Los Odiosos Ocho: Si Tarantino es una religión, yo me declaro ateo

¿Qué rumbo debe tomar un cineasta cuando su obra se queda huérfana del guionista que convirtió sus dos primeras películas en iconos de la cultura contemporánea? Tras finiquitar su relación profesional con el guionista Roger Avary, y con la salvedad de la estimulante Jackie Brown (1997) -de cuya novela original Rum Punch, de Elmore Leonard, extrajo prácticamente todos los diálogos, palabra por palabra-, Quentin Tarantino ha suplido de manera efectista sus carencias como escritor echando mano de un fluido olfato para la puesta en escena y un carro de tics narrativos por los que sus adeptos babean y pierden el culo. El peor de ellos basar la totalidad de sus metrajes en una imitación continua de referencias estilísticas y visuales al pulso narrativo de otros genios -a genios de verdad, me refiero- apretujados en dos horas y media de sucedáneos afines a cada género, desde la resurrección de la musa de la blacksploitation Pam Grier, a los spaghettis de Sergio Leone y Sergio Corbucci, la traslación de la fórmula del cine bélico transalpino de Enzo Castellari y Antonio Margheritti en Malditos Bastardos (2009) o el plagio indisimulado en Kill Bill (2003) a Lady SnowBlood (Toshiya Fujita, 1973) de la que llegó incluso a reproducir fragmentos de la banda sonora original.

Actualmente uno de ellos es un genio relegado a la escritura de proyectos mediocres que nadie recordará dentro de 30 años…

Actualmente uno de ellos es un realizador mediocre y al que nadie recordará dentro de 30 años, pero que la prensa especializada y los Hermanos Weinstein han elevado a la categoría de genio…

avary2

Pero el más aventajado imitador de Sergio Leone y Sam Peckinpah ha evolucionado como corresponde a todo buen contador de historias, y ese salto cualitativo se traduce a nivel creativo al estirar su espíritu de saqueador cinéfilo sobre el legado de una raza de personajes indómitos y vengativos extraídos directamente de los westerns de Don Siegel. No obstante hay que dirimir un palpable matiz al distinguir entre el uso de la violencia como complemento ornamental a una base dramática previamente construida como la del realizador de La Ciudad sin Ley (1969) y El último Pistolero (1976) y convertir la hemoglobina en un vulgar reclamo de feria para llamar la atención de modernos adoradores de este ídolo de barro.

“La mayoría de mis películas son muy violentas, sí, pero lo que yo quiero es que la violencia sea esencial en la narración de la historia. No me gusta la violencia por la violencia: eso no lo llevo nada bien. Muchas películas se recrean en ella con cualquier excusa. Me parece de muy mal gusto y muy pobre como efecto dramático. Al final aburre, no significa nada.”

(Don Siegel)

the-hateful-eight-a-comedy-slasher-western-with-buckets-of-blood-brains-and-laughs-772453

El festín profanador no acaba ahí, y el adorable freak Quentin toma prestado no solo el comienzo y parte del planteamiento argumental del remake de La Cosa (1980) sino su misma atmósfera claustrofóbica dentro una cabaña perdida en mitad de la nieve, y dicho sea de paso una reproducción de la conocida secuencia de Kurt Russell desenmascarando uno a uno al ejecutor en la sombra de una inminente sangría. De estar hoy entre nosotros, este tramo en particular de The Hateful Eight habría logrado que Agatha Christie se orinara de la risa.

Kurt-Russell-and-Jennifer-Jason-Leigh-331453

¿Es que Michael Madsen interpreta siempre el mismo papel de matón gordo y borracho? ¿Por qué en todas las películas en las en que colabora con él aparece al menos en un plano contrapicado? ¿Es capaz Channing Tatum de ir más allá del registro interpretativo de un mono amaestrado? ¿Es desaconsejable trabajar delante de una cámara cuando vas puesto de Red Bull hasta las cejas como la sonriente, saltarina e hiperactiva Zoe Bell?

¡No disparen! ¡He venido a devolverle la capa a Ramón García!

10-hateful-eight-sam-jackson-snow-w529-h352-2x

The Hateful Eight es como todo la filmografía de Tarantino posterior a Pulp Fiction -o incluso Jackie Brown, siendo generosos-, un monstruo de Frankenstein sin alma ni un catálogo de ideas propio. Un refrito reciclado de la vastísima cultura cinéfila del director de Knoxville pero que no aporta nada nuevo a la memoria de quienes pisaron su primera sala de cine mucho antes de que este tipo se convirtiera en objeto de culto, casi en un icono pop.

