Patriot: El surrealismo del espionaje en el transporte por tuberías

La dificultad de obtener una cierta capacidad de sorpresa en el espectador es cada vez más complicada a pesar del aumento exponencial de la oferta en los últimos años, “ Patriot ” lo consigue plenamente desde sus primeras escenas con una mezcla a priori imposible de espionaje de la vieja escuela, en el entorno industrial del transporte por tuberías por diferentes confines mundiales.

Lo que no me queda muy claro es si la capacidad de sorpresa en este caso es algo positivo o negativo porque “ Patriot” nos va a descolocar continuamente con un tono de comedia negra que puede pasar de la brillantez al ridículo en cuestión de segundos, todo ello aderezado con canciones que canta el protagonista con letras que hacen referencia a lo que le ha pasado, como os voy a analizar a continuación.

Ficha: Patriot 10 ep+ 45 min .  Feb 2017- . Idioma: Ingles subs español. Cadena: Amazon ( USA) /Amazon ( E)

La trama :
John Tavner es un operativo de la CIA que tras un error en una ejecución que ha cometido,  está sumido en una profunda depresión. Para intentar sacarle de su marasmo personal, su padre, un alto ejecutivo de la CIA le convence para volver a la actividad como espía en una misión bastante complicada.

La misión consiste en impedir la implementación del programa nuclear en Irán, para lo que deberá infiltrarse como directivo en una compañía dedicada a la fabricación de tuberías para instalaciones petrolíferas radicada en Milwaukee. Aprovechando su tapadera industrial tendrá acceso a lugares y personajes fundamentales para su misión que no es otra que realizar un sabotaje encubierto para impedir ese desarrollo nuclear cueste lo que cueste.

La primera parte de su misión es la más complicada puesto que deberá convencer a los directivos de la compañía de su idoneidad para el puesto, por lo que deberá aprender y dominar conceptos tan especializados como la dinámica estructural del flujo en tuberías, para ser convincente en su nuevo puesto encubierto con su nuevo nombre John Lakeman.

Desde el principio, vamos a tener muy claro que “Patriot” no sigue los caminos convencionales, como su propio creador Steven Conrad (La vida secreta de Walter Mitty, En busca de la felicidad) muestra  en el trailer de la serie.

El protagonista de la serie John Tavner/Lakeman  es encarnado por  el neozelandés Michael Dorman, al que conocía de series australianas como “Serangoon Road”, que debe interpretar un papel bastante complicado, de espía autorturado y autoflagelado, con un aspecto triste y taciturno en todo momento, capaz de lo mejor y de lo peor, con una única válvula de escape que es cantar canciones autobiográficas como la del siguiente vídeo

Junto con su misión se nos muestran retazos de su vida familiar con una mujer a la que no ve apenas, su padre que lo controla tanto personal como laboralmente, con el único apoyo de su hermano, que es un congresista por Texas que trabaja menos que nuestros eurodiputados más vagos.

“Patriot” tiene un arranque bastante prometedor, presentando los personajes de una manera muy original y divertida, el problema es que a medida que pasan los episodios cae en sus propias confusiones y contradicciones en esa búsqueda del más difícil todavía, con una importante caída de ritmo en el tramo central de la 1T.

La diversidad de escenarios en que se desarrolla la trama ( Milwaukee, Luxemburgo, Amsterdam, etc) así como las diferentes lineas temporales, con muchos flashbacks y repeticiones de las escenas desde varios puntos de vista subjetivos, no ayudan precisamente a clarificar las cosas.

Para poneros un ejemplo de como ellos mismos se complican intencional e internacionalmente las cosas, uno de los personajes centrales es una oficial de policía luxemburguesa, interpretada por una actriz sueca (Aliette Opheim) que habla en inglés con un fuerte acento francés, todo ello en una serie de origen estadounidense rodada en Praga.

Como aspecto más positivo de la serie tenemos la presencia de dos grandes actores secundarios como Terry O’Quinn (izq, Perdidos) y Kurtwood Smith ( der, Robocop, That 70’s Show) que defienden bien cualquier papel que les caiga, aunque sean tan extraños como estos.

El estilo visual  de la serie es bastante peculiar, con una cierta querencia al plano con cámara fija, ante el que van pasando e interactuando los diferentes personajes, lo que ayuda a ese tono reposado y excéntrico que revolotea en todo instante por la misma.

La serie siguió el sistema Amazon de hacer un piloto inicial que es sometido a votación por los suscriptores antes de recibir la luz verde, que tuvo el año pasado, para presentarla este año a todo lujo en un escenario como la Berlinale dentro de su sección televisiva.

Mi sensación general frente a “Patriot” ha sido de continua perplejidad, con esa alternancia de excelencia y chiquilladas con apariciones que iban desde malabaristas chinas hasta luchadores brasileños, pasando por hooligans británicos que me cogían continuamente con el pie cambiado, en especial en el tramo central de la misma, el más flojo,remontando mucho en los últimos episodios

No es una serie mala pero tampoco me ha parecido muy buena por esa irregularidad manifiesta, por ello si os gustan las series raras y extrañas, diferentes a todo lo habitual, darle una oportunidad, porque os va a sorprender mucho, lo que no os puedo asegurar es de qué manera.

Para acabar de decidiros os dejo con este último vídeo promocional de “ Patriot”

La serie no cierra absolutamente nada al final de la 1T, pero podéis tranquilizaros porque ha sido renovada para una 2T, donde podrán seguir dando rienda suelta a esa imaginación febril.

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.