Mommy: Cine arrollador

Hay cineastas sobrios, contenidos, que dirigen la orquesta con calma, el equilibrio formal es su sello. Todos ellos heredan del cine contemplativo europeo o de las leyes de la forma cinematográfica marcadas a inicios del siglo pasado. Hay espacio para fuertes impulsos dramáticos, pero nunca formales, sus películas son un lago plácido, se mecen suavemente al compás que marca el director.

Dolan_Dorval_Pilon1

Xavier Dolan no hereda, no tiene ascendencia, es huérfano, únicamente ha tenido padres adoptivos. Godard en otra vida lo acogió en su casa y de él aprendió la picardía, el atrevimiento y la voluntad de jugar con la forma. Quizá también se le quedó algo de esa prepotencia cinematográfica, ese «mira lo que hago» que hay en algunas de sus películas. Con Truffaut convivió un tiempo, seguro, de él aprendió a dar dimensión emocional a sus personajes, y sólo su tutela explica el final de «Mommy».

Debió de viajar algún tiempo a Asia, pues sólo si has compartido experiencias con Wong Kar-Wai has aprendido a ver a través de la música y a saber cómo hacer de ella un recurso, no un acompañamiento. Dolan hace que los momentos musicales se conviertan en algo absolutamente cinematográfico. No hay nadie actualmente que lo haga mejor que él… salvo su propio maestro,que por mucho le lleva aún la delantera.

Mommy es una joya asombrosa, su complejidad dramática la convierten en la película más emocional del joven cineasta y el uso que hace el director de lo que tiene a su disposición en su trabajo más completo, probablemente el más grande y ambicioso, aunque yo siempre me debata entre ella y su Laurence Anyways. No es que Dolan haya madurado, en realidad ni su forma de hacer cine lo ha hecho ni el tratamiento de sus historias. Ha crecido, tanto él como su talento, y con ello su cine se agranda.

Mommy-lmc-06

El niño de los mil padres sólo ha salido a él mismo. No es heredero de nadie, no tiene parientes de sangre, no se enmarca en ninguna clase de cine, en ninguna corriente cinematográfica. Huye de lo pulcro, vive del ramalazo dramático, de la corriente formal. Es un torrente, pura fuerza. Y el ser un desclasado huérfano, dueño de su propio cine, impulsivo y desmedido, inclasificable y torrencial no es malo…

También lo era a su manera Hitchcock en sus grandes películas, y Bergman, y Buñuel. Y también lo es a su modo, por ejemplo, David Lynch. Y quiera el cine que sigan prosperando cineastas así y que por cada uno que esculpa una obra redonda haya otro que componga una bella, salvaje e imperfecta. Y que vivan en armonía.

En definitiva, el cine necesita películas como Mommy y cineastas como Xavier Dolan.

  • Estreno: 2014 8.3
  • Género:
En una Canadá ficticia, una nueva ley permite que los padres angustiados abandonen a sus hijos con problemas en el hospital. Diane "Die" Despres, una viuda decidida, intenta educar a Steve, su carismático hijo que padece ADHD. Mientras que ambos tr Leer más
Álvaro Faure

Álvaro Faure

Estudio Ingeniería en el tiempo que mi obsesión por el cine, por la música y por la literatura me deja, o tal vez sea al contrario.

A finales del siglo XIX, una nueva forma de arte cobró vida. No existía nada similar... Se parecía a nuestros sueños.
Álvaro Faure

Trackbacks/Pingbacks

  1. Un año a escena | Tviso - […] Mommy: Cine arrollador dic 30, 2014 […]

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.