Mechanic Resurrection: Los tres entierros de Melquiades Statham

Hay en Mechanic: Resurrection tres puñaladas traperas que duelen tanto como cada uno de los tres homicidios que debe cometer el asesino a sueldo Arthur Bishop (Jason Statham) para rescatar a esa nueva novia sacada de la manga (Jessica Alba) por la que es capaz de jugarse el pellejo -y el poco pelo que le queda- a los pocos días de conocerla. Y no, no me refiero al hecho de enamorarse de ella en apenas un par de días, acompañarla a la boda de unos completos desconocidos y beneficiársela dentro de una cabaña apartada en una idílica playa desierta: Al fin y al cabo ése es el mismo argumento de Lejos del Mar, la última película de Imanol Uribe con Eduard Fernández y Elena Anaya, y si le perdonamos semejantes socabones de guión al director de Días Contados no vamos a ser menos indulgentes con el autor de la subversiva La Ola, un Dennis Gansel venido a menos y convertido -como el protagonista de la cinta- en mero ejecutor de un trabajito de encargo.

sat-thu-tho-may-la-james-bond-ban
El primer error al acercarte a Mechanic: Resurrection es creer que los años no pasan en balde para este carismático clon de cartón piedra de Bruce Willis, que sus piruetas, patadas y acrobacias se mantendrán siempre intactas o que las peleas no rebajarán su intensidad en pos de las cada vez más confusas e insistentes escenas de tiroteo. Porque eso es precisamente lo que ocurre, la acción más física y las artes marciales brillan por su ausencia, y salvo que esto sólo haya supuesto una pausa para retomar oxígeno y volver con más fuerza en otros vehículos más aptos para lucirse puede que Jason Statham haya entrado en un bucle decreciente de agresividad similar al que lleva arrastrando Jean Claude Van Damme desde que sus películas empezaron a estrenarse directamente en los videoclubes. No es que esta situación sea nueva, y si no que se lo digan a los viejos adeptos de Charles Bronson que a finales de los 70 vieron cómo sus westerns a pecho descubierto fueron reemplazados por acartonados thrillers policíacos en traje y corbata surgidos a rebufo de la franquicia Death Wish (197494).

D4D_2041.NEF

Aquí ni siquiera hay sitio, y esto ya me ha escocido más, para una rácana secuencia de lucha de una desaprovechadísima Michelle Yeoh que literalmente no hace nada, se limita a ponerle ojitos al alopécico chulazo británico, servir chupitos de licor en un chiringuito de playa y poner todo el rato cara de preocupada.

306318.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Otro de los cebos de la engañosa maquinaria promocional de Mechanic: Resurrection es pensar, basándote en las pintas que gasta en el trailer, que Tommy Lee Jones recupera su lado más histriónico y descontrolado -el de aquellos villanos pasados de rosca que le regaló al cine de acción de los 90 en bobadas entrañables como Alerta Máxima y Volar por los aires– y tienes que conformarte con apenas 10 minutos de diálogos que probablemente memorizó en el avión que le llevó al set de rodaje. La sospecha de que un sustancioso sueldo es el único motivo para pasearse delante de la cámara y que ni siquiera sabe lo que está rodando se te pasa por la cabeza en más de una ocasión.

Pero me vais a pagar, ¿no?

_D3S9662.NEF

Que Jessica Alba haya asegurado en múltiples entrevistas que lo que más le gustaba del guión era la posibilidad ‘de patear culos y descargar adrenalina’ ni siquiera lo considero una mentira o una falta de respeto al espectador. Hoy en día se ha convertido en costumbre hacernos creer que en este tipo de películas la figura femenina será algo más que un simple ornamento argumental, un complemento del héroe que al final termina metiéndose en problemas, para al final darnos gato por liebre y mostrarnos a la sempiterna mujer en apuros: «Gina es una chica muy fuerte, estuvo en el ejército, así que sabe luchar, sabe defenderse. No es una chica que sólo necesita ser salvada. Quería que las escenas en las que ves a Gina defenderse, en acción, fueran brutales, reales, intensas, sucias» (Jessica Alba)

¡Aquí, pateando culos!

jessalba1

De hecho lo más delirante de Gina, el rol de Alba en este embolado testosterónico, es lo mucho que cuesta creérsela como una improbable cooperativista internacional que dirige una escuela para niños en un poblado de Camboya y es forzada a ganarse la confianza de Bishop para garantizar la supervivencia de sus pequeños. Ni al propio Shyamalan se le hubiese ocurrido un modus operandi más disparatado para un villano en cualquiera de sus inverosímiles giros de guión.

¡Aquí, pensando en un plan!

jessica-alba-516f8ba5-efe1-45b2-b808-f0053f2f2a59

Al menos nos queda el consuelo de recrear la vista con las espectaculares localizaciones tailandesas de la Bahía de Pan Nga, y un par de tomas aéreas de la Ópera de Sidney o las montañas de Pan de Azúcar en Río de Janeiro.

Mechanic_Resurrection_podcast

Lo próximo que nos llegará de Statham será una superproducción de Warner Bros en la que Jon Turteltaub (El Aprendiz de Brujo, La Búsqueda) le obligará a luchar contra un tiburón prehistórico de 23 metros. Puede que esta descafeinada secuela de la olvidada The Mechanic (Simon West, 2011) no sea tan mala comparándola con lo que está por venir.

¡See you soon, guys!

408082_1920

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

Latest posts by Antonio López (see all)

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.