Antonio López

Antonio López

"Pregúntame por las películas que quieras salvo las que no conozco, de esas no he visto casi ninguna."
Antonio López

5 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo Ayer fuí a ver este Tarantino y aguanté 1hora 30 mins. Es todo caricatura.Reservoir Dogs y Pulp Fiction a años luz. Weinstein´s product!

    Post a Reply
  2. Hay estrenos en los que a la entrada tendría que indicar “Dicha película no está hecha para gafapastas, pero ei, allá tú”. Es decir, que es lo que quieres dar a entender con tu crítica?Si uno se lo propone todas las películas de este planeta, incluidas las consideradas “obras maestras” son perfectamente críticables, y no en el mejor de los sentidos.”¿Es que Michael Madsen interpreta siempre el mismo papel de matón gordo y borracho?” es lo mismo que decir ¿Porqué Danny Trejo siempre sale de matón en las películas?Sencillamente, porqué les queda de puta madre. Ahora, Michael Madsen lo considero actor, al otro no, aunque me cae genial.Por mi como si Madsen hace de gordo borracho en tres o cuatro pelis más, pues me encanta, al igual que me encanta volver a ver a De Niro de mafioso, al igual que Pacino, por mucho que vuelvan a repetirse en el papel que han interpretado una y otra vez a lo largo de su extensa carrera. Madsen lo hace genial, al igual que todo el elenco que conforma la película. Que la película puede aborrecer? Lo entiendo perfectamente, pero el estilo de Tarantino es este. Y respecto a lo de refrito solo puedo alegar que quien ha visto las pelis de Tarantino sabe ( o al menos eso creo) que “Pulp Fiction” tiene cosas de “Reservoir Dogs”, que “Jackie Brown” contiene cosas de las dos, que “Malditos bastardos” tiene cosas de “Kill Bill”, que “Death Proof” tiene una escena calcada a “Reservoir Dogs”, aunque, en mi opinión inferior a su antecesora, y un poco cansina…Es decir que todas tienen cosas de todas. Yo eso no lo veo refrito, sino seña de identidad. Es más, por esa regla de tres, si cojemos las pelis del director japonés Takeshi Kitano podríamos decir que todas son iguales: mutismo, yakuzas, muerte, mutismo, yakuzas, muerte…Lo dicho, es criticar por criticar.
    Lo que quiero dejar claro ante todo es que respeto tu crítica, o punto de vista faltaría más, pero no me dice nada, como crítica, o punto de vista.
    Por cierto…Tarantino icono pop?Ese hombre es lo mas anti-pop que he visto en mi vida, y no solo va por sus bandas sonoras, que, por cierto, todavía no he escuchado ninguna canción pop en las mismas. Tendré que volver a revisarlas 😉
    Saludos

    Post a Reply
    • Desde que la película empieza el guión es cojonudo; el ritmo, a pesar de su larga duración, más que llevadero; y las interpretaciones muy divertidas, con sus respectivas sorpresas, que es lo que más me gusta de la peli, y del estilo de cine de Tarantino. Esta crítica parece sacada del típico frustrado, bien como crítico o como escritor, que dedica la mayoría del tiempo a sacar a la palestra su pedantería y yomismismo, culpando a la sociedad de sus injustas derrotas, para demostrar a la gente su falta de originalidad envuelta, varias veces, en lo que el entiende por “originalidad”. Es decir, que te recomiendo que sigas viendo cine independiente polaco, o ya en un nivel, más que superior, las series de Disney Channel. Yo me quedo con el buen cine, sin más, pues lo bueno, aún tirándolo por tierra ( como es tú caso por lo que he leído) seguirá siendo bueno. Y está película es una buena muestra de ello.
      Slitzweitz!

      Post a Reply
      • Es una crítica, y las críticas son opiniones buenas o malas, eso no importa, lo que importa es que sean sinceras. Creo que todo el mundo entendemos la utilidad de una crítica y que no la lees a no ser que quieras una opinion. Si la lees y te enfadas yo creo que todo lo que dices se te podría aplicar a ti mismo ya que andabas buscandolo.

        Lo que quiero decir es que quien suscribe el artículo se dedica a hacer críticas, y van dirigidas a la gente que le interesan esta clase de cosas.

        A mí la película me gustó, aunque no sé muy bien el porqué. Ya que estoy de acuerdo en que Tarantino se ha convertido en un menu de manerismos con poco contenido.

        Un saludo.

        Post a Reply
        • Gracias, Toledo. La divergencia de opiniones siempre es bien recibida, y más cuando se formula con educación y buenas formas como es tu caso 😉

          Post a Reply

Escribir respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.