Miss Scarlet and The Duke: la gran primera detective privada victoriana

La ingente producción de series británicas de corta duración hace que sea imposible ver toda esa enorme cantidad, por lo que tengo que elegir en función de diversos parámetros y mis intereses particulares. El resultado es que a veces se me traspapelan pequeñas maravillas como ‘Miss Scarlet and the Duke’ estrenada en la minúscula cadena británica Alibi y que he descubierto recientemente gracias a su estreno en los EEUU en la televisión publica PBS.

Lo primero que me llamó la atención fue el hecho de ser la primera serie de un canal que no fuera la BBC ni la  ITV en ser adquirida por la PBS  para su contenedor Masterpiece Theatre, reservado a la emisión de las mejores series británicas en los EEUU y lo cierto es que cuando empecé a verla, pude entender las razones por las que ha roto esa barrera y sobre todo preguntarme porqué no la había visto antes.

Hechos los deberes atrasados me ha faltado tiempo para analizarla en este rincón privado de los martes, esperando que alguna cadena como por ejemplo Cosmopolitan decida comprarla, porque es una historia que encaja perfectamente con su imagen feminista tan definida de marca.

Ficha: Miss Scarlet and the Duke 6 ep+ 50 min . Mar 2020-  Cadena: Alibi ( UK) / Inédita en España

La trama :

Eliza Scarlet es una joven inquieta y perspicaz que vive en el Londres victoriano de 1882, junto a su padre, un policía retirado que ejerce como detective privado desde una pequeña agencia en el centro de Londres.

La muerte repentina de su padre deja a Eliza en una muy precaria situación económica al no heredar más que deudas, por lo que decide hacerse emprendedora, como decimos ahora, para seguir con la agencia de detectives de su padre.

El problema es que no hay ninguna mujer detective en esa época y nadie se la toma en serio por lo que debe recurrir a todo tipo de trucos y artimañas para conseguir encargos para poder pagar sus deudas, como una especie de ‘Remington Steele’ victoriana.

Su principal apoyo es un gran amigo de su padre, el detective inspector de Scotland Yard, William Wellington, al que todos conocen como ‘The Duke’, que a pesar de un mujeriego borrachín, se apiada en parte de la hija de su amigo a la que conoce desde pequeña y le suele echar una mano.

Su primer encuentro desde la muerte de su padre es toda una declaración de intenciones del tono de drama ligero con misterio que va a desarrollar ‘Miss Scarlet and the Duke’.

‘Miss Scarlet and the Duke’ es un procedimental híbrido que desarrolla cada semana un misterio relacionado con algún asesinato en el que acaba entrometida Eliza Scarlet ante las grandes reticencias de ‘The Duke’ , un machista misógino que piensa que el lugar de las mujeres es el hogar, pero que no deja de admirar las grandes dotes de observación que tiene Eliza en las escenas del crimen o viendo cadáveres. El  inspector  siempre refunfuña pero escucha atentamente todas las observaciones de Miss Scarlet, en unos misterios bastante complejos y ‘sherlockianos’.

Al lado del misterio semanal, tenemos la trama de continuidad con la vida personal de Eliza intentando mejorar su precaria posición económica, sin buscar el camino sencillo de casarse porque pretendientes no le faltan, al que se une algún misterio personal de su padre fallecido.

No es nada sencillo ser una mujer independiente y determinada en la sociedad clasista y machista del Londres victoriano, pero ese es el gran atractivo que su autora Rachael New (Grantchester) ha conseguido plasmar de forma excelente en su primera creación en solitario.

No rehúye  tratar temas como la homosexualidad o las sufragistas en un entorno mucho menos receptivo que el actual, pero vistos con una perspectiva moderna y reivindicativa, empezando por el propio personaje central de Eliza Scarlet, que debe superar más barreras como mujer que una corredora de 3000 mts obstáculos, aunque el espíritu de su padre fallecido le sirve de vez en cuando como confesor y mentor

El rodaje se ha efectuado en Dublin y tiene una producción muy cuidada en todos los aspectos como podéis comprobar en la propia cabecera de la serie.

Su estreno en los EEUU ha causado auténtica sensación entre los amantes de las series de época, alabando especialmente la interpretación de Kate Phillips, una especialista en dramas históricos como ‘Wolf Hall’, ‘Peaky Blinders’ o ‘Juego de Caballeros’ que está deslumbrante como una frágil damisela muy femenina en su exterior pero con una enorme determinación y fuerza interior.

Su relación de amor/odio con ‘The Duke’ funciona a las mil maravillas gracias al excelente complemento que hace un buen actor como Stuart Martin ( Jamestown, Los Medici) que consigue que en todos sus encuentros con Miss Scarlet, salten chispas en todas direcciones tanto de piques como de respeto, en el marco de la estricta sociedad victoriana.

A veces la vida televisiva trae problemas como ha sido el caso de ‘Miss Scarlet and the Duke’ que si la hubiera visto el año pasado habría entrado en mi Top 10 británico de 2020, por lo que con la segunda temporada ya confirmada, solo espero que llegué pronto a nuestras pantallas, para disfrutar de un gran divertimento de época como el que muestra su promoción en la PBS.

Si te gustan los procedimentales ligeros de época con cierta continuidad y una gran producción, nada mejor que dejarte caer en los brazos de esa pareja que forman ‘Miss Scarlet and the Duke’ .

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.