Miles Ahead: Don Cheadle coge la trompeta de Miles Davis

Miles Ahead supone el debut tras las cámaras del célebre actor Don Cheadle, en un proyecto muy personal alrededor del cual ha estado trabajando cerca de diez años, con la participación incluso de la familia Davis. El interés y entusiasmo que ha puesto Don Cheadle en esta ambiciosa propuesta de biopic del legendario Miles Davis queda plasmado en el film, especialmente en su extraordinaria interpretación y recreación del legendario músico de jazz. Falta mucho para que empiece la carrera por los Oscars, pero creo que es posible afirmar ya a estas alturas su más que probable nominación a mejor actor.

miles-ahead-2015-don-cheadle-as-miles-davis-pelicula-film-poster

“Si quieres contar una historia, hazlo con la actitud correcta.”

Don Cheadle narra una historia de ficción sobre Miles Davis, ambientada en una etapa decadente de su vida, hallándose atrapado en una gran crisis. La película es ante todo fiel a la esencia de la vida y música de Miles, reinando la improvisación y el estilo libre. Y lo es tanto en la historia como en la técnica y montaje del film, con una narrativa no lineal, y una estructura que imita el estilo siempre cambiante del músico vanguardista y experimental que fue Miles Davis. Emplea saltos temporales para indagar un poco en la vida verdadera de Miles Davis en el pasado, pero sin llegar a pretender ser en ningún momento un biopic al uso.

Su compañero de armas durante las alocadas aventuras del film es un reportero que quiere realizar un reportaje sobre él y su vuelta al mundo de la música tras una larga ausencia de 5 años; personaje interpretado por Ewan McGregor.

David: -¿Aprendiste a tocar el piano también?

Miles: -No, me levanté negro y sabía tocar.

null

El film no es más que una excusa para realizar un espléndido tributo a uno de los mejores músicos de la historia, recayendo su magia en el amor y dedicación que ha dedicado Don Cheadle a aprenderse los gestos de Miles Davis, poner la voz rasgada, hasta imitar el tocar de trompeta. Uno no puede más que quitarse el sombrero ante el evidente esfuerzo y cariño que le ha dedicado a la recreación e interpretación de uno de sus ídolos. Un papel salvaje, anárquico, al que ha rodeado del humo del tabaco, alcohol, las drogas, los problemas alrededor de la industria discográfica, las marcas de por vida de un el amor fracasado, etc.

La película emplea los mismos contrastes que ofrece el jazz entre las melodías suaves y los tonos salvajes. Cabe destacar además la  cuidada fotografía que crea una atmósfera especial, así como el magnífico despliegue de vestuario.

null

Y como no podía ser de otra manera, durante todo el film hay como constante telón de fondo temas clásicos de jazz, entre los cuales destacan “So What”, “Duran”, “Teo” o “Solea”. Pero también cabe destacar el magnífico trabajo de Robert Glasper componiendo parte de la magnífica banda sonora -que bien merece también una posible nominación al Oscar-, así como de Herbie Hancock y el resto de músicos que han participado. Don Cheadle ha sabido rodearse de los mejores músicos actuales de jazz para un proyecto que lo merecía. Y el resultado es altamente satisfactorio.

La muestra de amor infinita de Don Cheadle queda plasmada finalmente en los créditos, en los que aparece la fecha de nacimiento de Miles Davis, y no llega a completarse el espacio tras el guión.

Miles Davis is forever.

Miles-ahead-don-cheadle-ewan-mcgregor-miles-davis-2015-

Aquí el trailer:

Rubén Seca

Rubén Seca

Graduado en Derecho en la Universidad de Barcelona. Master de Abogacía. Estudiante de Dirección de Cine en el ECIB.

“El cine es una enfermedad; cuando infecta tu riego sanguíneo, toma el liderazgo como la hormona más potente.”
-Frank Capra
Rubén Seca

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.