Mula: El regreso de Clint Eastwood

Seis años después de Golpe de efecto (2012), Clint Eastwood regresa a la actuación con Mula (2018), una de las cinco mejores películas como director en la extensa filmografía del artista norteamericano, tras Million Dollar Baby (2004), Sin perdón (1992), Gran Torino (2008), Mystic River (2003) y Los puentes de Madison (1995). En esta ocasión, Clint Eastwood encarna a Earl Stone, un octogenario que está en absoluta bancarrota y se convierte en traficante de drogas para el poderoso cártel mexicano de Latón (Andy García), pasando a estar bajo el radar de los agentes de la DEA, Colin Bates (Bradley Cooper) y Trevino (Michael Peña).

Podría decirse que el personaje de Earl Stone engloba a muchas otras tipologías de individuos que interpretó en el pasado como Walt Kowalski y su mal genio en Gran Torino, Robert Kincaid y sus ganas de explorar el mundo en Los puentes de Madison, Luther Whitney y su nula relación con su hija en Poder absoluto, Steve Everett y la entrega que pone en su trabajo en Ejecución inminente, Frank Horrigan y los remordimientos del pasado en En la línea de fuego, o John McBurney y sus dotes de seducción en El seductor, son algunos de los míticos papeles que ha protagonizado Clint Eastwood en su trayectoria y que confluyen en el personaje de ‘Tata’ o la mula Earl Stone.

Para preparar esta esperada vuelta delante de las cámaras (y la más que probable despedida del mito en el séptimo arte), Clint Eastwood se ha rodeado por un gran elenco de actores protagonistas (Bradley Cooper, Laurence Fishburne, Andy García, Dianne Wiest, Michael Peña o Taissa Farmiga), el guionista Nick Schenk (autor de la sobresaliente Gran Torino), el compositor Arturo Sandoval (nueve premios Grammy), o el director de fotografía Yves Bélanger (creador de la atmósfera de Dallas Buyers Club).

Su destacada ausencia en la última ceremonia celebrada de los premios de la Academia (no tuvo ninguna nominación al Oscar), se debe al clima polarizado por lo «políticamente correcto» y a la exclusión del resto de películas que no tengan cabida o no se ajusten a ese planteamiento de absoluta corrección política que vive actualmente la industria del cine norteamericano y el resto de sociedades occidentales. Solo hay que echar un vistazo a la temática de los largometrajes nominados a Mejor Película para comprobar este hecho: Green Book (racial), Roma (México), Black Panther (etnias), Vice (político), Infiltrado en el KKKlan (racial) o Bohemian Rhapsody (homosexualidad).

En cuanto al mito de su leyenda, Clint Eastwood puede retirarse en paz, si así lo decide. Con cuatro Oscar y cuatro Globos de Oro en su haber, es uno de los mejores directores de todos los tiempos y uno de los actores más taquilleros que el séptimo arte ha dado. Desde que empezó su carrera en 1955 con La venganza de la criatura, Clint ha superado distintas barreras y cosechado diversos éxitos en toda clase de escenarios posibles. La crítica tardó más de veinte años en reconocerle como uno de los más grandes realizadores contemporáneos por su trayectoria previa como actor de largometrajes de acción. Aunque, al final, no pudieron mantener su acabado discurso ante el talento y la genialidad que imprime en cada una de sus producciones.

En definitiva, Mula representa la esencia y la naturaleza del cine clásico, un largometraje a medio camino entre los géneros del drama, la comedia o el thriller, incorporando un toque de crítica social a las generaciones actuales, además de poseer los temas característicos y recurrentes que se manifiestan en la trayectoria cinematográfica de Clint Eastwood como la redención, el perdón o la culpa de sus personajes.

Una nueva obra maestra de Clint, otra más.

Carlos Grossocordón

Carlos Grossocordón

Doctorando en Comunicación Audiovisual, Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Complutense de Madrid.
Carlos Grossocordón

Latest posts by Carlos Grossocordón (see all)

1 comentario

  1. CLINT, COMO SIEMPRFE GENIAL Y EL COMENTARISTA CARLOS

    GROSOOCORDON EXTRAORDINARIO

    Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.