Nightcrawler: Un mundo implacable

La película del primerizo Dan Gilroy se levanta sobre dos sólidos pilares: Un ritmo trepidante y una despiadada crítica tanto a los medios de comunicación como al morbo que mueve a la sociedad a devorar las noticias de sucesos turbios. Todo esto de la mano de la impresionante interpretación de un Jake Gyllenhaal de aspecto inquietante, la fantástica música de Newton Howard y una potente fotografía oscurista que retrata la cara más sórdida de la noche de Los Ángeles.

vlcsnap-2015-02-12-01h48m12s117

No son pocos los que se han aventurado a realizar comparaciones entre «Nightcrawler» y otras películas, ya sea en cuanto a la temática como en cuanto a la forma, y es que es inevitable recordar la demoledora crítica al morbo televisivo de «Network» o el desequilibrado personaje, obsesionado por la fama y la notoriedad y capaz de hacer cualquier cosa para alcanzarla que interpretaba Robert De Niro en «El rey de la comedia», así como las escenas nocturnas de Los Ángeles recuerdan en cierta medida a otra película de Scorsese, «Al límite», solo que las sirenas de ambulancia y policía en este caso retumbaban en las calles de Nueva York.

Pese a sus reminiscencias y pese a compartir a ratos forma y a ratos sentido crítico con obras anteriores, «Nightcrawler» es una película que ni depende ni hereda descaradamente de nadie. Escoge un original punto de partida y progresivamente va subiendo de nivel e incrementando el tono, que cada vez se torna más oscuro y enfermizo. Para ello se vale de un efectismo que resta credibilidad tanto a lo que ocurre como a la evolución del protagonista, y uno se pregunta si la película no podía llegar al mismo punto sin necesidad de forzar más de lo normal algunas situaciones.

Apuesto a que sí, pero soy de aquellos que no se molestan por lo forzado y poco creíble mientras este efectismo sirva a un fin coherente, y en este caso lo hace: el vertiginoso ritmo conseguido con un montaje rápido y fluido, una música perfectamente utilizada y un gran manejo del suspense, unido a la inestimable labor de Gyllenhaal consiguen tapar estas carencias –aunque no una cierta repetitividad que le achaco– y consiguen el resultado que supongo esperado: Una crítica brutal como trasfondo en un thriller enfermizo y perturbador, una experiencia de las que dejan huella, ya sea grande o pequeña.

vlcsnap-2015-02-12-02h16m04s254

  • Estreno: 2014 7.8
  • Género:
Un joven descubre el mundo del periodismo freelance en un ambiente nada seguro para esta profesión, el mundo criminal de la ciudad de Los Ángeles, en California. La vida del joven va a cambiar mucho debido a este descubrimiento, rozando incluso el Leer más

Álvaro Faure

Álvaro Faure

Estudio Ingeniería en el tiempo que mi obsesión por el cine, por la música y por la literatura me deja, o tal vez sea al contrario.

A finales del siglo XIX, una nueva forma de arte cobró vida. No existía nada similar... Se parecía a nuestros sueños.
Álvaro Faure

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.