Primera crónica de la Sección Oficial de la Berlinale

La 66. edición de la Berlinale ya está en marcha, y el Jurado presidido por Meryl Streep está ya visionando las primeras películas de la Sección Oficial de este año.

Las grandes sorpresas por ahora han sido Fuocommare, 24 Weeks y Midnight Special, de las cuales hablaré más detenidamente en la próxima crónica. En general, la Sección Oficial está siendo bastante buena, con películas muy variadas e interesantes cada una a su manera.

La película inaugural fue Hail, Caesar! de los hermanos Coen, que regaló muchas risas tanto durante la proyección como en la rueda de prensa. No obstante, su nuevo film está fuera de competición. Podéis leer la crítica aquí: https://revista.tviso.com/hail-caesar-version-romantizada-coen-del-hollywood-de-los-50/

Y a continuación podéis leer la crónica de las cuatro siguientes películas: Cartas da guerra, Inhebek Hedi, L’Avenir y Boris sans Béatrice (la única que no ha terminado de convencer por ahora).

logo

 

 

Cartas da guerra, de Ivo M. Ferreira

La película del director portugués, basada en la novela de António Lobo Antunes, invita al espectador a experimentar una película antibélica bastante distinta al resto, sustentada en la poesía, el intercambio de cartas narradas con voz en off, y con la belleza y el estilo visual similar a Malick pero con una portentosa fotografía en blanco y negro.
Sustenta su mensaje antibélico no mostrando la violencia de la guerra, sino todo lo contrario, plasmando con sobrecogedoras imágenes precisamente la antítesis de la guerra: la gran belleza de la naturaleza y los agradables momentos de paz y tranquilidad. Pudiendo disfrutar de esto ¿qué sentido tiene la guerra?

«Esta guerra nos convierte a todos en insectos, que luchan por la supervivencia» escribe el joven médico militar António en una de sus cartas a su mujer embarazada en Portugal, durante la guerra colonial en Angola, en enero de 1971. Son palabras de dolor y sinceridad, que contienen a su vez una profunda melancolía para con su querida y su bebe que está a punto de nacer. En sus constantes cartas, leídas por su mujer, António realiza un boceto del día a día en territorio desconocido: el progresivo descubrimiento de la fascinante naturaleza, los encuentros con los nativos, el cuidado de una niña huérfana, y nos hace cómplices de sus sentimientos y pensamientos. Pero inevitablemente, también haz momentos en los que la guerra muestra su verdadera cara.

Cartas da guerra resulta en cualquier caso una película muy interesante, en el que se recogen algunas de las cartas auténticas de António Lobo Antunes, combinando realidad e imaginación por parte de Ivo M. Ferreira. Con una hipnótica fotografía en blanco y negro, el director portugués nos regala un poético ensayo, en el cual las imágenes y las notas del médico militar logran crear una atmósfera muy especial.

Cartas-da-guerra-66-berlinale-2016-ivo-ferreira

Inhebek Hedi (Hedi) de Mohamed Ben Attia

Coproducción entre Túnez-Bélgica-Francia, Hedi nos relata la vida de un joven tunecino que vive una vida tranquila y organizada, sin demasiadas sorpresas. Todo parece seguir su curso, bajo el gran proteccionismo de su madre, que ha contribuido a que Hedi nunca haya tomado demasiadas decisiones por su cuenta, llegando a ser incluso su madre la que elige y organiza la totalidad de su inminente boda. También su jefe parece utilizarle a sus anchas, haciéndole realizar un viaje de trabajo incluso la semana anterior a su boda.

Pero de pronto, algo inesperado sucede durante este viaje de trabajo, en un entorno alejado de su mundo: Hedi conoce a Rim, una mujer especial para él de la cual se enamora, siendo de hecho la primera vez que se enamora de verdad. Pero Rim, una mujer libre y trotamundos, tiene decidido marchar a Montpellier en unos días para probar suerte allí buscando un nuevo trabajo. ¿Tendrá Hedi el coraje de tomar decisiones importantes por primera vez en su vida?

En contraposición a Hedi, Khedija, la mujer con la que figura que debe casarse, no tiene forma de escapar del fuerte peso de las tradiciones. Desde bien pequeña ha sido programada para cumplir con los objetivos básicos de casarse y fundar una familia, y nunca se ha imaginado una forma distinta de afrontar la vida distinta ni tiene sueños propios.

