Lost in Space: Una reactualización que nunca acaba de despegar.

Unos de mis pasatiempos preferidos es comprobar las listas de las mejores series que no te puedes perder. que diferentes oráculos seriéfilos publican de forma casi continua y compararlas con su repercusión real tras su emisión, para encontrarnos con casos como ‘Lost in Space’ una fija en esas listas de imprescindibles a priori, que desapareció por completo de la conversación seriéfila a la semana de su estreno.

El ‘reboot’ de una serie clásica de la década de los sesenta no consiguió contentar a los nostálgicos del original, por el cambio de tono de la misma pasando de una comedía familiar a un drama ‘intensito’, similar al que intentaron en  una película de gran presupuesto de finales del S XX,  basada en la serie original que fue un fracaso absoluto.

Pero el problema es que tampoco ha conseguido convencer a las nuevas generaciones amantes de la ciencia-ficción, con una historia demasiado inconexa que intenta tocar demasiadas teclas para acabar desafinando en todas ellas como os vamos a explicar a continuación.

Ficha: Lost in Space 10+ ep 60 min . Abr 2018- . Idioma: Ingles subs español/ español. Cadena: Netflix ( E)

La trama :

La familia Robinson formada por un matrimonio y sus tres hijos han sido elegidos en una misión especial para colonizar nuevos mundos en la vigesimocuarta misión de la nave Resolute que busca planetas habitables en el sistema Alfa Centauri para asegurar la supervivencia de la raza humana ante un cercano apocalipsis que se cierne sobre la tierra.

En ruta a su destino, son atacados por un ente desconocido que les obliga a evacuar la nave en pequeñas capsulas auxiliares que acaban aterrizando de emergencia en un planeta cercano  habitable pero que está lleno de peligros desconocidos.

Pronto van a descubrir que el ente que les atacó era un ser robotizado alienigena que también ha acabado en ese planeta y tras diversas vicisitudes acaba convirtiéndose en un compañero inseparable de Will, el hijo pequeño de la familia, para ayudarles a sobrevivir en un lugar tan inhóspito a primera vista, como muestra el trailer original de la serie.

‘Lost in Space’ solo utiliza cuatro rasgos básicos de la serie original, como es el núcleo familiar inalterado, el robot amigo del benjamín y el villano de turno , el Dr Smith, que en esta ocasión ha cambiado de género para convertirse en una malvada doctora.

Todo el resto no tiene absolutamente nada que ver, lo que me parecería estupendo si hubieran mejorado o aportado algo al original, en cambio han optado por la estrategia habitual en muchas primeras temporadas de las series de Netflix, que es acabar haciendo un piloto extralargo de diez horas, con más tramas de relleno que en un colchón de plumas.

En ningún momento consiguen definir un tono con todos los personajes mal diseñados y dando importantes bandazos narrativos que desconciertan por completo al espectador, como en el caso del pobre robot, que a veces se comporta de forma aleatoria como E.T y en  otras como Terminator.

 

Siempre he tenido la opinión que los adolescentes nunca encajan bien en las serie de ciencia-ficción y en ‘Lost in Space’ tenemos nada menos que tres, lo que triplica el problema, en parte por sus angustias juveniles y en parte por sus propias personalidades que pasan de la ingenuidad bobalicona al repelentismo del sabelotodo en cuestión de segundos.

El esquema de la 1T de ‘Lost in Space’ ha sido tan repetitivo y sencillo como poner continuamente a alguno de los miembros o a la familia en completo en un grave peligro, para pasarse un buen rato, viendo como escapan o son liberados del mismo, para volver a empezar en el episodio siguiente.

Esos ratos en que se encuentran en grave peligro, son los que utilizan sus dos creadores Matt Sazama y Burk Sharpless, dos guionistas cinematográficos en su debut televisivo, para incluir ampulosos diálogos entre las personas atrapadas donde se dicen las verdades a la cara como si fuera la última vez en que van a poder hablar ante su inminente muerte.

El problema es que ese recurso se debe utilizar con cierta mesura y no como la herramienta exclusiva para hacer avanzar la historia y conocer a los personajes entre las cataratas de efectos especiales de entrada y salida del peligro de turno.

La nimiedad de la propuesta se va haciendo cada vez más patente a medida que avanzamos en la historia y se recrean en ese bucle peligro-salir del peligro para ir rellenando interminables horas con un tono demasiado solemne y dramático que costaba mucho tomárselo en serio, empezando por la propia cabecera como si nos prometieran una gran epopeya espacial, en lugar de un culebrón familiar sideral.


El reparto hacía lo que podía, en especial la pobre Molly Parker (Deadwood, izq) la madre coraje de la familia que era la mejor de largo de ‘Lost in Space’ sobre todo al lado de Toby Stephens ( der) , su marido en la ficción, que todavía se creía que estaba luchando con los piratas de ‘Black Sails’ en lugar de estar en el espacio.

Los tres actores juveniles decidieron enzarzarse en una pugna por ver cual era más repelente, pero todo ello palidecía ante la pésima elección de una buena actriz como Parker Posey como la villana residente de turno, totalmente desubicada en un personaje que despertaba casi más compasión y condescendencia por lo desgraciada que era, en lugar de tenerle miedo o terror como debe suceder con cualquier villano que se precie.

En su haber tengo que reconocer que la producción es bastante lujosa con multitud de efectos especiales que lucen bastante en las escenas de acción que de vez en cuando se sacan de la manga para sacarnos del sopor  que predomina durante gran parte de la serie. Un ejemplo de esa calidad de producción, lo tenéis en el siguiente vídeo

Me ha costado bastante acabar la 1T, donde como suele ser habitual en este tipo de series, acaban con un enorme cliffhanger en la última escena que sus seguidores podrán continuar en la 2T, en la que dudo mucho que vuelva a ver a la familia Robinson, tras todo lo que he visto.

Si os gustan las series de ciencia-ficción ambientadas en el espacio, le podéis dar una oportunidad a ver si os convence más que en mi caso, pero si tenéis cierta alergia a los adolescentes en órbita, prefiero preveniros con antelación

Para cualquier comentario no dudéis en contactarme aquí o a través de mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Lorenzo Mejino
Follow me

Lorenzo Mejino

Autor del blog "Series para gourmets" del Diario Vasco, donde descubrimos series de todos los rincones del planeta, por recónditos que sean. Ingeniero de Caminos. Locutor olímpico.
Lorenzo Mejino
Follow me

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.