguramente una interpretación merecedora de una nominación al Oscar.

Tom Hanks is Brooklyn lawyer James Donovan and Mark Rylance is Soviet agent Rudolf Abel in the dramatic thriller BRIDGE OF SPIES, directed by Steven Spielberg.Resaltadas las partes positivas de la película, toca la crítica negativa.

En primer lugar, Spielberg vuelve a caer en el pesado maniqueísmo de intentar hacer de cualquier historia una película para todos los públicos, y puede llegar a irritar con ciertas escenas, siendo la temática del guión la que es.

Por otro lado, Spielberg vuelve a pecar de un discurso patriótico, patético y petulante, del todo innecesario. No es ninguna novedad que Hollywood lleve manipulando la historia a sus anchas desde hace muchísimas décadas, bajo intereses estadounidenses, pero las cosas tienen sus límites. De hecho, Spielberg plasma a la perfección el tan explayado etnocentrismo estadounidense, en una acumulación de escenas comparativas con el bloque soviético que rozan el ridículo. Pondré un par de ejemplos al respecto, que no me parece que puedan suponer grandes spoils, pero considero oportuno advertir de todos modos al lector que prefiera no leerlo hasta vista la película: para aquellos que sea el caso, no leer el texto siguiente entre las dos próximas imágenes.

Brooklyn lawyer James Donovan (Tom Hanks) is an ordinary man placed in extraordinary circumstances in DreamWorks Pictures/Fox 2000 Pictures' dramatic thriller BRIDGE OF SPIES, directed by Steven Spielberg.Por un lado, está la contraposición del buen trato humanitario que reciben los reos en Estados Unidos, a pesar de poder ser espías del gran rival de la Guerra Fría, y de recalcar que ni se les tortura ni maltrata, que se les concede un juicio justo con todas las garantías, que gozan de cierta comodidad en la prisión y hasta pueden recibir una radio, y papel y pinturas para dibujar. Pero en el caso del prisionero estadounidense en las lejanas y frías tierras soviéticas nos plasma todo lo contrario: el pobre soldado americano sobrevive en una ínfima prisión cuya celda tiene incluso un charco de agua, y sufre constantes torturas para sonsacarle información, no dejándole siquiera dormir; y se pone en duda que su juicio tenga garantía judicial alguna. Lo de siempre: qué buenos son los americanos y qué malvados los rusos o cualquier mortal contrario a los intereses de los EEUU.

Este mismo retrato diferenciado se repite más adelante cuando la película se traslada a Berlín, justo cuando se encuentran levantando el muro. Vemos allí como dependiendo del lado del muro en el que nos encontremos, los personajes son o bien felices, bondadosos y amigables, o bien sospechosos, huraños, malhumorados y severos. El muro termina siendo a su vez objeto de metáforas posteriores.

Y finalmente, hay una escena que choca bastante, que bien podría ser una sutil crítica de la incultura reinante en una parte de la población estadounidense, o en caso contrario, una verdadera vergüenza. Se trata en cuestión de la escena en la que un agente de policía se acerca a Tom Hanks cuando ha aceptado llevar a cabo hasta el final la defensa del espía soviético, y le dice: «yo combatí contra ellos en Omaha» (¡¿los rusos?!). Muy desconcertante.

in DreamWorks PIctures/Fox 2000 PIctures' dramatic thriller BRIDGE OF SPIES, directed by Steven Spielberg, Francis Gary Powers (Austin Stowell) is an American U-2 pilot shot down over the Soviet Union.Pero a fin de cuentas, mientras siga en el negocio, Spielberg será el mismo visionario que supo como juntar correctamente el cine de entretenimiento de calidad y el cine artístico de los años 70. Pero son esos detalles los que evitan que El puente de los espías termine de ser una gran película de verdad, quedándose simplemente en una película muy bien elaborada, vistosa y muy entretenida.

***  7/10  ***

 

Rubén Seca

Rubén Seca

Graduado en Derecho en la Universidad de Barcelona. Master de Abogacía. Estudiante de Dirección de Cine en el ECIB.

“El cine es una enfermedad; cuando infecta tu riego sanguíneo, toma el liderazgo como la hormona más potente.”
-Frank Capra
Rubén Seca

3 Comentarios

  1. I like it…

    Post a Reply
  2. Me encanta como alguien quiere plasmar su opinión personal como si se tratara de algo objetivo e indiscutible.

    Post a Reply
    • Hola Diego,

      en cuanto visiones la película, estaré encantado de discutir contigo de lo que quieras objetar al respecto de mi opinión. Saludos!

      Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.