Hedi resulta una interesante inmersión en una sociedad agitada y cambiante, así como una curiosa alegoría sobre el romper con las arraigadas tradiciones familiares: un enfrentamiento a las prisiones internas y externas impuestas.  Una película sobre el miedo y felicidad a la libertad nunca vivida. Realizada de forma sencilla y filmada con cámara en mano, sin demasiados alardes cinematográficos, logra no obstante transmitir las emociones y mensajes pretendidos de forma muy efectiva.

Inhebbek-Hedi-Mohammed-ben-attia-66-Berlinale-2016

L’Avenir de Mia Hansen-Løve

La película de Mia Hansen-Løve resulta una interesante incursión en la vida de Nathalie, una mujer culta y muy formada intelectualmente que enseña filosofía en el bachillerato en París. Adora su trabajo y todo lo relacionado con el placer de pensar y alimentarse culturalmente. Casada con un hombre también intelectual y profesor, y con dos hijos, divide su tiempo entre su familia, el formar y enseñar a sus alumnos a pensar por sí mismos en la medida de lo posible, y en su conflictiva madre que está perdiendo la cordura y busca llamar su atención constantemente para huir de la soledad. Cierto día, su marido le anuncia que la va a abandonar por otra mujer. Con una libertad sobrevenida inesperada, Nathalie tendrá que reinventar su vida.

L´Avenir realiza un poderoso e irónico retrato de una mujer, de su vida y circunstancias. Y lo alterna paralelamente con la juventud, principalmente  con la figura de uno de sus alumnos predilectos. Con personas de distintas generaciones en un entorno de protesta social y desarrollo intelectual, la película plasma bastante bien la pérdida de los ideales reivindicativos o revolucionarios al ir avanzando la edad, por desgracia. A su vez, la película ahonda en la búsqueda de la felicidad, y de la valentía de escapar de una forma de vida establecida y arraigada. Representa no sólo la búsqueda individual de nuevos caminos, y muestra como la filosofía puede ser aplicada en el día a día de nuestras vidas.

Mia-Hansen-Løve-l'avenir-66-Berlinale-2016-Isabelle-Hupert

Boris sans Béatrice de Denis Côté

Boris Malinovsky es un hombre que deambula por algún lugar de Quebec con aires de gran arrogancia. Como hombre de negocios ha cosechado grandes éxitos y llegado a lo más alto. Pero su mundo se desmorona cuando su también exitosa mujer, ministra del Gobierno de Canadá, cae gravemente enferma a causa de una profunda depresión y queda obligada a quedarse reposando en su villa de vacaciones para intentar recuperarse. Su mujer parece estar en un estado casi vegetativo, no pareciendo responder a estímulos ni pudiendo entablar conversación alguna. Boris, ante dicha situación, contrata a una chica para que cuide de su mujer, y tiene una aventura con otra mujer.

Las cosas cambian de pronto con la aparición en modo Dios del magistral actor Denis Lavant, que se le aparece para intentar reconducirle en el bueno camino. El misterioso hombre le confronta con preguntas que Boris no quiere plantearse a sí mismo. Pero a pesar del encuentro y de los consejos recibidos, Boris sigue tratando de dirigir su vida de otra manera, hasta que se topa con las consecuencias de sus actos.

Con Boris sans Béatrice, Denis Côté realiza con cierta precisión satírica una perspectiva interior de un hombre que debe corregir sus fallos en la vida a medida que va perdiendo el control de su entorno, para darse cuenta de que es lo que de verdad aprecia. Guardando las distancias y con un estilo muy diferenciado, el tema tratado se asimila al de la película 45 años. Pero la película globalmente hablando, parece no terminar de cuajar, y tras el visionado solo quedan en la memoria ciertos momentos humorísticos bastante buenos.

Boris-sans-Beatrice-66-Berlinale-2016-denis-côté

Rubén Seca

Rubén Seca

Graduado en Derecho en la Universidad de Barcelona. Master de Abogacía. Estudiante de Dirección de Cine en el ECIB.

“El cine es una enfermedad; cuando infecta tu riego sanguíneo, toma el liderazgo como la hormona más potente.”
-Frank Capra
Rubén Seca

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.