El Mérito de Colin Trevorrow

Después de haberme enterado de que Jurassic World había batido récords de taquilla que hasta ahora coronaban el currículo de una famosísima película de la Marvel, y tras haber pensado que, de aquí a unos meses, este título será comprensiblemente ocupado por el séptimo episodio de la saga Star Wars, considero que es un buen momento para reflexionar sobre lo que Colin Trevorrow ha hecho con el legado del Rey Midas de Hollywood. Así, además de darle un respiro, alabamos – aunque sólo sea un poco – su más que respetable trabajo.

Todos sabemos que de las tres predecesoras a este intento por reavivar la llama paleontológica que yace latente en millones de corazones por todo el mundo, sólo una de ellas se salvaba de la hoguera frecuentada por los despiadados críticos cinematográficos. Y es que hay que reconocer que por muy espectacular que fuese la secuencia de la caravana de El Mundo Perdido, y por muy novedosa que resultase la escena de la pajarera de Jurassic Park III, las secuelas a la gloriosa Jurassic Park eran catastróficas.

Muchos de vosotros – incluido yo mismo hace unos meses – os tiraréis de los pelos mientras ponéis un más que justificado grito en el cielo al leer afirmaciones como esta pero, aunque yo en su momento también fui un crío al que le apasionaban estas tres (y repito: tres) películas de dinosaurios, hoy en día sólo puedo decir que la mediocridad en la que se sumió la saga fue casi insultante. Tan insultante que, cuando me enteré de que un tal Trevorrow se iba a encargar del reboot de la saga y de que se iba a introducir un nuevo dinosaurio llamado Indominous Rex, el que puso el grito en el cielo fui yo.

Jurassic World Chris Pratt Collider

¿Volver a empezar la saga? ¿Intentar contentar a unos fans que terminaron casi igual de decepcionados que aquellos que vieron los últimos episodios de Star Wars con unos ojos menos inocentes que los que yo tenía allá por los noventa? ¿Introducir un carnívoro más a una saga que precisamente ha demostrado que eso de prescindir del fantástico T-Rex no suele salir como se espera? Pues bien, como muy bien nos enseña el  fantástico personaje de Chris Pratt en la nueva película, es normal que nos hagamos preguntas como esa. Es normal que el sable láser con aspecto de crucifijo nos deje anestesiados. Sería raro que no nos surgiesen dudas al perfilar el juicio de valor que eventualmente haremos sobre Jurassic World. Hollywood está jugando con los sentimientos cinematográficos de generaciones y generaciones de enamorados de la saga y, por lo tanto, lo esperable es que un amplio sector del público muestre su más que aceptable – y subjetivo – rechazo hacia la cinta protagonizada por Pratt y Dallas Howard.

Sin embargo, yo no pertenezco a esa mayoría. Yo, después de inquietarme muchísimo durante los primeros treinta minutos de una historia que parecía que no iba a ningún sitio, sucumbí ante la espeluznante y frenética montaña rusa de este “Mundo Jurásico”. De niño siempre había soñado con ver el parque de dinosaurios a pleno rendimiento, y Trevorrow me lo ha dado. Me ha dado eso y mucho más: ha reforzado la pasión que siento hacia el clásico de Spielberg con esa obscena – pero agradecidísima – cantidad de homenajes a la original, ha hecho que redescubra el género de acción como Miller hizo con Fury Road, y ha sido capaz de mantenerme clavado en la butaca hasta que la última línea de los créditos finales desapareció de la pantalla.

Porque sí, a pesar de todos sus defectos y de todas las críticas que esta nueva entrega de la saga ha generado, creo que hay que dar las gracias a Trevorrow por, no sólo haber recuperado la fiebre jurásica que despertó hace casi veinte años y que arrastró a millones de críos a decir – con una sorprendente convicción – que de mayores querían ser paleontólogos, sino por haber hecho un fantástico filme de acción que, de no haber sido una secuela a Jurassic Park, habría recibido una reacción totalmente distinta por parte del público, y por haber conseguido lo que muy pocos directores consiguen hoy en día: que la gente vaya al cine.

Jurassic World ha reavivado muchas cosas, y una de ellas han sido las ganas que tiene el público de disfrutar de una película en la gran pantalla. Y eso, digan lo que digan los detractores de esta – repito – gran película de acción, es algo extremadamente admirable.

Va a ser un buen verano para el Séptimo Arte.

  • Estreno: 2015 7.4
  • Género:
Veintidós años después de lo ocurrido en Jurassic Park, la isla Nublar ha sido transformada en un parque temático, Jurassic Wold, con versiones «domesticadas» de algunos de los dinosaurios más conocidos. Cuando todo parece ir a la perfección Leer más
Nicolas G. Senac

Nicolas G. Senac

Licenciado en medicina. Cinéfilo. Seriéfilo. Blogger. Defensor de la célebre frase de Walt Disney: "We are not trying to entertain the critics. I'll take my chances with the public"
Nicolas G. Senac

6 Comentarios

  1. ¡Muy, muy de acuerdo!

    Post a Reply
    • Estoy de acuerdo contigo, es cierto que la película en sí no es una gran obra maestra, pero es una película muy entretenida y sobretodo un gran homenaje que consiguió emocionarme.

      Cuando salga la nueva de Star Wars tocará volver a ir como un niño al cine.

      Post a Reply
  2. Lo mismo digo. Bien expresado.

    Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.